domingo, 2 de abril de 2017

Escuela Ministerial Antioquia Modulo II Leccion XI: Introducción a lo apostólico II: Las diversas unciones y operaciones en los 5 ministerios

Lección #11: Introducción a lo apostólico II:
Las diversas unciones y operaciones en los 5 ministerios:

1ª Corintios 12:28:
Y en la iglesia, Dios ha designado: primeramente, apóstoles;
en segundo lugar, profetas;
en tercer lugar, maestros;
luego, milagros;
después, dones de sanidad, ayudas,
administraciones, diversas clases de lenguas.

Los ministerios son manifestaciones y regalos a la Iglesia de Jesucristo que ahora opera a través de los hombres o mujeres llamados por El. Dios mismo y no el hombre es quien nombra a Sus Ministros. El los llama y los autoriza. El pueblo solo les reconoce (Gálatas 1:1). El ministerio es un don, no se adquiere, no se compra, es una dadiva o regalo de Dios; El lo otorga.
Esto implica que el orden jerárquico en la iglesia no es de naturaleza democrática, sino de naturaleza teocratita. El ministerio recibe la autoridad del ministerio mismo, por medio del poder del espíritu Santo. Es por tanto el ministro (Romanos 1:1, Filipenses 1:1) siervo o esclavo de Jesucristo El Señor. El ministerio más que bregar con los derechos del ministro, trabajo con sus obligaciones y responsabilidades. Dios comprometido con el que llama, otorga al ministro Su unción y Su Autoridad; estas deben ser ministradas al pueblo de Dios en amor, humildad y temor de Dios, amen.

A. El ministerio del Apóstol:
El Apóstol es uno de los dones de la Ascensión (Efesios 4:11). El ejercicio de su ministerio es importante en la iglesia para ejecutar la Palabra de Dios y remover el gobierno de las tinieblas. Dios esta estableciendo Su gobierno y Su orden apostólico. Para ello, los apóstoles son imprescindibles. Su unción es muy particular y es necesaria.
1.      Traen revelación a la iglesia, así como paso en la iglesia primitiva.
2.      Desatan sobre la iglesia audacia, fe y visión.
3.      Traen la reforma y reconstrucción de la iglesia.
4.      Traen el juicio y la justicia de Dios y a la iglesia y a las naciones.
5.      Juzgan a los poderes del ocultismo.
6.      Traen el fundamento principal a la casa de Dios.
7.      Ministran la compasión y la gracia de Dios.
8.      Ministran la cobertura espiritual a ministros, iglesias y territorios.
9.      Su unción confirma, establece y fortalece a creyentes, líderes y ministros.
10.   Establecen doctrina en la iglesia.
11.   Traen orden y disciplina en amor a la iglesia.
12.   Operan en la esfera de los 5 ministerios (se mueven en todos).
13.   Producen el mover misionero dentro de las iglesias.
14.   Confrontan al legalismo y a los falsos sistemas religiosos de los hombres.
15.   Son reparadores de la brecha en la iglesia (cubren su desnudez).
16.   Proyectan la visión y compresión de lo que es el cuerpo de Cristo.
17.   Traen guía madura al liderazgo.
18.   Por su unción viene la impartición de dones, unción y ministerios.
19.   Traen señales y maravillas entre la iglesia y los pueblos.
20.   Ministran la llenura del espíritu Santo.
21.   Traen las estrategias de guerra espiritual y movilizan a la iglesia.
22.   Traen la paciencia y la fortaleza a sus creyentes.
23.   Ministran el espíritu de oración y el ministerio de la Palabra.
24.   Ministran dadivosidad y habilidad en administración financiera.
25.   Traen Paternidad de Dios a Su Pueblo (autoestima, identidad y seguridad).
26.   Son los apóstoles parte fundamental en el establecimiento del Reino de Dios.

B. El ministerio del Profeta:
Lo profético y los profetas son importantes para el fluir del espíritu. Lo profético de Dios nos ayuda a saber lo que debemos hacer para mantenernos en ese fluir de Dios. Los profetas son importantes para que junto a los apóstoles traigan las coberturas y fundamentos necesarios a la Iglesia. He aquí algunas características del ministerio y su unción:
1.      Los profetas y su unción derriban reinos demoníacos.
2.      Están ungidos para destruir las obras del maligno.
3.      Su unción destruye lo carnal, lo pecaminoso y lo demoníaco en la iglesia.
4.      Traen pureza y santificación a la Casa del Señor.
5.      Traen revelación de la Palabra y los propósitos de Dios.
6.      Afirman la identidad de cada miembro del Cuerpo de Cristo.
7.      Su unción construye o edifica al Cuerpo de Cristo.
8.      Su unción desarraiga líderes y sistemas religiosos y sus espíritus babilónicos.
9.      Su unción activa en otros el don de la profecía, el espíritu de profecía y el don del profeta.
10.   Planta a los hijos de Dios y los hace florecer en la Casa del Señor.
11.   Los profetas inician el modelo divino al oír Su Palabra.
12.   Traen confirmación de la Palabra al espíritu de la Iglesia.
13.   Desatan la alabanza y adoración en la casa de Dios.
14.   Activan los dones de fe, milagros y sanidades diversas.
15.   Consuelan, exhortan y liberan a la iglesia.
16.   Liberan dones y talentos u operaciones del espíritu Santo.
17.   Traen fortaleza y nuevas fuerzas a los creyentes.
18.   Traen restauración de la Palabra, la unción y el Gozo del espíritu.
19.   Desatan el espíritu o unción de victoria y conquista en la Iglesia.
20.   Liberan la unción de guerra espiritual estratégica en el pueblo de Dios.
21.   La prosperidad financiera es desatada por Dios a través de Sus profetas.
22.   Destruyen la oposición satánica.
23.   Liberan el poder de la resurrección.
24.   Traen el fuego del espíritu a la iglesia.
25.   Acercan el temor de Dios y la reverencia a Su Santísima presencia.

C. El ministerio del Evangelista:
El evangelista es un hombre llamado por Dios con la comisión específica y habilidad especifica para predicar las Buenas Nuevas de Salvación. Su mensaje no es el juicio ni la ira divina sino el perdón, la gracia y la misericordia del Señor. Su mensaje debe ser cristo-céntrico y presentar las verdades retentivas de la obra de Jesús.
1.      Su unción es para traer las buenas nuevas.
2.      Su ministerio y unción es para traer sanidades.
3.      Su unción trae liberación a los cautivos.
4.      Su unción es para presentar la obra redentora de Jesucristo.
5.      Es equipado para hablar de la justificación divina.
6.      Produce multitud de nuevos nacimientos (unción de salvación).
7.      Es ungido para traer convicción de su maldad al pecador.
8.      Su unción desata a la iglesia al evangelismo.
9.      Su unción opera milagros.
10.   Su unción convoca a la iglesia a la movilización.
11.   Su unción trae prodigios.
12.   Desatan la unción de oración.
13.   Desata la unción de ayuno.
14.   Mueve la unción de reconciliación.
15.   Trae restauración al caído.
16.   Desata la unción de guerra espiritual territorial.
17.   Desata la cosecha
18.   Mueve la iglesia hacia la gran comisión.
19.   Trae una unción de maravillas.
20.   Trae denuedo a la iglesia.
21.   Mueve en la iglesia la compasión de Cristo.
22.   Quita el temor a Satanás y a los demonios.
23.   Desata la empatía.
24.   Suelta la unción de desafío al pueblo de Dios.
25.   Trae el gozo de la victoria. Se mueve bajo la unción del avivamiento y la trae al pueblo de Dios.

D. El ministerio del Pastor:
El pastor es una persona con un llamado directo del corazón de Dios para ayudar a pastorear Su rebaño. El pastor siempre será un pastor entre muchos pastores sabiendo que Jesucristo es el Príncipe de los pastores y el Pastor verdadero del rebaño. La función suya es la de apacentar las ovejas, alimentarlas con la Palabra, cuidarlas y protegerlas. En conclusión un ministerio que se mueve bajo la unción de amor y misericordia.
1.      La unción pastoral atrae el amor de Dios.
2.      Ministra sanidad interior.
3.      Traen liderazgo a los creyentes.
4.      Traen propósito.
5.      Traen edificación.
6.      Ministra el compañerismo y familiaridad.
7.      Traen consolación al creyente.
8.      Trae sanidad física divina.
9.      Trae liberación de demonios y ataduras ancestrales.
10.   Mueve la oración.
11.   Ministra ejemplo o modelo de vida.
12.   Tiene la unción para discipular.
13.   Trae protección y cobertura a la iglesia.
14.   Trae unción de paternidad (afirma, da seguridad e identidad).
15.   Trae la unción de reconciliación.
16.   Trae guía.
17.   Ministra enseñanza práctica.
18.   Se mueve por el espíritu de consejo y sabiduría.
19.   Trae fundamento básico.
20.   Exhorta.
21.   Se mueve bajo la unción de mansedumbre y paciencia.
22.   Ministra paz.
23.   Es un ministerio de cuidado y prevención.
24.   Tiene unción de impartición doctrinal.
25.   Mueve la iglesia hacia la obra social.

E. El ministerio del Maestro:
Es un ministerio dotado por el Espíritu Santo para llevar a la iglesia a aguas profundas en la Palabra, y revelarle por la gracia de Dios los misterios escondidos en la Palabra, amen.
1.      Trae la revelación de revelación de la Palabra.
2.      Trae iluminación al texto sagrado.
3.      Se mueve bajo el espíritu de conocimiento divino.
4.      Se mueve bajo el espíritu de inteligencia divina.
5.      Opera bajo los dones de revelación del espíritu.
6.      Lleva madurez a la iglesia.
7.      Trae crecimiento.
8.      Ministra vida.
9.      Ministra gozo.
10.   Produce disciplina y hábitos buenos.
11.   Fortalece principios bíblicos.
12.   Ministra preparación para el ministerio.
13.   Redarguye y produce convicción y arrepentimiento.
14.   Trae corrección.
15.   Trae entendimiento de propósito.
16.   Trae confirmación de las verdades proféticas.
17.   Enseña a conocer las señales y los tiempos de Dios.
18.   Ensancha la visión.
19.   Trae edificación al Cuerpo.
20.   Da solidez al creyente.
21.   Trae balance espiritual a lo profético.
22.   Enseña doctrina y fundamentos.
23.   Produce libertad religiosa.
24.   Ministra y eleva el discernimiento de la Palabra.
25.   Protege de la mentira y error.
26.   Es un ministerio por cuya unción se produce hambre por la Palabra de Dios.

F. Preguntas:
1.      ¿Qué son los ministerios?
2.      ¿Quién nombra a los ministros?
3.      ¿De donde proviene la autoridad del ministerio?

4.      De 5 características de cada uno de los ministerios.