viernes, 3 de octubre de 2014

Conclusiones en torno al uso correcto de los diezmos y ofrendas: Presbiterio MAPDP, INC.

Base Bíblica:
Malaquías 3:10-12; Mateo 10:8-10; Hechos 8:27-33; Hechos 11:28-30;
Hechos 18:1-3; 1ª Corintios 16:-1-2;  2ª Corintios 8-9; Efesios 2:8-9;
2ª Tesalonicenses 3:10-12; 1ª Timoteo 3:1-7, 5:18; 2ª Timoteo 4:13; Hebreos 7:8.
Bendiciones:
En estos días estuve haciendo una pregunta a los hermanos en la página PROFETAS en Facebook, quien fundo la Profeta Apostólica Flor Alcántar, quien es hija espiritual nuestra, y donde somos parte del equipo de administradores. La pregunta fue la siguiente:
Bendiciones: Quiero poner la cosa dura. ¿Creen que una cobertura de alguien debe pedir una cantidad de dinero, o dinero al todo, por dar cobertura? ¿Qué creen?
Use el término “cobertura” para que la gente lo entienda, cuando el término correcto es Paternidad. Pero tenemos que ser prácticos en el cuerpo de Cristo y entender que no todo el mundo tiene el nivel de revelación de algunos ministros (esto es parte de servir, el bajarse al nivel del otro, lo cual a veces no es fácil, pero que es necesario).
Primero que nada me sorprendió en sobremanera la participación de los hermanos, en especial algunos que no esperábamos aportaran al nivel que lo hicieron.
Punto y aparte: Hago una crítica constructiva y es que la pregunta no era si hay que diezmar o no, eso se sabe que si hay que hacerlo, sino en torno a donde hacerlo y a quien hacerlo apropiadamente, es decir, como usarlos más apropiadamente. Ahí estaba la pregunta. Nosotros los hispanos tenemos que aprender a leer a veces y a interpretar lo que se dice y pregunta. Es un problema de raza. Pero como ministros del evangelio, tenemos que ser excelencia y ser diferentes a las demás personas. Esto es una reprensión en amor.
De acuerdo a lo que entendemos por la Palabra en torno a todos los contextos que tienen que ver con este tema, podemos deducir lo siguiente:
a.       Los diezmos y las ofrendas es un acto voluntario que debe salir del corazón de la persona por si solo o sola. No es algo para poner carga ni nada por el estilo, ni desatar cosas antagónicas. Nuestra salvación no depende de esto. Esta es por gracia, para que nadie se gloríe. Ahora bien, si usted tiene problemas financieros y no diezma ni ofrenda, recuerde que para reprender a los espíritus que atacan las finanzas se debe hacer.
b.      Es incorrecto que un ministro o ministerio pida dinero o pida los diezmos para cualquier cosa, sea predicar la Palabra o sea para dar cobertura o paternidad. Esto se llama robar. Es incorrecto.
c.       Los diezmos y las ofrendas deben ser usados para ayudar a los pobres en la congregación primordialmente y ayudar a otras congregaciones que necesiten ayuda para sus pobres. La iglesia primitiva se unía para este fin en varios casos, en especial en casos de adversidad.
d.      Un apóstol o cobertura puede pedir una ofrenda especial y hacer un llamado para dar ofrendas especiales para los pobres. Esto es correcto. Repito PARA LOS POBRES, no para cosas pro-templo ni nada de eso ni mucho menos para vivir como ricos. Eso es responsabilidad de la congregación y es algo en lo cual no podemos ser agraviosos, es decir, no poner carga de más a nadie.
e.      Un caso bueno sería que si algún ministro o ministerio o iglesia quiere que sus diezmos y ofrendas sean bendecidos que su cobertura ore por estos. Esto se puede hacer por teléfono, por Skype o en persona de poder ir a hacerlo. Pero en este caso se deben devolver al ministro o ministerio para el uso de ayuda a los pobres. No se deben retener.
f.        Una forma respaldada por la Palabra para obtener finanzas adicionales para una congregación NO ES por medio de conciertos, congresos, ventas de comida, meter multiniveles en la congregación para di que proveer empleo a los hermanos cuando lo que se hace es robar a los hermanos de esta forma, ni nada cobrando dinero en la puerta del lugar donde se congregan, más bien, se puede montar una librería pequeña y vender Biblias, libros basados en esta, comentarios y otros materiales relacionados con la Palabra, pero debe ser a un costo apropiado y sin abusar. Recuerden que estamos para servir, no para ser servidos. En el templo se vendían pedazos de los rollos y los escritos de lo que se tenía como la Palabra de Dios para ese entonces, que era el Antiguo Testamento, para balancear los gastos de una congregación. Eso es permitido.
g.       Si usted es ministro y se congrega en una congregación y diezma ahí siga haciéndolo de esa manera. Está haciendo lo correcto. Esa es su responsabilidad como oveja. No hay ningún problema en congregarse en una iglesia y tener su ministerio aparte con una cobertura en paternidad. Muchas veces es lo mejor debido a que los pastores muchas veces no entienden la envergadura de un ministro y lo que Dios tiene con esa persona. Eso es algo común (en especial con pastores que no entienden a los profetas en muchos casos).
h.      El ministro NO PUEDE ser una carga para su iglesia, congregación o gente bajo su cobertura en paternidad. Si usted no está obteniendo finanzas para sustentar su hogar entonces búsquese un empleo que es lo correcto ya que si es así usted no puede ejercer el ministerio ya que no está gobernando bien su casa y por ende no está dando buen testimonio con los de afuera. No sea agravioso poniéndoles a meterse en multiniveles que estas cosas son algo completamente antagónico y anti-bíblico.
i.         Si una congregación va a planificar una actividad, por ejemplo, un congreso, una cruzada evangelística con el fin de discipular ministros o salvar almas, los gastos de esas actividades no se hacen vendiendo nada, mucho menos taquillas para esta actividad ni cobrando en la puerta de la entrada para esto. El deber es la congregación unirse, traer fondos con anticipación y de ahí crear un fondo para esto. Ejemplo: Se planea un Congreso para equiparar a los ministros de la casa, y hay que incurrir en gastos como pasajes de avión u otros gastos de transporte, estadías y alimentación de los ministros que se van a traer aparte de darles una buena ofrenda para que no se vaya con las manos vacías (el obrero es digno de su salario), pida a su congregación con al menos 6 meses de anticipación que aparten algo semanal para este fin, lo depositen aparte como una ofrenda especial para este fin y lo marquen como tal para así poder cubrir todos los gastos para ello.
j.        Si usted va a invitar a alguien a su congregación por favor, no le dé solo las gracias, dele una buena ofrenda porque ese obrero es digno de su salario. Usted no sabe cómo El Padre le va a bendecir a sus finanzas por hacer esto. Tantas veces que muchos siervos y siervas de Dios dependen de esto para resolver algún problema o en algunos casos hasta para comer y moverse ya que fueron por el compromiso y están pasando por problemas financieros. Piénselo.
k.       No pida colectas adicionales para dar ofrendas. Esto no es bíblico. Usted está entrando en desobediencia para esto.
l.         Obedezca la Palabra de Dios en todo tiempo, no importando lo que su cobertura, denominación, concilio u otro grupo le indique. Muchos de ellos hacen las cosas no por análisis bíblico sino por tradición y esto es espíritu babilónico.
Esperamos esto haya quedado claro. Cualquier duda refiérase a las bases bíblicas, átelas todas y entrelácelas porque un verso fuera de contexto hace un gran pretexto. Bendiciones.
Presbiterio MAPDP, INC.