viernes, 11 de junio de 2010

Palabra profética para la iglesia cristiana y el pastorado de Puerto Rico dada el 10 de junio de 2010 al Apóstol/Profeta José A. Quintero:


Apocalipsis 2:4:

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

A los santos de la iglesia cristiana de Puerto Rico y a sus apóstoles, pastores y líderes:

Deseamos que las bendiciones del Padre celestial sobreabunden en sus vidas.

Primero que nada, soy boricua aunque hubiera nacido en la luna, y hoy día radico en Santo Domingo Este, Republica Dominicana, donde mi esposa y yo pastoreamos la Iglesia Casa de Restauración y Adoración (CReAd) en el sector de La Corporánea en El Almirante. Nací en Arecibo, mi familia es de Camuy y me crié entre ese pueblo y Moca. Nací de nuevo en una iglesia en Isabela en el 1992, un 19 de abril a mas o menos las 3:45 P.M. después de vivir una vida destruida por el pecado en la cual me levantaba en las mañanas a darme el palo, como decimos en la isla, por que ya estaba alcoholizado. Amo a mi país de una manera increíble, y donde quiera que haya ido a nivel mundial, aunque radique en otra tierra que no es Estados Unidos, digo que soy boricua, y como Roy Brown dice en su canción, boricua aunque hubiera nacido en la luna.

Llevo 2 días contendiendo, ya para 3, con Dios en torno a escribir esto, por que primero que nada no soy profeta de catástrofes ni nada de esto y si bien Dios si puede dar palabra de advertencia en torno a algo que viene, esta tiene que tener los 3 elementos explicados por el Apóstol Pablo en 1ª Corintios 14:3, que son edificación, consolación y exhortación. También, dentro de mis estudios teológicos he comprendido y entendido que ningún profeta del Antiguo Testamento trajo palabra de juicio solamente, y si bien se reprendió al pueblo de Israel por su pecado y falta, siempre se le daba consuelo diciéndole al final que Dios les levantaría con poder y gloria del suelo. Este patrón se repite en todas las cartas proféticas del Antiguo Testamento, una por una. Inclusive, el nombre de nuestra iglesia deja ver que tipo de ministros somos, unos que vivimos Isaías 61:1-4 a plenitud y que es parte de la visión de nuestra iglesia. Somos gente de restauración y no creemos en esto de que del árbol caído todo el mundo hace leña, como lamentablemente ha pasado en el cuerpo de Cristo muchas veces (también este es el único ejercito que mata a sus propios soldados, una triste realidad). Pero las cosas de Dios, las palabras proféticas que Dios da a uno hay que decirlas como son, gústele a quien no le guste. Por ende, y luego de recibir una confirmación de una muy amada hermana de Estados Unidos (de Massachusetts para ser mas especifico) en un sueño que ella tuvo, y otra mas el día de hoy, y luego de discutirlo con mi esposa, la Profeta Ysabel Quintero, y con mi padre espiritual anoche, Apóstol José Hernández (Red Ministerial Nueva Visión Internacional, Ft. Myers, Florida, Estados Unidos de America), he decidido que tengo que escribir lo que Dios me ha mostrado.

Pero primero, voy a explicar el contexto por la palabra de lo que fue la iglesia de Efeso, por la historia y el porque de esta carta a esta iglesia en el libro de Apocalipsis.

La Iglesia de Efeso: Una iglesia poderosa

Hacia el año 96 d. C. la ciudad de Efeso era la más importante de la provincia romana del Asia proconsular (Asia Menor); centro postal y administrativo, y era casi tan importante como Antioquía. Para los gentiles y paganos de la época, dicha ciudad era llamada "Guardiana del Templo", el dedicado a la diosa Artemisa (o Diana, en latín) (ver Hechos 19: 23-41).

No fue, si no hacia el año 52 de nuestra era, que el cristianismo penetró en la ciudad por el ministerio de Priscila y Aquila (Hechos 18:18,19), siendo Pablo el fundador de aquella iglesia. Pablo se afincó en Efeso por espacio de dos años (ver Hechos 18 y 19). Posteriormente a Pablo, fue Juan quien se afincó allí, teniendo bajo su cuidado tanto esta iglesia, como las otras seis de Asia a las cuales se les dirigen las respectivas cartas del Apocalipsis.

Acompañando a la exposición sencilla y auténtica de la Palabra, "Dios hacía milagros extraordinarios por mano de Pablo de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían" (Hechos 19:11-12).

Tanta fue la fama de todos esos actos divinos, que algunos quisieron imitarle al intentar echar fuera demonios, pero éstos vivían muy alejados de la vida del Señor, y por tanto, consiguieron algo muy distinto a lo que esperaban (ver Hechos 19:13-16).

Decimos todo esto, haciendo hincapié en el hecho de que los creyentes efesios, a raíz de todas estas cosas, fueron testigos sin igual de las mismas, y conocieron de primera mano, no sólo el amor, sino también el poder de Dios (Hechos 19: 17). Tanto fue así que, "muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos"; todo ello en el contexto del verdadero arrepentimiento, haciendo obras dignas del mismo, como podemos leer en Hechos 19: 19.

El relato del libro de Hechos nos enseña que efectivamente, la Palabra del Señor crecía y prevalecía poderosamente (v. 20), de todo lo cual muchos fueron testigos.

Es decir, para concluir esto, la iglesia de Efeso fue una iglesia poderosa, en la cual los dones fluían. Se cuenta una anécdota y fue que Juan entro una vez con algunos profetas y que en el espíritu declararon que Diana de los Efesios caía y la anécdota cuenta que esta estatua cayo y fue demolida.

La Palabra profética a Efeso:

El mensaje en el libro de Apocalipsis a esta iglesia fue uno a la vez de alabanza por algunas cosas buenas que hacían, pero a la vez se les dice algo que habían perdido.

Analicemos este mensaje:

2 “Yo conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu perseverancia, y que no puedes soportar a los malos, has probado a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y los has hallado mentirosos.

3 Has sufrido, has sido perseverante, has trabajado arduamente por amor de mi nombre y no has desmayado.

4 Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.

5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, arrepiéntete y haz las primeras obras, pues si no te arrepientes, pronto vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar.

6 Pero tienes esto: que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en medio del paraíso de Dios”.

En el verso 2 vemos un halago a esta iglesia, a la cual se le habla que ha sido una iglesia muy esforzada, una iglesia la cual no soporta la maldad y hace las cosas como Dios les manda. Al menos eso es lo que se deja ver. Inclusive, se ve que es una iglesia que descubre a farsantes, y en el verso 3 se le habla de que ha trabajado arduamente por el amor al nombre del Señor y no ha desmayado. Hasta aquí todo bien. Inclusive, en el verso 6 se le vuelve a mencionar que no soporta la obra de los nicolaítas, que se cree que o fue un grupo que seguía a un tal Nicolás que propulsaba el gnosticismo (problema muy común en la iglesia primitiva) o que se llamaban así por que se vendían al mejor postor, es decir, hoy creían como los judaizantes, mañana como los de la gracia, y así por el estilo. También puede ser que sea El nombre nicolaítas es simbólico y significa «conquistar a los laicos». Aparentemente este grupo pretendía algún tipo de superioridad que permitía la idolatría y la inmoralidad (véase 2.14, 15). No se sabe bien que quiere decir, pero algo no bueno significa.

Pero en el verso 4 da el asunto y el meollo a discutir:

Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.

Entendamos algo: El "primer amor", es el amar a Dios: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente" (Mateo 22: 37). Se puede pretender servir a Dios, pero no amarle, y eso de nada sirve. Se deja de amarle cuando en la vida de uno, entra la amargura, y eso puede ocurrir por varias razones:

Cuando uno - por ingenuidad o no - se ve traicionado por ciertos llamados hermanos, especialmente, si esos hermanos se supone que son siervos de Dios, ante el dolor que es inevitable y lógico, sólo existen dos caminos, uno el bueno, y el otro el malo:

1) Perdonar y bendecir al adversario, y apoyarse en el Señor y en Su gracia a pesar del dolor.

2) Amargarse.

La consecuencia de esto último es SIEMPRE la pérdida del primer amor. Las raíces de amargura no son otra cosa que veneno, es decir, algo que daña a la gente, algo que nos destruye. Es posible que Efeso, al ser dañada por personas falsas, hayan perdido el primer amor y se hayan hecho una iglesia mecánica, es decir, que hace las cosas por hacerlas, y no por amor al Padre Celestial.

Ante una situación de continuo dolor, que genera en amargura, la carne del hombre dice: "Ya no voy a darme más ni a confiar más en nadie, de esta manera no volveré a sufrir".

De ese modo, una vez heridos, ya no queremos ser heridos más, y buscamos el aislarnos del mundo exterior creando una coraza que nos "proteja" de la gente, para no experimentar de nuevo dolor. Como cristianos, si hemos sufrido por causa de otros presuntos hermanos (o hermanos verdaderos), en esa misma tesitura ocurre lo mismo, nos aislamos de ellos aun y yendo a la iglesia.

Este es el razonamiento típico; la búsqueda de una autoprotección. El problema es que, cuando obramos así, lo hacemos en el espíritu contrario al amor (ver 1ª Corintios 13), ya que el amor siempre espera, cree y sufre, en total dependencia de la gracia del Señor.

El error primero de los de Efeso fue el de la ingenuidad. No probaron convenientemente a esos apóstoles, y supusieron que eran verdaderos, dejándoles actuar con total libertad. Luego, ante la realidad de su falsedad, en vez de humillarse y reconocer su error, lo que hicieron fue endurecer el corazón. Ese fue su pecado.

Este es el fruto de la amargura, que genera con el tiempo muerte espiritual (Ap. 2: 5c)

Puerto Rico: La isla del Cordero-Tierra bendecida por Dios:

Un gran amigo nuestro y co-siervo en el ministerio, Apóstol Dr. Víctor Centeno, trajo a colación algo que no sabia en torno al escudo de Puerto y es que el escudo es una declaración profética de lo que Dios estableció con la isla desde el principio de los tiempos. En el escudo hay águilas, leones, 1 cordero, 1 Biblia, una cruz, en fin, todos símbolos cristianos. Esto establece el fundamento con el cual nuestra isla fue fundada. Cuestione por que la parte del águila no la sabia.

Pero no solo esto, sino que bien establezcamos algo: Hombres de Dios como Yiye Ávila, Eugenio Jiménez (el primer evangelista en predicar en una cruzada al aire libre en Colombia), Jorge Raschkee, Luis M. Ortiz (Apóstol fundador del Movimiento Misionero Mundial), Eugenio (Geñito) Rodríguez López (a quien Dios uso en el 1996 para profetizar la caída de las torres gemelas en el 2001), Rodolfo Font, Samuel Hernández, Rene González y cuantos mas anónimos que han hecho que Puerto Rico sea reconocido como una tierra de donde salen predicadores. Me voy mas lejos, y es una anécdota mía de cuando viví en California: El Apóstol Franklyn Ramírez y un pastor de Costa Rica, en una conversación que tuvimos, recordaron a un apóstol radicado en Costa Rica, que fue de los primeros que llevaron el evangelio a dicha nación, y que era puertorriqueño. Ellos dicen que donde quiera que haya una historia de la iglesia cristiano-evangélica contemporánea, habrá el nombre de un boricua grabado con letras de oro en la historia de ese lugar. A ese nivel estamos como isla.

Una islita tan chiquita, que haya sida escogida por Dios para llevar Su Palabra a nivel mundial.

En el 1916 los pentecostales llegaron a Puerto Rico y como dice la canción de Harry Maldonado de los 90: No tenían muchos libros pero tenían poder de Dios.

Y esto causo una transformación social, cultural y religiosa en nuestra isla. Algo de lo cual se ha beneficiado el mundo.

Se levanta una iglesia poderosa, en fuerza:

Hoy día Puerto Rico cuenta con algunas 20 emisoras cristianas en el aire, algunos 10 canales cristianos tanto por aire como por cable, y se estima que entre el 55-60% del país es cristiano evangélico o se identifica con una iglesia evangélica, sea de la denominación que sea. Una isla en la cual nadie tiene excusa, por que en cada esquina hay alguien predicando, hay letreros en los carros que aman del amor de Dios, carros con sus símbolos o mensajes cristianos, en fin, un sitio donde la Palabra de Dios ha corrido.

La iglesia cristiana evangélica de Puerto Rico hoy día cuenta con varios legisladores y senadores que son cristianos evangélicos, y hasta con un asesor al gobernador de asuntos cristianos. Y tuvo un logro muy reciente en el cual el juez Honorable Erick V. Kolthoff Caraballo, el cual es cristiano evangélico (por esto protagonizo las pasadas navidades un incidente en el cual puso un nacimiento en la puerta de su oficina y otra de las juezas asociadas le increpo por esto, y este defendió su fe al nivel que se tuvo que quedar el nacimiento ahí, amen, aleluya).

Se estima que un solo concilio Pentecostal, la Iglesia de Dios Pentecostal Movimiento Internacional (M.I.), tiene un estimado de 1,000 iglesias (según unos números que tengo de algún tiempo atrás) en una isla que son 100 millas por 35 (160 kilómetros por 50). Esto es una cantidad grandísima de iglesias. Es una tierra muy evangelizada y de la cual han salido muchos siervos y siervas de Dios, en los 5 ministerios a diferentes naciones a predicar el evangelio. Es una punta de lanza en la toma de la tierra para el Reino de Dios.

Iglesia Poderosa, Iglesia que se enfría:

Mi preocupación por la isla comenzó este pasado octubre cuando estuve de visita allá, luego de no haber ido por 3 años allá. Dios trato muy fuertemente conmigo en el balcón de la casa de mi madre espiritual y tía mía por parte de padre, Titi Hilda, como le llamo. Dios trato conmigo así y lo puedes leer aquí:

http://iglesiacread.jimdo.com/palabras-profeticas/palabra-profetica-para-la-conquista-del-territorio-dada-a-nuestro-ministerio/

Ya algo había trazado en los planes de Dios para con mi isla. Comencé a entristecerme por que en 3 semanas no vi un culto en una calle, como se hacia para los 90, no vi una invasión a un residencial (allá los residenciales son los sitios donde la droga mas esta, donde mas difícil es la cosa), solo 1 campaña evangelistica ¡y fue en la iglesia, adentro, no en la calle! Mientras estuve allí, no supe de células reunidas en los hogares para evangelizar, y esto me preocupo y entristeció muy fuertemente. En fin no había un esfuerzo evangelistico por alcanzar vidas, aunque mientras estuve allí, Dios me uso para traer un alma a los pies de Cristo en una tienda, así que aun hay hambre y sed. Pero la iglesia no esta como diría yo, en la de los tiempos de gloria que se veían antes, vi a una iglesia poderosa, pero fría.

Iglesia, has perdido tu primer amor:

Aquí vino la contienda: Antier ya, Dios me da esta palabra de Apocalipsis 2:4 y me habla específicamente que es para la iglesia cristiano-evangélica de Puerto Rico, y el trato de Dios no fue fácil, debido a esto, y es que yo se que se van a levantar personas que van a protestar, a criticar, a decir que eso no es así, por que en su iglesia no pasa, a lo cual yo digo AMEN, pero les digo RIEGUEN ESE FUEGO COMO LA POLVORA EN EL NOMBRE DE JESUS también.

Entendamos algo: La iglesia de Puerto Rico ha sabido discernir y descubrir a los falsos, ha sacado las falsas doctrinas a la luz, ha sabido discernir cuando algo no es de Dios, y ha crecido poderosamente como la iglesia de Efeso (pueden leer Hechos 19 para que vean la tremenda iglesia que Dios levanto en esa ciudad, al nivel de que una carta se le escribió también). Pero esto ha hecho, aparte con el crecimiento, de que pase lo mismo que pasaba con la iglesia de Efeso, creció y se enfrió, contendió tanto que perdió el primer amor, es decir, la pasión por evangelizar, la pasión por ganar almas.

Hoy día hay en mi isla bella muchas iglesias que no hacen un llamado a salvación en sus servicios dominicales, y que ni evangelizan en las calles, se han tornado unos clubes sociales, unos lugares de reunión a lo Club Rotario o Club de Leones o cosas así, y han olvidado que somos hospitales para vendar los heridos, para sanar a los enfermos tanto del alma como de sus cuerpos, para libertar al cautivo. Se ha tornado un lugar donde no se habla del bautismo en el espíritu Santo, donde no se ministra liberación, donde no se llama pecado al pecado, donde se ha perdido la noción de que Dios es santo y de que sin santidad nadie le vera, donde no se predica ni habla de la Segunda Venida de Cristo ni del Reino de Dios y en vez de dar un mensaje de confrontación, de llamar al pecado pecado, lo que se ha hecho es dar un tipo de mensaje de corte psicológico, en la cual muchos “ministros” (y siento la presencia de Dios fuerte mientras escribo esto) hablan de un reino de beneficios pero no con obligaciones de sus súbditos (salvo que sean las ofrendas y diezmos, claro), donde no se establece que hay un Rey pero que también tiene que ser El Señor de tu vida, y hasta han borrado la palabra infierno de sus vocabularios. Se han tornado más entretenedores que en predicadores. Se han olvidado del mensaje que estos hombres de Dios que produjeron un fuego de avivamiento formaron. Ya no se habla de milagros, ya no se habla de presencia del espíritu Santo, ya no se habla de Gloria Postrera, sino que se habla de Dios te da esto, Dios te da lo otro pero no se le dice también que Dios exige que le honres, que le sirvas, que lo pongas primero a El, que busques primero de El para que las demás cosas te lleguen. Se ha perdido una noción de lo que es santidad, eso ni se menciona ya, y si se menciona es para darle un corte legalista, un corte de vestimenta, de que hay que vestir así o de esta otra manera, cuando la santidad es un estilo de vida, y se menciona poniendo el tamaño de las faldas y los pelos muchas veces del tamaño de las lenguas, lo cual tenemos que embellecer primero, por que este pequeño órgano muestra lo que abunda en nuestra alma, nuestro corazón. Iglesias que se llenan alimentándose de las personas que se enojan en otras iglesias, y se van a iglesias mas grandes a tapar sus pecados, o para no tener compromiso con nada, solo voy el domingo y ya. Construyendo templos hermosos, cuando de veras lo que se hace es haciéndolo mausoleos, bellos por fuera pero llenos de huesos secos por dentro, gente sin espíritu, gente sin vida, sin experimentar el gozo de la salvación. Esa no es la iglesia que fue levantada por un Pedro, por un Pablo, por un Juan, por un Lutero, por un Calvino, por un Wesley, por una Semple-McPherson, por una Woodworth-Etter, por un Lake, por un Wigglesworth, no, no fue esa. Se han suspendido los cultos de oración, o si los hacen van 6 de una asistencia promedio de 1,000 en un domingo, no se mueve la unción, no hay milagros, no hay sanidades.

Una iglesia con poder es lo que Dios quiere, una iglesia con Presencia, que no entretenga, una iglesia la cual este en oración, buscando presencia del espíritu Santo, no hay vigilias de poder y fuego, no se unge la tierra, no se llama al pecado pecado, no se hacen estrategias de guerra espiritual, no se llaman las almas al arrepentimiento.

Una iglesia la cual se basa en edificios hermosos por que son de plusvalía en los estados financieros (y yo si se, soy Contador, tengo un MBA y un BBA en Contabilidad de la Universidad Metropolitana en San Juan) y los asientos vacíos, donde el crecimiento no viene por almas nuevas sino por gente que viene enojada, criando raíces y hasta árboles de amargura, ¡¡¡¡ESO NO ES LO QUE DIOS QUIERE CONTIGO, IGLESIA DE PUERTO RICO TE DICE EL SENOR!!!!

Dios quiere que convoques vigilia, que busques Su Presencia, Su fuego de nuevo, que llames a ayuno, que busques al perdido, que sanes al alma herida, que sanes a los enfermos, que libertes al cautivo, que corras con la visión del reino, que te muevas en milagros, no en palabrería bonita, sino que te muevas en Su Presencia, que fue como te hiciste fuerte, ¡te dice Tu Padre!

Busca la Presencia, Iglesia de Puerto Rico, búscala, que si te crees fuerte, vas a ser mas fuerte, llama al arrepentimiento, por que si te humillas, Dios sanara tu pecado y te pondrá como nunca, te levantara mas poderosa que nunca, y veras una gloria tan fuerte, en la cual los perdidos se convertirán de solo entrar por las puertas de tu tabernáculo, no habrán sillas de ruedas en tus predios, no habrán personas enojadas unos con otros en tus habitaciones, los matrimonios eliminaran la palabra divorcio de su vocabulario, levantaras hijos obedientes, padres amorosos, derrumbaras el principado de droga que te ha tratado de tomar, búscala, ¡ ¡ ¡ ¡ ¡te dice Tu Padre!!!!!

Sueño de la hermana Ana Cely Méndez enviado a mi persona para confirmar esto anoche por Facebook:

Conozco a Celita, a Poly, a Paulson, a Celia (su mama) por que nos criamos juntos en Moca Gardens. Dios ha permitido que me encuentre con estos chicos otra vez de una forma milagrosa, y ha surgido no solo una amistad, sino que una hermandad por que ahora no solo ex-vecinos sino que hermanos en Cristo. Celita me envió este sueno:

Que iba yo por la cuesta de Toño Hernández en el Barrio de Cuchillas de Moca P.R. y que cuando mire la calle estaba llena de hojas de los árboles. Luego vi un árbol robusto como los de mango, y el árbol estaba con las hojas verdes pero partido por la mitad. Y este árbol le había caído encima a un autobús escolar, y en la escena había muchas personas gritando. Y varios niños muertos que se veían colgados de las ventanillas del bus... le pedí al Señor Dios nuestro que bendiga nuestra islita pero me preocupo el árbol fuerte y joven que lo vi partido. En el Sueno te diré que me levante angustiada por lo que vi.

La interpretación del sueno es la siguiente:

Celita, juicio para la iglesia y esto es una confirmación de algo que Dios me dio. Te voy a decir algo y te vas a quedar sin palabras: Mira, ahora mismo acabo de llamar a mi cobertura, Apóstol José Hernández, por que Dios me dio palabra para la iglesia y el pastorado de la isla muy pero muy fuerte. Léela en mi perfil, se me fue Dios por Apocalipsis 2:1 en adelante, el mensaje a la Iglesia de Efeso.

Eso es lo que ves, juicio para la isla (¡ufff..., estoy bajo una unción MUY FUERTE! y hasta en lenguas estoy hablando...):

1) Árbol Robusto: La iglesia de Puerto Rico

2) Hojas Verdes: Listo para la cosecha y dar fruto.

3) Partido por la mitad: Espíritu de división, como esta la isla.

4) Árbol caído: Cuando caiga la mano de Dios contra la iglesia de la isla.

5) Autobús: Lo mismo que la barca, algo para traer almas.

6) Niños muertos: Acuérdate de quienes es el reino, de los niños. Esto quiere decir que muchos se salvaran y se saldrán de las iglesias por la condición de la iglesia y que será culpa de la iglesia (el árbol caído).


Esto es lo que quiere decir tu visión.

Pero hay tiempo aun. Iglesia de Puerto Rico, la bola esta en el lado de tu cancha. Tienes 2 opciones: U obedeces y comienzas a ver la gloria que se esta posando en solo algunas iglesias que se están moviendo como Dios quiere en la isla, o quitaran de ti el candelero.

La iglesia de Efeso no obedeció, y hoy día esta ciudad que fue un centro de avivamiento para su época, solo tiene 1 iglesia cristiana y muchas ruinas.

Iglesia de Puerto Rico, no quieras que dentro de algún tiempo solo queden ruinas de ti.

2ª Crónicas 7:13-14:

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo;

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Sean todos bendecidos.

Tu hermano en Cristo,

José A. Quintero

Pastor, (junto a mi esposa Isabel Quintero)

Iglesia Casa de Restauración y Adoración (CReAd): Iglesia de la Ciudad

El Almirante, Santo Domingo Este, Republica Dominicana

Profetas: Ministerio Profético del Reino (Kingdom Prophetic Ministry)

Apóstoles: Red Ministerial de Restauración (ReMiRe)

Email: iglesiacread@gmail.com

Web: http://www.iglesiacread.jimdo.com