domingo, 7 de febrero de 2016

IGNORANCIA (Tinieblas): Apostol H. Urquiza

IGNORANCIA (Tinieblas)
Cristo, la Luz del mundo, el develamiento único y glorioso de Dios el Padre, la esperanza viva de la humanidad. Cristo, La Palabra sublime y perpetua, el conocimiento insaciable del hombre por el Espíritu de Dios. Cristo, la Sabiduría misma de Dios hecha y moldeada a semejanza del hombre para que este no ande en tinieblas, sino que venga a la luz y sea un ciudadano del reino de Dios. 
Hoy la Iglesia camina en ignorancia, cegada por la ambición y el absolutismo humano de creerse impar y privilegiado. Toda la humanidad fue creada para alabanza de su gloria, y es de sabio y entendido, el vivir agradecidos con Dios, por darnos la oportunidad de servir y ser sus hijos. Pero gran parte de la Iglesia, cree que Dios les debe algo, que Dios tiene la obligación de bendecirlos y prosperarlos, por lo que ellos han dado. Eso es vivir una vida en tinieblas, ignorantes de Dios y su Cristo, no conocer al Espíritu, ni siquiera las escrituras. 
Dios no tiene obligaciones contigo ni con nadie, excepto consigo mismo, si el soporta nuestras desagradables maneras y abusos es por el mismo, ya que no puede negarse a sí mismo y él es Amor, grande en misericordia y Gracia. En Dios está todo hecho y determinado, por lo tanto tan solo resta que se cumpla lo pactado y establecido por el, para él y en él. Dios ha determinado que tú seas bendecido y prosperado, y no importa lo que seas, hagas, ni cómo te consagres para Dios, él lo hará porque así lo ha señalado en el reino. Si él ha determinado que tú seas un hombre consagrado y fiel, así será, aunque el diablo lo quiera impedir, eso les corresponde a los escogidos. Sinónimos de escogidos según el Espíritu Santo; seleccionado, designado, investido, etc. 
Deja que Dios haga en ti lo que él determino que haría, pero no trates de obligar a Dios, pues solo traerás confusión y más ignorancia a la Iglesia.