miércoles, 21 de junio de 2017

IMPARTICION MAPDP JUNIO 20, 2017: FUERA DE BALANCE (1A CORINTIOS 14:39-40).




Fuera de balance: Enseñanzas de cosas que no dice la Palabra
Hay suficientes cosas para hacer que están escritas en la Palabra sin necesidad de introducir lo que no se encuentra en ella. Vamos a permanecer puros con determinación de glorificar a Jesús. El soplo suave de enseñanza falsa se ha convertido en un viento fuerte de grave error y desviación doctrinal. Hermanos, manténganse fieles en su enseñanza, estén parados firmes sobre la doctrina sana y no permitan falsas enseñanzas en sus iglesias.
Entre estas:
·         Enfasis excesivo a la prosperidad: Sin duda, algunos que predican el mensaje de la prosperidad material están motivados por la codicia. Para ellos, la predicación de Jesús es un medio de obtener ganancias financieras, algo que Pablo reprendió en los términos más fuertes posibles, hablando de hombres “corruptos de entendimiento y pensando que la piedad es una manera de obtener ganancia”. (1 Ti. 6: 5). Sin embargo, muchos creyentes sinceros abrazan este mensaje y respaldan su caso con la Escritura. Apuntan a las bendiciones del pacto que el Señor prometió a Israel por su obediencia, incluyendo la prosperidad financiera (Dt. 28:1-13).
·         La doctrina que exagera la gracia (hipercalvinismo): Esta enseñanza de gracia exagerada se ha convertido en una epidemia. Ha venido en una manera sutil, y se ha arraigado como una mala hierba — fácil de arraigarse, pero difícil de quitar del cristiano. He tratado personalmente con personas que alguna vez fueron llenas del fuego de Dios, pero cayeron bajo este punto de vista y ahora son inútiles en el servicio a Dios. Ahora, en lugar de perseguirlo, ellos están de fiesta. Esta “libertad inmerecida”, si no se detiene, se extenderá a las generaciones futuras, dejándonos con millones de cristianos tibios que han cambiado su pasión por el veneno. Tristemente, algunos predicadores de la gracia exagerada viven en pecado y siguen predicando acerca de un Dios que es todo amor y que nunca condena, un Dios que no juzga nuestra conducta. Y así “convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje” (Judas 4). ¿No está usted cansado de oír de otro hermano que se ha caído porque se olvidó de la libertad de santidad? Por esta linea se va la linea de la reconciliación universal promueve un pensamiento de salir de la cárcel libre de culpabilidad. Al final, todo el mundo llega al cielo debido a la muerte de Jesús en la cruz. (En contraste, el universalismo enseña que todos los caminos conducen a Dios.) Puede haber sufrimiento futuro, pero será una purga en lugar de castigo, y en el fin, todo el mundo será salvo. Algunos van tan lejos, hasta decir que aun el diablo será salvo. Los defensores del punto de reconciliación universal usan versículos que enseñan que Dios reconcilió “todas las cosas a Él, por Él, si las cosas en la tierra o cosas en el cielo, habiendo hecho la paz por la sangre de su cruz” (Col.1:20). Y señalan que, así como en Adán todos mueren, en Jesús todos vivirán (Rom. 5:12-21). ¿Qué diría si alguien tratara de persuadirlo de que Adolfo Hitler estará en el cielo? “Abominación!”, gritará. “¡Está loco!” Sin embargo, eso es una muestra de la enseñanza falsa fundamental. Tambien por esta linea esta Este movimiento reinterpreta las doctrinas bíblicas, históricas y prácticas del cristianismo. Sus proponentes están más interesados en adaptar ideas religiosas a la cultura y el pensamiento moderno. Siguiendo los pasos de teólogos como Bultmann, Tillich, Barth y Bonhoeffer, piensan que el hombre y mujer modernos no pueden entender o aceptar las doctrinas “pasadas de moda” del cristianismo, en un mundo que ha sido transformado por la ciencia.
·         Antinomianismo o libertinaje: La palabra significa literalmente “en contra de la ley.” Es un brinco desde un énfasis excesivo en el mensaje de la gracia para llegar al antinomianismo. En la práctica, esto significa que “todo se vale”, ya que Jesús nos ha liberado. El problema es que Jesús no nos ha liberado para tener libertad de pecar; Él nos ha liberado del pecado. Jesús murió por nosotros y rompió el poder del pecado en nuestras vidas para que ahora, por el Espíritu, podamos vivir conforme a las justas demandas de la ley (Rom. 8:10-14). Sin embargo, los que sostienen esta enseñanza venenosa no se dan cuenta que Jesús, en su enseñanza, nos llama más allá de los requisitos de la ley, indicando, por ejemplo, que el adulterio se refiere al adulterio del corazón y no sólo el acto físico (Mat. 5:27-28). La ley perfecta, santa, gloriosa de Dios no es el problema. La carne pecaminosa es lo que le llevará más lejos de lo que quiere. El pecado le costará más de lo que quiere pagar. El pecado promete todo, pero le deja sin nada. El pecado le amará para una temporada y le maldice por la eternidad. La pregunta es: ¿dónde termina esta enseñanza?
·         Legalismo: ¿En qué consiste el legalismo? ¿Qué significa el término legalismo? La definición del diccionario nos dice que es un “respeto exagerado por la letra de las leyes” (Diccionario de uso del español). Obedecer correctamente las leyes de Dios no es legalismo. Ser legalista en el sentido religioso es aplicar las leyes de Dios de una manera que él nunca pretendió. Restricciones impuestas por el liderazgo como normas de santidad en cualquiera de las áreas siguientes, son indicio de que la iglesia no es saludable para la edificación del creyente (Ro. 14): Corte de cabello, vestimenta, comidas y bebidas, joyas, maquillaje, relaciones sexuales dentro del matrimonio, música, películas, televisión y entretenimiento en general, bailes, etc. (Ro. 14; 1 Co. 8; Gá. 3). Obedecer correctamente las leyes de Dios no es legalismo. Ser legalista en el sentido religioso es aplicar las leyes de Dios de una manera que él nunca pretendió.Los fariseos, una rama excesivamente estricta del judaísmo cuyas interpretaciones predominaban en el pensamiento popular en el tiempo de Jesús, fueron legalistas. Añadieron muchísimas reglas de su invención a los preceptos de Dios, lo que hacía que éstos fueran tergiversados e interpretados incorrectamente. Sus interpretaciones “añadidas” a la ley de Dios eran tan desvirtuadas que invalidaban la ley y la hacían totalmente ineficaz (Mateo 15:6). Al cumplir con las ordenanzas de los fariseos, las personas ya no estaban siguiendo la ley de Dios (Juan 7:19). Algunos falsos maestros (Gálatas 2:4; 5:10, 12; 6:12-13) descaminaron a las congregaciones de Galacia insistiendo erróneamente en que la circuncisión y la obediencia a la ley eran elementos suficientes para alcanzar la justificación y la salvación, sin tener en cuenta la fe en Jesucristo.
·         La deificación del hombre: Muchas enseñanzas falsas hoy inician con el hombre en lugar de Dios. Por lo contrario, cuando Pablo expuso el mensaje del evangelio en Romanos, comenzó con Dios y luego siguió al hombre. Dios es santo y nosotros no; Él es justo y nosotros no; estamos bajo Su juicio y en la necesidad de misericordia, que viene a través de la cruz. El evangelio de hoy, sobre todo en los Estados Unidos, suena algo diferente; en vez de tratarse de Dios, tiene que ver conmigo, pero eso no es el evangelio. Jesús dijo a sus discípulos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por causa de mí, la hallará” (Mt. 16:24-25). Estamos en grave peligro en todo el mundo, ya al que millones y millones miran al hombre en lugar de mirar a Dios. Tan solo en nuestros sistemas políticos se juega con palabras como mesías, señor, salvador y el ungido, como si fueran dulces. ¿Qué será la respuesta de los cielos? Este es un ambiente en que se levantan estrellas, adorando al hombre en lugar de Dios. Esto lleva al hombre a adorar al hombre; es una preparación para el anticristo. En resumen, cuando las Escrituras contradicen nuestros sentimientos, no lo aceptamos. Mientras deberíamos crucificar nuestros pensamientos e inclinarnos delante de Dios y Su Palabra, cuestionamos la Palabra de Dios.
·         Los que rechazan el infierno: Las partes más rechazadas de la Palabra de Dios son las que tienen que ver con el tema del infierno y el juicio futuro. Por causa de predicar un evangelio desequilibrado, enfatizando el amor de Dios e ignorando Su ira, enfatizando Su misericordia e ignorando Su justicia, ya no tenemos lugar en nuestro teología para el infierno y el juicio futuro.
·         ¿Por qué usó Jesús un lenguaje tan fuerte al hablar sobre el fuego del infierno y la gente llorando, y el lloro y el crujir de dientes (Mat. 8:12)? ¿Y por qué enseñó: “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” (Mat. 5:29)? ¿Y por qué otros escritores del Nuevo Testamento nos advierten repetidamente acerca de la ira venidera (Ef. 5:1-6)? Es una cosa discutir la naturaleza exacta del castigo futuro que le espera a los que rechazan el Evangelio. Es otra cosa minimizar o eliminarlo. Sea lo que sea el debate que tengamos sobre la naturaleza precisa del juicio venidero, algo es muy claro en la Palabra: será irreversible, espantoso, y de consecuencias eternas. Apocalipsis 20:11-15 advierte con claridad acerca del Juicio del Gran Trono Blanco. Sin embargo, hoy en día los maestros de herejías han tomado sobre ellos mismos la tarea de borrar el juicio. El resultado, si creído y seguido, será demasiado devastadora.
·         Demonologia excesiva: No solamente existen demonios detrás de cada arbusto, sino también detrás de cada enfermedad.
·         Pecado si no te sanas o prosperas: Favor de referirse al punto I-Excesividad en la prosperidad.
·         Excesividad en ministracion de sanidad interior, liberacion o rompimiento de maldiciones generacionales: Llevar a la gente a regresion u otras tacticas de nueva era es malo. Abre puertas antagonicas a demonios y no permite cosas correctas que pasen.
·         Doctrina chatarra: Es decir, enseñanzas no biblicas como  confesión positiva, confiéselo y reclámelo, evangelio de la prosperidad, avivamiento de la risa, sujeción a la autoridad, sanidad en la expiación, atar y desatar demonios, maldiciones generacionales, etc.
·         Iglesias que no oran ni ayunan ni buscan la Presencia del Espiritu Santo: Los Apostoles lo hacian, la iglesia primitive lo hacia, pero hoy dia tenemos desayunos, venden sueños y cosas por el estilo.
·         Cesacionismo: Que ciertos dones o ministerios no estan vigentes.
·         Que si no se habla en lenguas no se va la gente en el arrebatamiento o no son cristianos: Esto constituye en salvacion por obras y no por gracia (Efesios 2:8-9). Mucho de lo que pasa por lenguas hoy en día es una repetición fingida o un balbuceo incoherente, producto de trance inducido resultante en la actividad del sistema nervioso autónomo. Aun mas lejos, muchos cristianos inmaduros que tienen el verdadero don de lenguas desarrollan un orgullo que los hace creer superiores a otros hermanos.
·         Regeneracion bautismal: Si la persona no se bautiza no es salva. De nuevo contrario a Efesios 2:8-9.
·         Misticismo — Esta es otra manifestación o resultado de cuando se sobreenfatiza el Espíritu Santo sobre la Escritura. Las emociones toman control y no existe un interés en el estudio riguroso de las Escrituras. 
·         Inmunidad a la crítica: “No tocar a los ungidos”; muchos pastores aluden a esta admonición de Dios para que nadie cuestione sus doctrinas o acciones (1 Cr. 16:22; Sal. 115:15). Lo que no dicen es que la expresión “ungidos” es primordialmente usada en el Antiguo Testamento para identificar a los reyes de Israel, no maestros de la Palabra.
·         Perfeccionismo. La idea de que es posible, para un cristiano, alcanzar la santidad total en esta vida. Algunas iglesias enseñan que el cristiano puede llegar a no pecar más en esta vida terrenal. Respuesta a este error: 1 Juan 1:8-10; Santiago 3:2; Romanos 3:23.
·         Teísmo abierto: En algunas iglesias ya se enseña que Dios no conoce el futuro – no es omnisciente. Esta enseñanza puede calificarse directamente como herejía. La Biblia enseña la omnisciencia de Dios con lenguaje claro y preciso en centenares de pasajes primarios.
·         Preterismo total: Esta teoría argumenta que toda la profecía bíblica ya se ha cumplido. Nada se encuentra ya en el calendario profético. Sucesos como el surgimiento del Anticristo, la tribulación, el rapto, la Segunda Venida del Señor y la resurrección de los muertos ocurrieron alrededor del 70 DC – el año en que Roma tomó Jerusalén y destruyó el segundo templo. Aquellos preteristas que niegan la futura Segunda Venida de Cristo y la resurrección de los muertos, reduciéndolos a algún acontecimiento de la historia, claramente contradicen los 7 credos ecuménicos de la historia primitiva y los grandes credos de la Reforma. En consecuencia, estos preteristas no son parte del cristianismo ortodoxo y deben ser catalogados como herejes. Necesariamente deben ser separados de las congregaciones ortodoxas. El anatema de 2 Timoteo 2: 14-19 es perfectamente vigente para toda forma de preterismo que niegue la futura resurrección corporal de los muertos en el final de los siglos.

La presentación que hemos hecho de los problemas de carácter endémico en las iglesias evangélicas actuales, lejos de ser exhaustiva, creemos que cubre una extensa gama y provee al cristiano evangélico una herramienta efectiva a los efectos de discernir el estado de su iglesia. Es responsabilidad de todo miembro del cuerpo de Cristo pertenecer a una iglesia donde pueda profundizar su fe en el Señor Jesucristo, fortalecer su amor hacia los creyentes y crecer en el conocimiento de la Palabra de Dios. Dios ama a la iglesia y Él va a hacer todo para preparar a su novia, la iglesia, para encontrarse con su Novio Jesucristo. ¡Todavía no está lista, pero con tiempo estará!