viernes, 20 de noviembre de 2015

La oración, arma poderosa: Profeta/Pastor Yasmani Perez



Ø Algo que debes saber.
Si algo no te es revelado, no te es entregado, nadie posee algo espiritual sin antes Dios mostrárselo. La Biblia dice que Dios no hace nada sin que antes lo revele a sus siervos los profetas.
Hoy además de las oraciones que conocemos y aplicamos, el guerrero se mueve en este tiempo en 10 tipos de oraciones diferentes; que además te ayudarán a ganar territorios y pelear la batalla desde tus rodillas:
1.     Oración en el espíritu.
2.     Arrepentimiento identificativo.
3.     Oración de evangelismo.
4.     Intercesión especial por pastores y líderes.
5.     Oración de ida y vuelta.
6.     Caminata de oración por la toma de ciudades de los espíritus         territoriales y religiosos.
7.     Conquista de territorios “salir de las 4 paredes.”
8.     Propagandas,  boletines.
9.     Marchas por Jesús.
10.     Cartografía y mapeo espiritual, la ubicación exacta de opresión del enemigo.

Ø Revelación: Un pueblo que no ora es un pueblo muerto espiritualmente y sin revelación. La oración no puede ser una obligación en tu vida, es un arma poderosa y un estilo de vida.                                                                                                                                         
§  Sabías que los sacerdotes entraban dos veces al ojo del templo a hacer sacrificios y a poner aceite en las lámparas.

Tipos de horas que habla la Biblia en las que el pueblo oraba.
La palabra de Dios dice: “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira, ni contienda”. (1 de Timoteo 2: 8)
§  La hora tercera -nueve de la mañana-.
§  La hora sexta -doce del día-.
§  La hora novena -tres de la tarde-.
Según el calendario hebreo el día comienza a las seis de la tarde, en seis horas se crea una atmósfera, un ambiente, una influencia, un espíritu ya está rodeando  un lugar o una persona, no se ha establecido. Solo a las doce horas se establece el enemigo, se fortalece y se crea un gobierno sobre usted.

Ø El número 12; significa gobierno.
Hay dos tiempos en el día en que no debes dejar de orar: a las seis de la mañana, ya que a esa hora se hacían los sacrificios en el templo y también es la hora de destruir los diseños de Satanás  sobre la humanidad; y a las seis de la tarde o comienzo del día; hasta la caída de la tarde; así terminamos el día en oración y comenzamos el próximo día en la presencia del Señor.
Sabías que; si en tu vida a las seis de la tarde -hay falta de perdón- , estás comenzando tu día en desobediencia;  si a las nueve de la noche no te has arrepentido, hay una influencia; si a las doce de la noche  no te has arrepentido, hay una atmósfera; y a las doce horas si no te has arrepentido aún, hay un espíritu es decir un gobierno -muchos espíritus-.

Ø Revelación: Tú y yo somos llamados a traer el cielo a la tierra y desatar la atmósfera de Dios sobre el planeta a través de nuestras oraciones.
Nuestra casa, casa de oración será llamada. Jesús dijo: “Mi casa es, casa de oración; mas vosotros la habéis  hecho cueva de ladrones”. (Lucas 19: 46)
¿Qué  es tu ministerio? -templo, mercado, feria, mesa de cambista o casa de oración-;  es tiempo de que el orden comience por la casa y que comiences a restablecer el tabernáculo caído de David en tu ministerio, el propósito del Padre para estos tiempos, es que en su casa haya una atmósfera de oración las veinticuatro horas.
Dos cosas importantes que debes saber para orar y para interceder por el pueblo.
1-    Tener un corazón perdonador. (Mateo 6: 12)
2-    Ser un adorador. (Mateo 6: 9)
(1de Timoteo 2: 8) Dice: “Quiero, pues, que los hombres oren (“al padre”) en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda”.

¿De qué forma podemos entrar  dónde está el Padre?
Lo hacemos orando, es a través de tus oraciones, que podrás ver los misterios de Dios, sus revelaciones, que podrás tener acceso a los dones, es en nuestras oraciones que podemos ver visiones y misterios, que Dios se los ha escondido a los sabios de estos tiempos, pero se los ha revelado a los niños  y/o  los que son como ellos, tenemos que recuperar la sencillez de un niño para que podamos ver a Dios. (Jeremías. 33:3)

Ø Se ha dicho que la reina María de los escoceses temía a las oraciones de Juan Knox,  más que a cualquier ejército enemigo.                                                                                      



¿Por qué debemos perseverar cuando oramos?
Lo debemos hacer ya que muchas veces con una oración, -no basta-, en ocasiones debemos orar y orar por un mismo asunto, ya que con la demora de la respuesta se está moldeando nuestro carácter, ya que una cualidad del carácter es ser paciente, saber esperar y saber que Dios está trabajando en el silencio.

Warren W. Wiersbe en el libro: El fuerte Josué (de su Colección Estudio Expositivo del Libro de Josué) expresa: Ningún obrero cristiano tiene éxito para la gloria de Dios sin la oración. La oración es tu timón o tu neumático de repuesto.
Errores que muchas veces se cometen cuando se está orando.
Muchas veces entramos a la presencia de Dios como quiera, es decir sin adorarle y darle gracias por lo que hace a diario por nosotros y es real que somos hijos que tenemos derecho y potestad, pero debemos de ser más cuidadosos en cuanto a esto, algunos entran de una forma poco reverente, de una forma vulgar o reclamatoria y no debe ser así; Dios es Dios y el hace las cosas como él quiere y cuando quiere hacerlas. Muchos salen de la presencia de Dios cuando están orando porque alguien lo llama o porque siente un simple ruido y esto es una falta de respeto a la autoridad del Padre, si alguien te busca cuando estás orando; que espere.
El famoso pastor David Yongg Cho un día estaba orando en su oficina y llegó su secretaria buscándolo, ya  que el presidente de su nación- Corea- lo estaba solicitando y la respuesta de  él, para su secretaria fue,  dígale al presidente que ahora no puedo atenderle; porque estoy hablando con El Rey de todos los reyes y El Señor de  todos los señores.   
“ESTOS SON LOS TIEMPOS SOBRENATURALES PARA VER LA GLORIA DE DIOS A TRAVÉS DE NUESTA ORACIÓN.”
Dentro de las muchas cosas que suceden cuando oramos, estamos siendo transformados a un nuevo hombre, y aún nuestra carne sufre transformaciones, ya que nuestro espíritu, alma y cuerpo toman la imagen de su creador. La Biblia dice; que fuimos creados a la imagen y semejanza de Dios; pero a causa del pecado hemos perdido esa imagen gloriosa del Dios del Cielo, pero a través de la oración podemos ser transformados para parecernos más a Él y permanecer de gloria en gloria y de victoria en victoria.
En la oración hay dos aspectos fundamentales que toman lugar:
1.     Dios responde nuestras oraciones y además nuestra vida comienza a ser cambiada.
2.    Orar es como comenzar a escalar una montaña, cuanto más subo más cerca estoy de la cima.
Predicador de estos tiempos; ¿oras tú lo suficiente como para traer vida de Dios sobre la iglesia?
La oración; es lo más necesario para un ministro. Por tanto, mi querido hermano; ¡Ora; ora; ora!
Edward Payson.
Nuestros mensajes pueden estar perfectamente elaborados y al oído parecer espléndidos, pero si carecen de oración serán mensajes muertos de predicadores muertos, que generan cadáveres dentro de las congregaciones.
Spurgeon decía:
Por supuesto, -el predicador- tiene que distinguirse entre todos como un hombre de oración. Tiene que orar como cualquier cristiano o será un hipócrita, ha de orar más que cualquier otro cristiano, o estará incapacitado para la carrera que escogió. Es de lamentar si usted como ministro no eres muy dado a la oración. Si no eres indiferente a la devoción sagrada, no solo es de lamentar por ti, sino por tu pueblo, y el día vendrá en que serás avergonzado y confundido. Nuestra biblioteca y estudios son nada en comparación con lo que podemos obtener en las horas de oración, de retiro y meditación. Han sido muchos días los que hemos pasados ayunando y orando en el templo y nunca las puertas del cielo ha estado más abiertas, ni nuestros corazones más cerca de la verdadera Gloria de Dios.
Bouds dijo: el predicador que no hace de la oración un factor poderoso en su vida y en su ministerio, es un punto débil en la obra de Dios y es incompetente para promover la causa del evangelio en este mundo.
ENTRE MÁS VIVES, MÁS ORAS, ENTRE MÁS ORAS, MÁS VIVES.
Ø Para ti, hecho con mucho amor; desde el corazón de Dios.
Un material hecho para los hijos del Ministerio Internacional Apostólico y Profético Cristo Rompe las Cadenas, y  para     todos aquellos que aman el orar  y pasar tiempos en la presencia de Papá Dios. Les amo, mi deseo es que con este escrito seas grandemente bendecido y mas.
Teléfono-53808636