miércoles, 26 de octubre de 2016

Entre el siervo o el Líder: Pastor Dr. Serafin Contreras Galeano

http://www.serafincontreras.com/entre-el-siervo-o-el-lider.html

“Como ustedes saben, entre los paganos los jefes gobiernan con tiranía a sus súbditos, y los grandes hacen sentir su autoridad sobre ellos.  Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que entre ustedes quiera ser grande, deberá servir a los demás; y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser su esclavo.  Porque, del mismo modo, el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por una multitud”  Mateo 20:25-28  

La red del servicio se ha roto y en su lugar tenemos el  “método del liderazgo”.  Se nos han acabado los “siervos” y tenemos muchos “líderes”  Nuestro maestro notó que la red se estaba rompiendo cuando sus discípulos discutían acerca de “quien será el mayor”….o “que uno de mis hijos esté a tu derecha y el otro a tu izquierda”, por ello con firmeza y prontitud, su voz se levantó y estableció una  gran diferencia entre los gobernantes del mundo y los siervos de Dios. Se nos ha roto la “red del servicio” y en lugar de remendarla, hemos comprado del sistema de esté mundo la “herramienta novedosa, entusiasmante y deslumbrante del liderazgo”.  
    
DIEZ PRINCIPIOS BASICOS DE LA RED DEL SERVICIO:

 1.      EL SIERVO EXISTE PARA SERVIR…..EL LIDER PARA SER SERVIDO.  No vine para ser servido, sino para servir, es la sentencia del Señor y señores y Reyes de Reyes.  Toda su vida y ministerio estuvo enmarcado en ese patrón. “Aunque existía con el mismo ser de Dios, no se aferró ello, sino que renunció a lo que era suyo y tomo naturaleza de siervo.  Haciéndose como todos los hombres y presentándose como un hombre cualquiera, se humilló a sí mismo”.[i] 
Cuando miramos el liderazgo político, sindical, comercial o educativo de nuestro mundo encontramos que en esencia todos ellos buscan ser servidos, pero no servir.  Muy triste es cuando notamos que la RED DEL SERVICIO, se nos rompe dentro de la Iglesia y asombrados miramos cuantos son líderes que tenemos dentro esperando ser servidos.  Cuantos buscan los puestos claves porque saben todas las prebendas y privilegios que ello trae.  El Escritor Cristiano Tom Marshall escribió  así “Una de las seducciones en las cuales los siervos fácilmente pueden sucumbir es usar el poder y las cosas a las que tienen acceso, para sus fines personales. Muy pronto esto incluye usar a la gente para fines egoístas. El fin puede tomar la forma de ganancia monetaria o material”
[ii] Cuando esto sucede, los que así los hacen, tienen todos una cosa en común, ellos son líderes de la auto gratificación.  Mientras las ovejas buscan ser atendidas, los líderes están olvidando el llamado del Señor, que ha sido, es y será  EL SERVICIO.  Ezequiel, el profeta proclamó el mensaje de Dios cuando dijo: “Ay de los pastores de Israel, que se cuidan a sí mismos.  Lo que deben cuidar los pastores es el Rebaño.  Ustedes se beben la leche, se hacen vestidos con la lana y matan las ovejas más gordas, pero no cuidan el rebaño. Ustedes no ayudan a las ovejas débiles, ni curan a las enfermas, ni vendan a las que tienen una pata rota, ni hacen volver a la que se extravía, ni buscan a las que se pierden, sino que las tratan con dureza y crueldad”[iii]  “Invierta en este ministerio fértil es el lema del momento, para encontrar el apoyo a su propia gratificación.
2.      EL SIERVO EXISTE PARA SER MODELO….EL LIDER EXISTE PARA FIGURAR.       “Luces, cámara y acción”  Todo eso rodea al líder….es el que aparece en la primera página del periódico, es el asediado por los reporteros de radio y T.V.  Es el “artista público”, es el que convoca ruedas de prensa para dar la impresión de que él todo lo tiene bajo control.  Lo más importante es la imagen pública, cuidar el “qué dirán” y mantener la fachada bien delineada y pintada con  la figura que el público quiere y anhela.   El Siervo no fue hecho para figurar, pero el siervo de Dios fue creado y llamado para ser un MODELO de la obra de Dios en la vida de un hombre.  El pueblo se cansó de las palabras vacías y las fachadas preparadas y está buscando modelos.  Quieren ver como es la vida de un hombre que puede decir “Sed imitadores de mí…como yo de Cristo”. Pablo.  Jesús es nuestro modelo perfecto…él se colocó delante de nosotros….y a él seguimos….pero hoy, el pueblo quiere ver en los siervos de Dios, el reflejo de la pureza, amor, sacrificio y dedicación de Cristo.
3.      EL SIERVO EXISTE PARA REPRODUCIRSE….EL LIDER PARA PERPETUARSE.           Pastor X  había estado por 16 años como líder nacional de una denominación, pero en ningún momento pensó que llegaría el día cuando Dios le pediría su cargo.  Durante esos 16 años no preparó a nadie para que le sucediera. Cuando llegó la Convención Nacional, los delegados y pastores escogieron un nuevo líder.  El corazón de X se llenó de amargura y resentimiento, la Convención fue para él, un golpe bajo y la historia terminó en una división de la denominación.  ¿Le suena familiar?  Claro que sí, estas historias abundan, porque la Red del Servicio se nos rompió y necesitamos remendarla, recordando que hemos sido llamados para reproducirnos en otro y no para perpetuarnos y que el corazón nuestro sea como el de Juan el Bautista quien dijo: “Es necesario que yo mengue, para que él Crezca”  Existimos como siervos para cultivar, ayudar y edificar el ministerio de los creyentes.  Nuestro ministerio existe para que el ministerio de los creyentes se desenvuelva.  Mi ministerio existe hasta que ese ministerio llegue al punto en que la iglesia no precise más de mí. La meta de mi vida es ver que, en cada vida en particular, un ministerio se desenvuelve.  Que ellos maduren al punto que no necesiten más de mí.  Si los estoy alimentando verdaderamente ellos van a crecer en la vida cristiana, hasta que no necesitan más de mi para sobrevivir espiritualmente….y entonces…..tomaré mi maleta…y me iré a otro lugar donde pueda comenzar de nuevo para volverme a reproducir.                     Reproducción es clave en el servicio….Perpetuidad es clave en el liderazgo. El mejor ejemplo de esto lo tenemos en el Señor Jesús, quien no pensó en perpetuarse aquí en la tierra, sino en reproducirse, por ello tomó los 12 discípulos.  Pablo pudo decir: “Lo que has visto de mí, esto enseña”  La habilidad de un líder no es hacer algo, es reproducir algo, es reproducirse en alguien. Reunir gente no es fructífero, porque los payasos reúnen gente en los circos y los políticos en las plazas, lo fructífero es reproducirse en alguien. 
4.      EL SIERVO EXISTE PARA SER LLENO DEL ESPIRITU SANTO……EL LIDER EXISTE PARA SER LLENO DE SI MISMO.   Todos estamos llenos de algo o de alguien…  “Sed llenos del Espíritu Santo” es un imperativo que no ha perdido vigencia.  Que frustración hay en el corazón de muchas ovejas cuando ven que sus líderes están llenos de orgullo, vanidad, ideas propias y proyectos humanos….pero…que satisfacción inunda el corazón de una iglesia cuando observa que sus ministros están llenos del Espíritu Santo.  En la Iglesia primitiva, para ocupar cargos claves un requisito primordial era SER LLENO DEL ESPIRITU SANTO.   El  Apóstol Pablo, cuando en Efesios 5:18 habla de la necesidad de ser llenos del Espíritu Santo, describe en los versos siguientes como es una persona llena del Espíritu y dice que: a.-  Demuestra su llenura en la forma de hablar Efe 5:19. b.- En una vida de adoración  Efe 5: 19. c.- En una vida de agradecimiento.  Efe 5: 20. d.- Y en una vida de sujeción. Efe 5:21. Especialmente esa vida de sujeción se nota en las relaciones de hogar y de trabajo.  La vida de un siervo llena del Espíritu Santo se ve la vida de un líder llena de sí mismo también se ve. 
5.      UN SIERVO EXISTE PARA ORAR……UN LIDER EXISTE PARA HABLAR. Cuando el ministro vive en el santuario de la oración esté viviendo del aceite fresco de la presencia del Rey.  Lo que más hacía el liderazgo de la Iglesia primitiva era orar. Hechos 3 nos muestra dos  hombres que marchan al templo a orar. Hechos 4, un grupo de hijos de Dios claman en oración y todos fueron llenos del Espíritu Santo.  Hechos 5, el pueblo y los líderes oran y son libres del temor.  Hecho 6: Los líderes deciden que ellos deben concentrar en la oración y el ministerio de la Palabra. ALELUYA…los siervos saben que fueron llamados para orar…orando cuando todo está bien...y oran cuando todo parece ir mal.  Oran en el conflicto y en la felicidad…. Saben que el motor de sus ministerios solo funciona con el combustible de la oración.  Cuando los siervos se olvidan y se convierten en Líderes sustituyen la Oración por el hablar…Hablan en las mesas directivas…Hablan en los púlpitos. Hablan en las convenciones…y congresos…Hablan y solo hablan.  Las alabanzas al Padre, son sustituidas por las auto-promociones….Las oraciones de autoridad contra Satanás, son sustituidas por los argumentos y discusiones de asambleas.   El síndrome de Díotrefes ya ha tocado a muchos siervos que olvidaron el llamado de la oración para convertirse en líderes de palabras. “Pero Díotrefes no acepta nuestra autoridad por que le gusta mandar.  Por eso, cuando yo vaya le llamaré la atención, pues anda contando chismes y mentiras contra nosotros.” III Juan 9,10.   Servicio sin oración solo abre la puerta para la discusión.  Servicio que viene de la Oración es el canal para una explosión…….pero explosión de vida. 
6.      EL SIERVO EXISTE PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS….EL LIDER PARA CREAR PROBLEMAS.  Los líderes políticos los vemos intentando solucionar problemas pero cuando descubren ya es demasiado tarde, la decisión que tomaron ahora los ha lanzado a un callejón sin salida, el problema se ha aumentado.  Los encontramos dando declaraciones en la Radio y Televisión…. Quieren encontrar un culpable que no sean ellos…fueron los anteriores.   O simplemente ignoran los problemas.         Ese es el panorama de hoy.  El siervo sabe que él fue puesto para solucionar problemas y como su vida está impregnada de oración, él sabe ir al Padre y antes de tomar decisiones, busca el rostro del Señor de la Iglesia y de él recibe la orientación. Con sabiduría y amor aplica la solución.    No hay problema que no tenga una respuesta en la mano de Dios y el siervo lo cree, lo sabe y lo hace.
 7.      EL SIERVO EXISTE PARA ENSEÑAR……EL LIDER EXISTE PARA MANIPULAR.           “Que sea apto para enseñar,” esa es la norma en la palabra de Dios para los que anhelan ministerios claves en la Iglesia. El siervo sabe que él ha sido puesto para enseñar al pueblo como dijo Pablo: “todo el consejo de Dios”.  El pueblo ha llegado golpeado, herido y sacudido por el pecado y ahora forman parte de la Iglesia, pero el Siervo recuerda las Palabras de su Maestro: “Vayan pues a las gentes de todas las naciones, y háganlas mis discípulos…y enséñenles a obedecer todo los que les he mandado a ustedes” Mat 28:19,20.         Cuando los siervos pierden el corazón de “siervo” y toman el corazón de “líder”, terminan manipulando al pueblo, son ellos los que deciden y el pueblo no tiene oportunidad de expresar entre lo bueno y lo malo.  Se puede manipular abiertamente o se puede manipular sutilmente, pero todo lo que le roba al pueblo la oportunidad de expresar o discernir va por el camino de la manipulación. Como el enseña a su hijo para que enfrente la vida un día por si mismo, el ministro enseña al pueblo para ellos caminen por si mismos en el sendero intrincado de este mundo, siendo “luminares” en medio de las tinieblas. 
8.      EL SIERVO EXISTE PARA SER TRANSPARENTE….EL LIDER PARA  OCULTAR.  Los  encontramos en todos lados…la preocupación constante es ocultar, porque cuando los problemas y las fallas se exponen, el líder tiene temor de perder credibilidad y no quiere dañar su reputación.  Sí es necesario mentir…mentiremos, parece decir el líder en lo profundo de su corazón.  Los encontraremos discutiendo en las mesas de reunión…”Como podremos ocultar esto.  El pueblo no debe saberlo”.  Los siervos saben que la transparencia es elemento importante en el servicio cristiano. No podremos ni engañar a Dios ni al pueblo.  El pueblo sabe cuando ocultamos.  El siervo sabe que la gente no pide perfección….pero si honestidad.  El siervo que es honesto y transparente contará con el apoyo del pueblo y la bendición del Señor.
 9.      EL SIERVO EXISTE PARA MOSTRAR O EJERCER AUTORIDAD…. EL LIDER EXISTE PARA IMPONER AUTORIDAD.    Autoridad no es controlar.            Autoridad no es imponer.     Autoridad no es gritar.               “Dios me ha dado autoridad en el cielo y en la tierra” Dijo el Señor Jesús.  Pero esa autoridad no fue impuesta pero fue demostrada en su manera de vivir. La autoridad de un líder es impuesta y en su imposición destruye vidas….Para él lo más importante es el reglamento.  Para el siervo lo más importante es demostrar con su vida que la autoridad le ha sido transferida. La autoridad del siervo es demostrada en su propia vida y cuando la ejerce, aunque no guste todos saben que es necesaria.
10.  EL SIERVO EXISTE PARA SER SUMISO…   EL LIDER EXISTE PARA EXIGIR SUMISION.  Señor, yo no merezco que entres en mi casa; solamente da la orden, y mi criado quedará sano.  Porque yo mismo estoy bajo órdenes superiores, y a la vez tengo soldados bajo mi mando” Mat 8:8,9.    Sumisión es clave en el servicio.  El siervo sabe que para poder tener el privilegio de que otros se le sujeten, él mismo debe estar en sujeción.  Tremenda lección dada por el centurión…él mismo declaró…Yo creo en el poder de tu palabra, porque también tengo soldados pero antes que eso…yo mismo soy un soldado.   Los líderes reclaman sujeción, pero ellos mismo no saben sujetarse, pero el siervo sabe la importancia de la sujeción porque ese es el fundamento de la autoridad.
Señor, queremos RENUEVO DE PLENITUD en el servicio.  Mucho daño hemos causado a tu pueblo por querer ser líderes y al olvidarnos que nuestro llamado fue para ser siervos.  NO queremos seguir mirando tu obra a través del cristal del liderazgo mundano y enfermizo, pero queremos nuevamente el corazón de Siervos.  Sabemos que si  RENOVAMOS EL SERVICIO, la alegría volverá al corazón de tu pueblo.  Perdónanos las veces que hemos corrido tras un cargo y en esa carrera hemos perdido la hermosa perla del servicio.  NO queremos aplausos, ni votos, ni aclamaciones, ni cámaras, pero queremos tu aprobación y que un día podamos oírte decir: “BIEN, BUEN SIERVO FIEL; EN LO POCO HAZ SIDO FIEL, EN LOS MUCHO TE PONDRE”.   Amen.