viernes, 2 de marzo de 2018

Tiempo de Dios para anular los decretos de muerte contra mi país y contra mi familia: Apostol Dr. Rony Chaves

“Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al día trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los sátrapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey.
Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes“.
Ester 3:12-13

Estamos viviendo según el Calendario Bíblico, el mes de Adar (duodécimo mes hebreo), y en el día 13, que corresponde a la fecha en que Amán el funcionario político de influencia del Imperio Medo-persa,logró oficializar el decreto de destrucción del pueblo de Israel en manos de sus enemigos. Amán odiaba a los judíos a muerte y quería su destrucción,por esta causa hizo el decreto y buscó el sello real hasta conseguirlo y desatar la persecución contra el pueblo de Dios.
Ante el clamor de la reina Ester y de su tío Mardoqueo,ambos judíos, el Altísimo intervino y destruyó las intenciones de Amán y movió Su Justicia contra él, permitiendo que Israel se defendiera mediante otro decreto de vida y de protección, preservando la vida de sus familias.
El 13 y 14 de Adar (mes que cae en febrero y marzo), son días de luna llena, tiempo donde los oculistas y satanistas hacen sacrificios de sangre con ritos y decretos de maldición contra el pueblo de Dios y sus líderes. Ellos aprovechan la época simbólica para hacer dańo a gobiernos y gobernantes, para controlarlos y traer desgracia y destrucción sobre los habitantes de ciudades y naciones.
Más también es el tiempo para cortar con Autoridad Espiritual todo hechizo, toda brujería y todo decreto de maldición a través del Poder de Dios y del Nombre Glorioso de Jesucristo.
Es por esta razón que como un Profeta autorizado por el Eterno para bendecir mi país Costa Rica, y a las naciones de América, hoy junto a ti, anulo y destruyo todo conjuro mágico contra nuestra tierra y sus habitantes; y cancelo todo poder oculista que haya sido enviado contra mi Nación y sus líderes, y contra las naciones de América.
En el Poder de Dios y por el Nombre más Alto qué hay, Jesucristo, desato la Protección del Altísimo sobre nosotros y sobre nuestros hijos; Activando también la Justicia de Dios a nuestro favor como Escudo de Protección y de Victoria.
¡Amén y Amén!

“Y escribió en nombre del rey Asuero, y lo selló con el anillo del rey, y envió cartas por medio de correos montados en caballos veloces procedentes de los repastos reales;
que el rey daba facultad a los judíos que estaban en todas las ciudades, para que se reuniesen y estuviesen a la defensa de su vida, prontos a destruir, y matar, y acabar con toda fuerza armada del pueblo o provincia que viniese contra ellos, y aun sus niños y mujeres, y apoderarse de sus bienes,
en un mismo día en todas las provincias del rey Asuero, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar “.
ESTABLEZCO SOBRE TI, SOBRE TU CASA Y SOBRE TU PAÍS, UN DECRETO DE VIDA, DE PAZ, DE PROTECCIÓN Y DE PROSPERIDAD DEL ALTÍSIMO.
¡AMÉN!