jueves, 3 de diciembre de 2015

Porque que mucho le gusta el chisme evangélico a algunos! (1a Timoteo 4:7A)