martes, 16 de febrero de 2016

¡OYE BROKY...ESO NO ES LO QUE BIBLIA DICE!: Apostol Ruben Arroyo

No es extraño y más bien es común en estas páginas, el que personas que creen conocer lo que Biblia dice acerca de algo, juzguen como ignorantes y equivocados al que escribe opiniones que no coinciden con las suyas.
Una cosa es, considerar lo que la Biblia dice, como la autoridad final, única y suficiente para juzgar un tema, y otra cosa es, considerar mi interpretación de ella, como la autoridad final, única y suficiente.
ESTE SERÍA EL PELIGRO...
LO QUE DICE LA BIBLIA ES LA VERDAD, Y LO QUE YO DIGO QUE DICE...TAMBIÉN.
Pero no olvidemos algo...
DIOS PROMETIÓ RESPALDAR SU PALABRA...PERO NO PROMETIÓ RESPALDAR...LA INTERPRETACIÓN QUE YO HAGO DE ELLA.
Cuando una persona le adjudica a su interpretación de la Biblia la misma autoridad que ella posee, esto es lo que ocurre:
1) Señalará como falso y apóstata a cualquiera que no opine como él.
2) Podría convertirse en un "guapetón de púlpito", insultando a todo el que no opine como él.
3) Se auto adjudicará título de "Patrullero de púlpitos ajenos", intentando pastorear a las ovejas de otro Pastor recordándoles lo mal que están al no opinar como él.
4) Podría convertirse en un "Bully cibernético", mofándose y ridiculizando a los que no interpretan la Biblia como él lo hace.
5) Ya no serán tres, sino cuatro, los que tienen el poder para juzgar lo bueno y lo malo. Padre, hijo, Espíritu Santo...Y ellos.
6) Tendrán un sólo mensaje que lo predicarán de mil formas reciclado una y otra vez..."Yo estoy bien, y el que no cree como nosotros...está mal".
7) Serán expertos en lo que "Dios dijo"...y completamente ignorantes de lo que "está diciendo".
8) Ya saben quién se va...y por supuesto...quién se queda.
El Espíritu Santo, ha repartido la revelación de sus verdades a través de su Cuerpo en toda la tierra, para que nadie se adjudique el monopolio de sus verdades, sino más bien, para que en humildad reconozcamos cuánto nos necesitamos unos a otros, y nos amemos unos a otros.
SÓLO PARA PROBAR TU CORAZÓN, EL ESPÍRITU DE DIOS, PODRÍA COLOCAR LA VERDAD QUE MÁS NECESITAS....EN LA PERSONAS QUE MÁS RECHAZAS.
Rubén Arroyo...He aquí...sólo un pedacito de verdad.

Ruben Arroyo's photo.