sábado, 29 de abril de 2017

Declaracion profetica sobre Puerto Rico

Declaración  profetica de bendición sobre Puerto Rico, quiero compartirla pues es una palabra poderosa!!!
Declaremos a viva voz...!!!
La Biblia dice que en nuestra boca está el poder de la vida y de la muerte, así que hablaré palabras de bendición y no de maldición.
Mi boca NO será prestada para expandir rumores, críticas destructivas, mentiras o falsas profecías de desastres o tribulaciones.
Mi boca sólo repetirá lo que Dios ha dicho para mi nación: En nombre de Cristo Jesús
DECLARO
Que la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento está sobre mi nación; Puerto Rico

PROFETIZO
Que ningún arma forjada prosperará contra ningún PUERTORRIQUEÑO/A

DECRETO
Que ningún espíritu  de oscuridad podrá derribar los muros de avivamiento que hemos construido junto al  Espíritu Santo porque Dios ha escuchado nuestro clamor.

ANUNCIO
Qué Puerto Rico es tierra de paz y no de guerra, porque aquí habita Dios.

 AFIRMO
Que los corazones de los Puertorriqueños se vuelven al Único y verdadero DIOS, creador del cielo y de la tierra, a su Hijo JESUCRISTO  y a su ESPÍRITU SANTO.

 ESTABLEZCO
Que la única sangre que se derramará en nuestro país y que correrá por todas sus calles, pueblos y ciudades será la de JESÚS que es la única que tiene el poder de restaurar, sanar y liberar.

 IMPARTO
Vida y Vida en abundancia sobre mi amado Puerto Rico, porque Jesucristo es su Rey.

 IRRUMPO
En las tinieblas para establecer que Puerto Rico   es templo y morada del ESPÍRITU SANTO,  porque en cada corazón Boricua ÉL ya habita.

SELLO
La palabra para declarar que la cultura de este país sera transformada a través de su culto genuino y verdadero al único que dio su vida en un madero; nuestro SEÑOR JESÚS.

 LEVANTO
Mi voz para decretar que el peso de la Gloria de DIOS  inunda mi Nación y por tanto la prosperidad del cielo será sobre todo el territorio BORICUA

 BENDIGO
A esta nación decretando que la economía de este país y sus riquezas se elevarán con el propósito de inundar al mundo entero con la  PALABRA de DIOS y la gloria postrera de esta casa será mucho mayor que la primera. 

 SANTIFICO
A mi país y que no faltará alimento en la despensa del Puertorriqueño y extranjero que viven aquí , porque no habrá justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan, que la escasez desaparece en el Nombre de JESÚS , porque todo éste pueblo sera llamado y constituido pueblo de DIOS.

 REPRENDO
Todo plan del enemigo y digo que sucumbe y queda atado y  enterrado por la inmensa Gloria de DIOS  que está inundando esta hermosa tierra de gracia.

Amados hermanos y hermanas tu boca tiene poder úsala para desatar las bendiciones de DIOS  sobre este hermoso país llamado
       PUERTO RICO 
 Bendecidos para Bendecir 
Pásalo ahora, para  ser  muchos más  unidos en oración por  *P.R.* 

         PUERTO RICO
PASALO A OTRO HERMANO EN CRISTO... para que esto llegue a todos y todos levantemos  la voz!

lunes, 24 de abril de 2017

LOS MENSAJES A LAS SIETE IGLESIAS: APOCALIPSIS CAPS 2-3


lunes, 10 de abril de 2017

Imparticion especial Sabado 8 de abril 2017: El bombardeo del Jueves en la noche y la segunda venida de Cristo-hay alguna relacion?

RESPONSABILIDAD Y EXCELENCIA EN LA MINISTRACIÓN PROFÉTICA: Profeta Cliff Bell © 2015

https://www.facebook.com/notes/10152616972910887/

Con mayores niveles de autoridad hay mayores niveles de responsabilidad.  Con la ministración de los dones del Espíritu Santo – especialmente con la profecía - se requiere mayor madurez y responsabilidad.  

El profetizar como un vocero de Dios a la vida de otra persona no se debe tomar a la ligera.  Viene con una responsabilidad de asegurar que la persona siendo ministrada recibe el provecho del mensaje que Dios le quiere comunicar. 

No se trata de hacer un show, ni de cuántas personas podamos impresionar con nuestros dones.  El que profetiza está comunicando un mensaje de Dios.  Por lo tanto, cualquiera cosa que impide o que estorbe la comunicación clara de dicho mensaje está fuera de orden.  La meta es comunicar efectivamente el mensaje y ser un reflejo correcto de Aquel que representamos. 

Este artículo no se trata de los falsos profetas ni de las profecías falsas.  Tengo otros escritos que hablan de tales cosas.  Quiero destacar en este artículo unos problemas que veo frecuentemente en iglesias que se identifiquen como “apostólicos y proféticos”, y quiero tambien ofrecer pautas para evitar esos problemas.  

Comenzaré compartiendo unos casos actuales…

CASO1.  
Me acuerdo que fui ministrado por un profeta de mucho renombre durante un congreso. Yo sabía que la palabra era de Dios, y me impactó mucho la unción fuerte que percibí.  Yo tenía una grabadora, pero no hubo tiempo para buscarla y usarla. 

Yo decidí descansar y recibir la impartición confiando que la profecía estaba siendo grabada por la iglesia, y que podía pedir la grabación de ellos.   Yo quería acudir a la Voz de Dios - pues creemos que Dios Todopoderoso nos habla por medio de la profecía.  Además somos mandados juzgar la profecía – y muchas veces se requiere algo de interpretación antes de aplicarla a nuestras vidas.   Si Dios me estaba dando instrucciones yo quería asegurar que yo estaba obedeciendo a Dios.  Yo quería compartir la profecía con mi esposa y familia que no estaban presentes. 

Sucede que la ministración sí fue grabada por la iglesia, pero nunca me la entregaron.  Yo pedí la grabación de la profecía varias veces, y hasta ofrecí pagar cualquier gasto, pero nada.  Traté de anotar lo poco que pude recordar, pero la profecía era larga y no pude recordar menos unos pocos detalles.   

1ª de Corintios 12:7 nos revela que los dones son dados para el provecho del Cuerpo de Cristo.  Al final de las cuentas, recibí poco provecho de esa ministración.   1ª de Corintios 14:3 nos revela que la profecía es para edificación, exhortación y consolación. Recibí una bendición temporal, pero no mucha edificación ni exhortación porque esas cosas vienen con la sustancia de la palabra compartida – la cual yo no pude recordar.

CASO 2.  
El Dr. Bill Hamon, mi padre espiritual, relata de la ocasión en la cual un hombre dijo a su pastor que Dios le había dado permiso para divorciar a su esposa. El pastor no le pudo creer.  No obstante, el hombre insistió, y agregó que Dios le habló por medio de una profecía personal que le ministró el Profeta Bill Hamon – (pues sabía cuánto su pastor admiraba el Dr. Bill Hamon).  El pastor todavía no le pudo creer.  El hombre sacó el casete que tenía la grabación y lo puso en un reproductor, y juntos comenzaron a escuchar la grabación.  La profecía habló de varias cosas, pero hubo una parte que decía, “…hijo mío, te voy a librar de la carga que has llevado por años.” 

“¡Allí está!  ¿Ya ves?” exclamó el hombre…    El pastor sabía de qué hablaba la profecía, y sabía que la “carga” no era la esposa del hombre.  El engaño del corazón del hombre había torcido la palabra profética para poder usarla como licencia de dejar a su esposa.   Gracias a Dios hubo una grabación que pudieron revisar para aclarar las dudas y reorientar al hombre.  Imagínese cómo el diablo pudo haber usado eso en contra del Dr. Bill Hamon si no habían tenido la grabación… si el hombre se hubiera divorciado anunciando a todos que su justificación era “la profecía que le dio el Dr. Hamon”

CASO 3.  
Hace unos años profeticé a un pastor que Dios le daría hijos: una hija y un hijo. Yo no sabía que los médicos ya le habían dicho que no era posible que él y su esposa tuvieran hijos por causa de una incompatibilidad genética.  Ya hubo dos embarazos que no terminaron bien, y los bebés se murieron.  Ellos habían decidido evitar la concepción.  Sin embargo, dentro de poco tiempo su esposa resultó embarazada nuevamente.  Al principio sintieron temor, pero después se acordaron de la profecía.  También se acordaron lo que yo había enseñado la importancia de militar la buena milicia con las profecías que recibimos (1ª Timoteo 1:18).   

Ese pastor y su esposa pudieron escuchar nuevamente la profecía y comenzar a guerrear en el espíritu en oración conforme a la palabra profética.  Los médicos no lo pueden explicar, pero esa pareja experimentó dos embarazos perfectos, y tienen ahora una hija y un hijo, ambos completamente sanos y quienes ahora sirven a Dios juntamente con sus padres. 

Si yo no había grabado la profecía, y si ese pastor hubiera tenido que depender de su memoria… no sé si pudieran haber tenido la confianza de guerrear efectivamente en el espíritu.  En el momento que yo le profeticé sucede que él no creyó la palabra (por causa de su experiencia negativa pasada) y pensaba que yo estaba equivocado.  Entonces, es muy probable que no hubiera recordado los detalles de la profecía. El hecho de que hubo una grabación entregada a ellos, ambos, él y su esposa, pudieron fortalecer su fe, echar fuera las dudas y temores, y militar la buena milicia para ver el cumplimiento. 

CASO 4.  
Un profeta itinerante estaba ministrando en cierta iglesia.  Vio a un hombre soltero que estaba sentado por un lado del templo, y también vio a una mujer soltera de unos 50 años sentada por el otro lado del templo.  Les dijo que deberían casarse.  Es posible que fuera simplemente una broma, pero ellos eran nuevos y  pensaban que Dios les estaba hablando por medio del profeta. No hubo una grabación para examinar y juzgar.  Para empeorar la situación, el pastor no les entrevistó bien antes de oficiar su boda - o hubiera detectado rápidamente que no era de Dios que se casaran.  No eran compatibles.  Ella nunca le amó al hombre, pero no quería desobedecer a Dios. Se casaron, pero fue un desastre, y terminaron en divorcio dentro de pocos meses. 

Si hubieran tenido una grabación, ...y si hubieran juzgado lo que fue dicho, si hubieran recibido consejo sabio pastoral antes de hacer una decisión tan grande pudieron haber evitado el desastre.  El resultado final es que ambos quedaron muy heridos, y la mujer (una creyente nueva) dejó la iglesia.     

Nunca debamos basar una decisión grande en una sola profecía aunque sea una profecía acertada.  Siempre debamos buscar confirmación y consejo sabio.  Las profecías deben de complementar el consejo pastoral y viceversa.   

EL GRABAR LAS PROFECIAS PERSONALES ES PROTOCOLO ESTÁNDAR PARA LA RED DE CHRISTIAN INTERNATIONAL.

Mi punto en todo esto es mostrar la necesidad que nos levantemos a un nuevo nivel de responsabilidad como ministros proféticos y que usemos una grabadora para toda ministración profética personal.   Este es un requisito del Dr. Bill Hamon para todos los quienes estamos bajo su cobertura.  Los que son hijos verdaderos se disciplinarán a hacerlo.  Es parte del protocolo profético estándar en la Red Global Christian International. 

Puede ser que el implementar un nuevo protocolo nos incomode un poco al principio.  Cada disciplina nueva nos incomode al principio.  Pero el protocolo no está diseñado para incomodarnos, sino para protegernos.  Es como el protocolo del tránsito: semáforos, letreros, etc.  Nos incomodan cuando tenemos que parar en un semáforo rojo – pero su propósito no es impedirnos, sino asegurar que lleguemos a nuestro destino.

NO ES SUFICIENTE CONFIAR QUE TODOS TENGAN UN TELÉFONO CON QUE PUEDAN GRABAR SUS PROFECÍAS.  Aunque es bueno si puedan hacerlo, muchos no llevan tales teléfonos, y los que sí no siempre saben cómo usarlos – o no tienen el espacio para acomodar la grabación.  Los que somos ministros proféticos debamos tomar la responsabilidad que viene con nuestro llamado, y llevar una grabadora con pilas nuevas. No sea perezoso e irresponsable.  Sea proactivo, prudente, y toma las acciones necesarias para asegurar que todo sea hecho con excelencia. 


ADEMÁS -DEBAMOS NO SOLAMENTE GRABAR TODAS LAS PROFECÍAS PERSONALES, SINO ASEGURAR QUE LAS PERSONAS MINISTRADAS RECIBAN LAS GRABACIONES.  En mi caso, siempre dejo con la iglesia anfitriona una copia de todas las grabaciones.  Como ellos conocen a los individuos, ellos pueden distribuir efectivamente las grabaciones.  Siempre he pedido ese favor de los pastores de las iglesias en donde ministro. 

Me ha desconcertado las veces cuando alguien me escribe varios meses después de la ministración diciendo que la iglesia nunca les compartió la grabación.  Me indica que ese pastor no valora la palabra profética como se debe.  Prefiero no juzgarles y etiquetarles como mentirosos e irresponsables, pero en algunos casos puede ser que es así.   Por eso siempre guardo todas las grabaciones por un mínimo de un año.

GRABANDO Y REPARTIENDO LAS GRABACIONES DE LAS PROFECÍAS TIENE MUCHOS BENEFICIOS:

1.  Demuestra respeto a Dios y la importancia de Su mensaje a uno de sus hijos amados.

2.  Demuestra respeto y consideración a la persona siendo ministrada para que puedan escuchar nuevamente la profecía, juzgarla apropiadamente, interpretarla y aplicarla a sus vidas correctamente.  Sin la grabación están a la misericordia de sus memorias, y no podrán recordar todo. …y es posible que lo van a recordar mal, o solamente las porciones que les conviene.

3.  Demuestra respeto a los pastores de las personas siendo ministradas, y les da la herramienta necesaria para poder aconsejar bien a sus ovejas.  La verdad es sin una grabación, puedas estar haciéndoles daño al pastor y a la iglesia.  Las profecías muchas veces hablan de nuestro potencial, de lo que podemos ser en el futuro – mas nuestros pastores saben cuál es nuestra realidad  y conocen cuáles cosas en nuestras vidas necesitan cambios antes de que se pueda cumplir la profecía. 

4.  Es una protección para la persona siendo ministrada. Muchas veces otros quienes están presentes también escuchan la ministración, pero la escuchen desde su propia perspectiva limitada y luego tratan de controlar o juzgar a la persona. Una grabación asegura que TODA la profecía sea escuchada y examinada.  

5.  Es una protección para el profeta mismo.  Nosotros tampoco podemos recordar precisamente lo que habíamos profetizado a otro.  Ellos van a recordar lo que les conviene, y puedan torcer las palabras o mal-aplicarlas. Cuando no hay una grabación el profeta corre el riesgo no necesario deser citado mal – y luego tener que lidiar con las consecuencias.   

6.  Es una cuestión de responsabilidad y de rendir cuentas por lo que hemos profetizado.  Si es que nos equivocamos podemos responsabilizarnos por el error y ayudar a efectuar una resolución y entendimiento adecuado.  Si es que era una palabra acertada se puede examinarla para ver cuáles son las condiciones para ver el cumplimiento.  (Cada profecía personal es condicional aunquelas condiciones sean especificadas dentro de la profecía o simplemente por los principios bíblicos que es la palabra profética más segura.)   


¡Que Dios nos ayude a ser responsables, y a llevar la ministración a nuevos niveles de excelencia!


Espero que este artículo le sea de provecho.  Si es así, le invito a compartirlo con otros.

domingo, 9 de abril de 2017

Escuela Ministerial Antioquia: Conclusion-ES NECESARIA UNA REFORMA, ¡YA!

Hageo 2:9
"La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera"--
dice el SEÑOR de los ejércitos--
"y en este lugar daré paz"--declara el SEÑOR de los ejércitos.
John Hus, Martin Lutero, Juan Calvino, John Knox, los moravianos, George Fox, John Wesley, George Whitefield, Charles Finney, Charles H. Spurgeon, William Seymour, John G. Lake, Kathryn Kuhlman y Yiye Ávila: ¿Qué tienen todos en común? La respuesta es muy simple: Fueron reformadores en sus tiempos. Fueron gente radical, o como los llamaríamos hoy, unos locos por Jesús, amen. Gente dispuesta a morir, como Hus en la hoguera, a pelear por sus ideales como Knox, a reformar ciudades como Calvino, a desatar palabras proféticas sin miedo como Fox, a restaurar verdades como las iglesias en las casas como Wesley, a evangelizar como Finney, a hablar en lenguas como Seymour, a ver su esposa morir por el reino de Dios como Lake y no ser tocado por la enfermedad para nada, a predicar siendo mujer con todos los prejuicios de la época como Kuhlman, a soltar gloria en Latinoamérica y demostrar que los latinos tenemos propósito en el reino como Ávila.
Exacto, sus tiempos, no los nuestros. Realidades históricas diferentes, culturas diferentes, y verdades diferentes. Nuestros tiempos viven los retos mas grandes que la historia humana ha vivido, y tenemos recursos como la Internet, los celulares como estos no tenían, satélites y canales cristianos soltando palabra 24 horas al día en todo el mundo, así como emisoras de radio en lo mismo y aun así, sin estos recursos, alcanzaron naciones y desataron fuegos en las ciudades y naciones que vivían, el fuego del Espíritu Santo.
Pero nosotros tenemos una responsabilidad, y es seguir el trabajo, el legado que ellos nos dejaron, porque ese mismo fuego se quiere soltar en nosotros, pero es necesario algo:
ES TIEMPO DE REFORMA, DE MIRAR LO QUE DIOS QUIERE HACER A TRAVES DE NOSOTROS HOY, DE CAMBIAR NUESTRAS CIUDADES POR EL PODER DEL ESPIRITU SANTO, HACER EL TRABAJO PARA HACER REAL EL MARANATHA, PORQUE COMO DECIA YIYE CUANDO PREDICABA:
¡CRISTO VIENE, EL FIN SE ACERCA,
ALABADO SEA DIOS!
Y POR ESO ES NECESARIA UNA REFORMA, DONDE LA LLUVIA TARDIA SEA LA QUE TRAIGA LA GLORIA PARA NUESTROS TIEMPOS, AMEN Y AMEN.
2ª TIMOTEO 1:6:

Por lo cual te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos.

Escuela Ministerial Antioquia Modulo II Leccion XII: Introducción a lo apostólico III: Autoridad Espiritual y esferas de autoridad:


Apocalipsis 21:14
El muro de la ciudad tenía doce cimientos, y en ellos estaban los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.


Peter Wagner define a un Apóstol así: "Un Apóstol es un líder cristiano dotado excepcionalmente, enseñado, comisionado y enviado por Dios con la autoridad para establecer los cimientos del Gobierno en la Iglesia dentro de una esfera del Ministerio designado, escuchando lo que el Espíritu está diciendo a las Iglesias y poniendo las cosas en orden de acuerdo al crecimiento de la Iglesia".
Los Apóstoles hoy desempeñan una labor de edificación de la Iglesia junto a los Intercesores y Profetas, siendo una de sus grandes características la "autoridad". Los cinco mayores recursos de "autoridad apostólica" son:
  1. Tienen dones del Espíritu fluyendo.
  2. Tienen un llamado o una tarea o comisión por cumplir.
  3. Tienen muchos seguidores o hijos ministeriales.
  4. Tienen visión de Reino.
  5. Tienen un carácter extraordinario (madurez).

A. El carácter del apóstol:
La gran marca distintiva de un Apóstol es su madurez, su carácter equilibrado y su vida sometida al señorío de Cristo. Carácter es esencial en el Apóstol. Apóstoles deben ser ejemplares en carácter, con una familia sólida, dominio propio, moderado en hospitalidad, pacífico, materialmente equilibrado, sin tacha, de buen testimonio para lo de afuera. Apóstoles que no pueden ser imitados con su conducta deben revalorar la validez de su llamado apostólico. Deben ser humildes, no orgullosos o altivos. Su Autoridad Apostólica emana de su carácter sometido a Cristo.

B. El poder que emana de un oficio y de un titulo:
Hoy en la Iglesia no tenemos problemas al usar el nombre o título cualquiera para un ministro: Reverendo, Obispo, Pastor, Doctor, Master, etc., pero sí el de "Apóstol". El término Apóstol que define un oficio ministerial y no puede ser usado por quien no tiene este ministerio otorgado por el Señor. La palabra "Apóstol" aparece más de setenta veces que el término Evangelista y Pastor (que aparece sólo ocho veces). Pablo, Pedro y Juan, líderes de la Iglesia neo-testamentaria defendieron y fundamentaron su apostolado y el ser llamado Apóstoles. Apóstoles no surgen de la noche a la mañana, son el resultado de un proceso de crecimiento, maduración y selección del Señor. Pero se necesita de algunas cosas para reconocerles:
  1. El Apóstol personalmente debe conocer y saber que Dios le ha llamado.
  2. Debe ser reconocido por el liderazgo de su propia Congregación.
  3. La Congregación local también debe reconocerlo.
  4. Debe ser reconocido como Apóstol por aquellos que él ha establecido y fundamentado en la fe.
  5. Debe tener testimonio de su ministerio por otros Apóstoles. El título "Apóstol" de nada sirve si lo anterior es ignorado.

C. La esfera apostólica de autoridad:
 "La esfera apostólica" determina la "autoridad apostólica", la cual no funciona donde quiera, sino donde cada Apóstol fue comisionado. La autoridad apostólica debe ser ejercida únicamente en ciertos lugares y tiempos. Peter Wagner afirma: "Apóstoles tienen una asombrosa impartición divina de autoridad, pero fuera de la esfera determinada por Dios, ellos no tienen más autoridad de lo que tienen otros miembros del cuerpo de Cristo".

Tres esferas de autoridad:
1.      Apóstoles Horizontales: Son ministerios de relación más que de denominación. La gran mayoría no tienen redes de Iglesias o ministerios, más bien trabajan con líderes de su mismo nivel uniéndoles o convocándoles para reuniones o proyectos específicos. Son líderes de conexión de ministerios. Un ejemplo bíblico es Santiago (Hechos 15) quien presidió el Concilio de Jerusalén, uniendo Apóstoles Verticales como Pedro, Pablo, Mateo, Juan, etc., que por sí mismos, quizás no se hubieran reunido. Estos son los tipos de apóstoles horizontales:
a.      Apóstoles de Convocación: Conectan y comunican a otros Apóstoles.
b.      Apóstoles Embajadores: Tienen ministerios itinerantes que catalizan y alimentan otros movimientos apostólicos fuera de sus fronteras. Son consejeros en situaciones difíciles, activan la visión apostólica y provocan cumbres o consejos ministeriales de alto nivel.
c.      Apóstoles de Movilización: Movilizan a otros ministros y al Cuerpo de Cristo hacia proyectos específicos (Marcha por Jesús, oración, etc.).
d.      Apóstoles Territoriales: Dios les ha dado una autoridad poderosa en una región, territorio o nación. Líderes cristianos y seculares reconocen su autoridad e influencia en la sociedad.
2.      Apóstoles Verticales: La gran mayoría de Apóstoles se ubican aquí. Son líderes de organizaciones eclesiásticas, denominacionales, apostólicas o redes. Muchos les buscan para obtener cobertura espiritual y están confortables con este Apóstol en particular. Pablo es un ejemplo bíblico de este tipo de ministerio. Entre sus actividades están:
a. Apóstoles Eclesiásticos o Eclesiales: Su esfera de autoridad influye un buen número de iglesias y ministerios Para-eclesiásticos. Es cobertura de ministros y congregaciones. Muchos de ellos se ven como únicos Apóstoles posibles dentro de su Red, lo cual debe cambiar. Dios está conformando Equipos Apostólicos. Una tendencia del pasado fue que estos Apóstoles eran vistos como caudillos y con sentido dictatorial en sus funciones, lo cual no permitió que otros Apóstoles fueran reconocidos en sus movimientos.
b. Miembros de Equipos Apostólicos.
c. Apóstoles Funcionales: Tienen autoridad Apostólica sobre individuos o grupos quienes operan dentro de cierto tipo de ministerio especializado como Aglow, Hombres de Negocios, etc. Ellos deben ser miembros de una congregación y deben tener un Pastor. En su Iglesia no necesariamente funcionan como Apóstoles en su gobierno local.
d. Apóstoles Congregacionales: Es posible que hombres que pastoreen por varios años congregaciones de más de ochocientos miembros sean Apóstoles. Deben tener también otras evidencias de su Apostolado.
3.      Apóstoles del Mundo Comercial (de Mercadeo o de Mercado): Tienen su cobertura en una Iglesia local pero su ministerio primeramente lo realizan fuera de Iglesia Nuclear, es decir, en la Iglesia Extendida (política, comercio, deporte, etc.). Debe tenerse mucho cuidado con estos ministerios para que no se desconecten de la vida y cobertura de su Congregación. Todos los Apóstoles tienen un don primario, por lo tanto, pueden existir Apóstoles-Profetas, Apóstoles-Maestros, Apóstoles-Pastores, etc. También puede darse Apóstoles Verticales y Horizontales a la vez. Esta es un combinación de actividades apostólicas. El hermano Roger Mitchell de Inglaterra, sugiere que dentro de los Apóstoles existen dos categorías según las características apostólicas primarias:
a. Apóstoles Fundamentales: Son los apóstoles que salen fuera de sus fronteras, rompen límites para tomar nuevos territorios.
b. Apóstoles Reformadores: Son aquellos que se mueven para ganar otra vez el territorio tomado por los Apóstoles Funcionales, pero que fueron perdidos parcial y totalmente a través del tiempo ante fuerzas espirituales negativas. Un ejemplo de esto, es Juan el Apóstol que retoma la Iglesia de Éfeso.

D. Apóstoles para una transformación social:
Dios está levantando Apóstoles con unción y visión para afectar socialmente sus ciudades. Esto incluye crecimiento de la Iglesia, moralidad pública, así como la transformación económica, gubernamental y educacional. Esto implica que barrios, comunidades, regiones, ciudades y naciones recibirán el impacto apostólico. Apóstoles territoriales y de Ciudad son necesarios para traer reforma y transformación.
ODRES NUEVOS PARA VINO NUEVO: Necesitamos odres nuevos para el vino apostólico del Señor. La Iglesia y sus líderes deben renovarse para recibir el poder de Dios.

E. ¿Cómo identificamos a los apóstoles?
  1. A través de Apóstoles reconocidos: A través de aquellos que ya están operando como Apóstoles reconocidos. Ellos orarán y recibirán revelación de quien son Apóstoles. Su testimonio en oración será muy valioso (Lucas 6:12).
  2. A través de la profecía: Faltan Apóstoles por la ausencia de profetas. La palabra profética activa dones y funciones ministeriales. A través de Profetas, Presbiterios Proféticos o Compañías de Profetas, los Apóstoles, son confirmados y reconocidos (Hechos 13:1-5).
  3. A través del Espíritu Santo y su voz: Maestros y Profetas con la Palabra y la unción, establecen el ambiente operacional para que el Espíritu llame a sus Apóstoles. La voz del Espíritu, identifica a sus Apóstoles.
  4. A través de observar las obras apostólicas: Si identificamos una obra apostólica, encontraremos a un Apóstol. El fruto de un ministerio apostólico es obras apostólicas. Estas obras señalan a un Apóstol aunque no emplee el título para su oficio.

F. El orden divino necesario para establecer la gloria de Dios:
Hay varias cosas que deben suceder en la iglesia para que vea la gloria manifiesta de Dios, o como se conoce comúnmente, la Shekinah. Estas son:
1.      La Adoración: El inicio de todo es la búsqueda de la Presencia. El hambre por El nos llevara a la revelación de el Señor.
2.      La revelación de Dios y Su Palabra: La revelación de la voluntad del Señor y un encuentro con Su santidad producirá en nosotros temor de Dios.
3.      El temor reverente de Dios: El temor santo por Dios y Su voluntad nos llevara a anhelar traer a la tierra los Diseños de Dios.
4.      El Orden y Diseño Divinos: Solo así estableceremos la estructura diseñada por Dios, Sus diseños y Su Teocracia, amen.
5.      El Modelo Apostólico del Señor: La estructura de la iglesia siempre ha sido y será el ministerio quíntuple. Caminar en el modelo apostólico nos llevara a ver la Gloria de Dios.
6.      La Gloria y el juicio: Los obedientes recibirán la gloria de Dios y experimentaran sus beneficios. Los desobedientes experimentaran el juicio divino, amen.

G. Moisés: Tipo de Apóstol:
En el Antiguo Testamento, Moisés es un tipo clásico de ministerio apostólico, como lo es Nehemías, el restaurador. Dios uso a Moisés para liberar a Israel y llevarlo a su destino profético como un anuncio simbólico de lo que hará el Señor con la Iglesia al emerger el movimiento apostólico y sus apóstoles.
Esto sucederá con el nuevo mover apostólico:
1.      La esclavitud de la Iglesia será quitada.
2.      Traerá identidad a la iglesia.
3.      Traerá lo profético (Moisés trajo a Aarón).
4.      Traerá ley, es decir, orden de Dios.
5.      Llevar al pueblo de Dios a su destino.
6.      Mostrar a Dios en Su esplendor.
7.      Mostrara la gloria de Dios.
8.      Demostrara el poder divino.
9.      Mostrar la divinidad de Dios.
10.   Mostrar la sobrenaturalidad de Dios.
11.   Mostrara Su paternidad.
12.   Traerá el diseño del Señor.
13.   Mostrar el carácter multigeneracional del Señor.
14.   Manifestara a los elegidos de Dios.
15.   Levantara el sacerdocio del espíritu.
16.   Desarraigara a la iglesia de Egipto.
17.   Nos enfocara en Canaán.
18.   Vencerá a los magos en Egipto.
19.   Llevar a la iglesia a la intimidad con Dios.
20.   Traerá unidad del cuerpo, es decir, unirá a las tribus.


H. Preguntas:
1.      Explique uno de los recursos de la autoridad apostólica.
2.      Explique la diferencia entre oficio y titulo. ¿En que unción la iglesia debe andar?
3.      Defina las 3 esferas de autoridad apostólicas.
4.      ¿Cómo se identifica a un apóstol?
5.      Menciona y define 2 de las cosas que restaura la gloria de Dios por medio de la autoridad apostólica.
6.      ¿Cómo Moisés puede ser definido como un tipo de apóstol?
           

domingo, 2 de abril de 2017

Escuela Ministerial Antioquia Modulo II Leccion XI: Introducción a lo apostólico II: Las diversas unciones y operaciones en los 5 ministerios

Lección #11: Introducción a lo apostólico II:
Las diversas unciones y operaciones en los 5 ministerios:

1ª Corintios 12:28:
Y en la iglesia, Dios ha designado: primeramente, apóstoles;
en segundo lugar, profetas;
en tercer lugar, maestros;
luego, milagros;
después, dones de sanidad, ayudas,
administraciones, diversas clases de lenguas.

Los ministerios son manifestaciones y regalos a la Iglesia de Jesucristo que ahora opera a través de los hombres o mujeres llamados por El. Dios mismo y no el hombre es quien nombra a Sus Ministros. El los llama y los autoriza. El pueblo solo les reconoce (Gálatas 1:1). El ministerio es un don, no se adquiere, no se compra, es una dadiva o regalo de Dios; El lo otorga.
Esto implica que el orden jerárquico en la iglesia no es de naturaleza democrática, sino de naturaleza teocratita. El ministerio recibe la autoridad del ministerio mismo, por medio del poder del espíritu Santo. Es por tanto el ministro (Romanos 1:1, Filipenses 1:1) siervo o esclavo de Jesucristo El Señor. El ministerio más que bregar con los derechos del ministro, trabajo con sus obligaciones y responsabilidades. Dios comprometido con el que llama, otorga al ministro Su unción y Su Autoridad; estas deben ser ministradas al pueblo de Dios en amor, humildad y temor de Dios, amen.

A. El ministerio del Apóstol:
El Apóstol es uno de los dones de la Ascensión (Efesios 4:11). El ejercicio de su ministerio es importante en la iglesia para ejecutar la Palabra de Dios y remover el gobierno de las tinieblas. Dios esta estableciendo Su gobierno y Su orden apostólico. Para ello, los apóstoles son imprescindibles. Su unción es muy particular y es necesaria.
1.      Traen revelación a la iglesia, así como paso en la iglesia primitiva.
2.      Desatan sobre la iglesia audacia, fe y visión.
3.      Traen la reforma y reconstrucción de la iglesia.
4.      Traen el juicio y la justicia de Dios y a la iglesia y a las naciones.
5.      Juzgan a los poderes del ocultismo.
6.      Traen el fundamento principal a la casa de Dios.
7.      Ministran la compasión y la gracia de Dios.
8.      Ministran la cobertura espiritual a ministros, iglesias y territorios.
9.      Su unción confirma, establece y fortalece a creyentes, líderes y ministros.
10.   Establecen doctrina en la iglesia.
11.   Traen orden y disciplina en amor a la iglesia.
12.   Operan en la esfera de los 5 ministerios (se mueven en todos).
13.   Producen el mover misionero dentro de las iglesias.
14.   Confrontan al legalismo y a los falsos sistemas religiosos de los hombres.
15.   Son reparadores de la brecha en la iglesia (cubren su desnudez).
16.   Proyectan la visión y compresión de lo que es el cuerpo de Cristo.
17.   Traen guía madura al liderazgo.
18.   Por su unción viene la impartición de dones, unción y ministerios.
19.   Traen señales y maravillas entre la iglesia y los pueblos.
20.   Ministran la llenura del espíritu Santo.
21.   Traen las estrategias de guerra espiritual y movilizan a la iglesia.
22.   Traen la paciencia y la fortaleza a sus creyentes.
23.   Ministran el espíritu de oración y el ministerio de la Palabra.
24.   Ministran dadivosidad y habilidad en administración financiera.
25.   Traen Paternidad de Dios a Su Pueblo (autoestima, identidad y seguridad).
26.   Son los apóstoles parte fundamental en el establecimiento del Reino de Dios.

B. El ministerio del Profeta:
Lo profético y los profetas son importantes para el fluir del espíritu. Lo profético de Dios nos ayuda a saber lo que debemos hacer para mantenernos en ese fluir de Dios. Los profetas son importantes para que junto a los apóstoles traigan las coberturas y fundamentos necesarios a la Iglesia. He aquí algunas características del ministerio y su unción:
1.      Los profetas y su unción derriban reinos demoníacos.
2.      Están ungidos para destruir las obras del maligno.
3.      Su unción destruye lo carnal, lo pecaminoso y lo demoníaco en la iglesia.
4.      Traen pureza y santificación a la Casa del Señor.
5.      Traen revelación de la Palabra y los propósitos de Dios.
6.      Afirman la identidad de cada miembro del Cuerpo de Cristo.
7.      Su unción construye o edifica al Cuerpo de Cristo.
8.      Su unción desarraiga líderes y sistemas religiosos y sus espíritus babilónicos.
9.      Su unción activa en otros el don de la profecía, el espíritu de profecía y el don del profeta.
10.   Planta a los hijos de Dios y los hace florecer en la Casa del Señor.
11.   Los profetas inician el modelo divino al oír Su Palabra.
12.   Traen confirmación de la Palabra al espíritu de la Iglesia.
13.   Desatan la alabanza y adoración en la casa de Dios.
14.   Activan los dones de fe, milagros y sanidades diversas.
15.   Consuelan, exhortan y liberan a la iglesia.
16.   Liberan dones y talentos u operaciones del espíritu Santo.
17.   Traen fortaleza y nuevas fuerzas a los creyentes.
18.   Traen restauración de la Palabra, la unción y el Gozo del espíritu.
19.   Desatan el espíritu o unción de victoria y conquista en la Iglesia.
20.   Liberan la unción de guerra espiritual estratégica en el pueblo de Dios.
21.   La prosperidad financiera es desatada por Dios a través de Sus profetas.
22.   Destruyen la oposición satánica.
23.   Liberan el poder de la resurrección.
24.   Traen el fuego del espíritu a la iglesia.
25.   Acercan el temor de Dios y la reverencia a Su Santísima presencia.

C. El ministerio del Evangelista:
El evangelista es un hombre llamado por Dios con la comisión específica y habilidad especifica para predicar las Buenas Nuevas de Salvación. Su mensaje no es el juicio ni la ira divina sino el perdón, la gracia y la misericordia del Señor. Su mensaje debe ser cristo-céntrico y presentar las verdades retentivas de la obra de Jesús.
1.      Su unción es para traer las buenas nuevas.
2.      Su ministerio y unción es para traer sanidades.
3.      Su unción trae liberación a los cautivos.
4.      Su unción es para presentar la obra redentora de Jesucristo.
5.      Es equipado para hablar de la justificación divina.
6.      Produce multitud de nuevos nacimientos (unción de salvación).
7.      Es ungido para traer convicción de su maldad al pecador.
8.      Su unción desata a la iglesia al evangelismo.
9.      Su unción opera milagros.
10.   Su unción convoca a la iglesia a la movilización.
11.   Su unción trae prodigios.
12.   Desatan la unción de oración.
13.   Desata la unción de ayuno.
14.   Mueve la unción de reconciliación.
15.   Trae restauración al caído.
16.   Desata la unción de guerra espiritual territorial.
17.   Desata la cosecha
18.   Mueve la iglesia hacia la gran comisión.
19.   Trae una unción de maravillas.
20.   Trae denuedo a la iglesia.
21.   Mueve en la iglesia la compasión de Cristo.
22.   Quita el temor a Satanás y a los demonios.
23.   Desata la empatía.
24.   Suelta la unción de desafío al pueblo de Dios.
25.   Trae el gozo de la victoria. Se mueve bajo la unción del avivamiento y la trae al pueblo de Dios.

D. El ministerio del Pastor:
El pastor es una persona con un llamado directo del corazón de Dios para ayudar a pastorear Su rebaño. El pastor siempre será un pastor entre muchos pastores sabiendo que Jesucristo es el Príncipe de los pastores y el Pastor verdadero del rebaño. La función suya es la de apacentar las ovejas, alimentarlas con la Palabra, cuidarlas y protegerlas. En conclusión un ministerio que se mueve bajo la unción de amor y misericordia.
1.      La unción pastoral atrae el amor de Dios.
2.      Ministra sanidad interior.
3.      Traen liderazgo a los creyentes.
4.      Traen propósito.
5.      Traen edificación.
6.      Ministra el compañerismo y familiaridad.
7.      Traen consolación al creyente.
8.      Trae sanidad física divina.
9.      Trae liberación de demonios y ataduras ancestrales.
10.   Mueve la oración.
11.   Ministra ejemplo o modelo de vida.
12.   Tiene la unción para discipular.
13.   Trae protección y cobertura a la iglesia.
14.   Trae unción de paternidad (afirma, da seguridad e identidad).
15.   Trae la unción de reconciliación.
16.   Trae guía.
17.   Ministra enseñanza práctica.
18.   Se mueve por el espíritu de consejo y sabiduría.
19.   Trae fundamento básico.
20.   Exhorta.
21.   Se mueve bajo la unción de mansedumbre y paciencia.
22.   Ministra paz.
23.   Es un ministerio de cuidado y prevención.
24.   Tiene unción de impartición doctrinal.
25.   Mueve la iglesia hacia la obra social.

E. El ministerio del Maestro:
Es un ministerio dotado por el Espíritu Santo para llevar a la iglesia a aguas profundas en la Palabra, y revelarle por la gracia de Dios los misterios escondidos en la Palabra, amen.
1.      Trae la revelación de revelación de la Palabra.
2.      Trae iluminación al texto sagrado.
3.      Se mueve bajo el espíritu de conocimiento divino.
4.      Se mueve bajo el espíritu de inteligencia divina.
5.      Opera bajo los dones de revelación del espíritu.
6.      Lleva madurez a la iglesia.
7.      Trae crecimiento.
8.      Ministra vida.
9.      Ministra gozo.
10.   Produce disciplina y hábitos buenos.
11.   Fortalece principios bíblicos.
12.   Ministra preparación para el ministerio.
13.   Redarguye y produce convicción y arrepentimiento.
14.   Trae corrección.
15.   Trae entendimiento de propósito.
16.   Trae confirmación de las verdades proféticas.
17.   Enseña a conocer las señales y los tiempos de Dios.
18.   Ensancha la visión.
19.   Trae edificación al Cuerpo.
20.   Da solidez al creyente.
21.   Trae balance espiritual a lo profético.
22.   Enseña doctrina y fundamentos.
23.   Produce libertad religiosa.
24.   Ministra y eleva el discernimiento de la Palabra.
25.   Protege de la mentira y error.
26.   Es un ministerio por cuya unción se produce hambre por la Palabra de Dios.

F. Preguntas:
1.      ¿Qué son los ministerios?
2.      ¿Quién nombra a los ministros?
3.      ¿De donde proviene la autoridad del ministerio?

4.      De 5 características de cada uno de los ministerios.