jueves, 27 de julio de 2017

El amilenialismo: Peligrosa falsa doctrina en la iglesia-Varios recursos

Por: John García
Ya hemos analizado la doctrina del segundo advenimiento de Cristo desde la perspectiva premilenialista histórica y la Dispensacional. Ya les he mostrado desde la perspectiva bíblica porque el autor es partidario del Premilenialismo histórico dado que es más cónsono con las enseñanzas de la Biblia. Ahora analizaremos la perspectiva del Amilenialismo y cuáles serían sus puntos contrarios a la doctrina de la palabra de Dios. Para la definición y características del Amilenialismo usaremos como fuente el folleto “El Fin de los Tiempos: cuatro perspectivas” 2009 Rose Publishing, Timothy Paul Jones.
¿Qué es el Amilenialismo?

Como su nombre lo indica el Amilenialismo cree o mejor dicho no cree en un milenio luego de la 2da Venida de Cristo. Esta corriente sostiene que “el milenio simboliza el reino de Cristo en la vida de su pueblo, desde el comienzo de la iglesia hasta se segunda venida” Agustín quien fue su creador y mayor promotor de esta corriente escribió en su libro “la ciudad de Dios” lo siguiente: “Entre tanto que el demonio está amarrado por espacio de mil años, los santos reinarán también durante mil años. Sin ninguna duda, estos dos períodos son idénticos y señalan el tiempo entre la primera y la segunda venida de Cristo”. Esta corriente es la misma que sostiene la iglesia católica quien dice que el reino de Dios o de Cristo está “presente ya en su Iglesia” (Catecismo Católico, párrafo 671). Por eso en su interpretación el milenio donde según Apocalipsis 20 representa a los cristianos reinando con Cristo simboliza a la Iglesia Católica extendiéndose en el mundo y dominando los reinos de la Tierra. Es por esto, que la Iglesia Católica pretende ser en la persona del Papa el que reina sobre los reyes de la Tierra.- Solo así se cumplirá el milenio tan largamente esperado por ellos. Por eso para ellos, la doctrina de un reino de Dios futuro al comienzo de la 2da Venida y del milenio consiste en herejía:
“incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación delReino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839)” (Catecismo Católico, párrafo 676).
No es de extrañar entonces que la iglesia católica juntamente con todos aquellos que creen en un reino de Cristo aquí y ahora busquen por medio del control de los gobiernos políticos establecer definitivamente el reino de Dios en la tierra:
680 Cristo, el Señor, reina ya por la Iglesia, pero todavía no le están sometidas todas las cosas de este mundo. El triunfo del Reino de Cristo no tendrá lugar sin un último asalto de las fuerzas del mal. (Catecismo Católico, párrafo 680).
¿Cuál es el deber de los laicos en la iglesia católica?
“899 La iniciativa de los cristianos laicos es particularmente necesaria cuando se trata de descubrir o de idear los medios para que las exigencias de la doctrina y de la vida cristianas impregnen las realidades sociales, políticas y económicas. Esta iniciativa es un elemento normal de la vida de la Iglesia…”
Y los laicos deben estar… “bajo la guía del Jefe común, el Papa, y de los Obispos en comunión con él. Ellos son la Iglesia (Pío XII, discurso 20 Febrero 1946; citado por Juan Pablo II, CL 9)”.
Notemos entonces que la doctrina del Amilenialismo tiene una profunda implicación en la sociedad, ya que todo católico fiel debe “idear los medios”, debe ingeniárselas para que las “exigencias de la doctrina”, doctrina católica por supuesto impregnen las realidades. En otras palabras, el milenio según la iglesia católica es cuando la realidad social refleje la doctrina católica, cuando la realidad política refleje la doctrina católica, y cuando la realidad económica refleje la doctrina católica. Es muy claro que la óptica amilenial que es católica tiene como objetivo el control del mundo para la supremacía del papa. El triunfo del Reino de Cristo, el reino de Dios en la tierra no es más que el triunfo de la doctrina católica en todos los países y gobiernos del mundo.
¿Por qué no es bíblico el Amilenialismo?
Escritó está que:
Luc 17:20  Y preguntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia;
Luc 17:21  Ni dirán: Helo aquí, o helo allí: porque he aquí el reino de Dios entre vosotros está.
Luc 17:22  Y dijo a sus discípulos: Tiempo vendrá, cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del hombre, y no lo veréis.
Luc 17:23  Y os dirán: Helo aquí, o helo allí. No vayáis, ni sigáis.
Luc 17:24  Porque como el relámpago, relampagueando desde una parte de debajo del cielo, resplandece hasta la otra debajo del cielo, así también será el Hijo del hombre en su día.

Jesús dijo aquí que nadie que anunciara como ya venido el reino de Dios estaría en lo correcto. Que cuando dijesen estas cosas no deberíamos seguir esta doctrina, y es por la sencilla razón que cuando llegase el día del reino de Dios sería visible para todos como lo es un relámpago de modo que no habría necesidad de decirle a otro ha llegado el reino de Dios. De modo que al Amilenialismo decir que el reino de Dios comenzó desde la ascensión de Cristo está diciendo lo que Jesús condena: el de creer que ha llegado el reino y solo unos pocos lo saben y lo ven. La doctrina de que algún gobierno, alguna filosofía o doctrina política, o que alguna religión o iglesia son el reino de Dios o implantarán el reino de Dios aquí en la tierra es falsa de toda falsedad y es una doctrina anticristiana. Jesús hablando de su reino dijo:
Juan 18:36  Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo: si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos: ahora, pues, mi reino no es de aquí.

Claramente expreso que su reino no tenía nada que ver con los gobiernos de este mundo. Pilato le estaba ofreciendo liberación a cambio que le dijera si era su propósito establecer en lugar del reino de Roma otro reino político y Jesús le dijo que su reino no era de este mundo. O sea, que el reino de Cristo no se impondrá por medio de los gobiernos políticos, ni ideando ningún medio a través del cual la realidad política refleje la doctrina católica. Esta verdad ya se le había revelado a Daniel:
Dan 2:44  Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre.
Aquí se le mostró a Daniel, que el reino de Dios sería levantado por Dios mismo y no por su iglesia. Que el reino de Dios NO coexistirá ni será simultáneo con ningún otro reino terrenal, antes bien cuando el reino de Dios sea establecido Dios destruirá los otros reinos. Por eso ningún cristiano debería intentar buscar un cargo político por medio del cual pueda ayudar a la iglesia en su misión, porque eso es doctrina católica y es contrario a los planes de Dios. Quien intente usar el poder político para ese fin se convierte en un anticristo porque pretende usurpar el poder y obra de Cristo que será el que implantará su reino en su segunda venida.
Al final el plan de la iglesia católica se logrará, ella será reina o sea, reinará a los gobernantes de la tierra y así intentará en su Amilenialismo que las realidades sociales, políticas y económicas reflejen su doctrina y deseo. Así lo dice la palabra:
Apo 17:1  Y VINO uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la condenación de la grande ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas:
Apo 17:2  Con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los que moran en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.
Apo 17:3  Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación;
Apo 17:5  Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
Apo 17:6  Y vi la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús: y cuando la vi, quedé maravillado de grande admiración.

Ella está sentada sobre los reyes de la tierra y cumplen su deseo. Por eso Dios llama a su pueblo a que salga de ella pues ya se acerca su condenación y castigo, pues en nombre de Cristo ha llenado al mundo de inmundicia, abominación y engaño (cosas que han sido para la perdición de los hombres):

Apo 18:4  Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas;
Apo 18:5  Porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.
Apo 18:6  Tornadle a dar como ella os ha dado, y pagadle al doble según sus obras; en el cáliz que ella os dió a beber, dadle a beber doblado.
Apo 18:7  Cuanto ella se ha glorificado, y ha estado en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada reina, y no soy viuda, y no veré llanto.
Apo 18:8  Por lo cual en un día vendrán sus plagas, muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque el Señor Dios es fuerte, que la juzgará.


Hermano, hermana; espero que este corto estudio te haya sido de edificación. Las doctrinas engañosas abundan, sobre todo las referentes a la segunda venida de Cristo pues el diablo no desea que nadie se salve ni esté preparado. Busca al Señor de todo corazón, no tengas nada que ver con la Babilonia madre ni con ninguna de sus hijas, sal de cualquiera de ellas y destácate en obedecer la Biblia y solo la Biblia. 
_______________________________________________________________________________

EL MILENIO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

¿SE PUEDE ENCONTRAR AHÍ?
El punto de vista Amilenial acerca de la profecía bíblica del tiempo del fin es el punto de vista de la mayoría dentro de la Iglesia de hoy en día – sostenido por la Iglesia Católica y por la mayoría de las denominaciones Protestantes tradicionales (Nota del traductor: En este grupo el autor incluye a presbiterianos, metodistas y episcopales).
Los Amilenialistas son aquellos que creen que Jesús está reinando actualmente sobre todo el mundo desde el Cielo por medio de la Iglesia. Ellos creen por tanto que ahora estamos en el Milenio – que éste comenzó en la Cruz y continuará hasta la Segunda Venida. Ellos no creen que Jesús regresará algún día a esta tierra para reinar desde Jerusalén. Para sostener su punto de vista, los Amilenialistas deben espiritualizar la mayoría de las profecías del tiempo del fin, argumentando que ellas no significan lo que dicen. Así, por ejemplo, descartan el hecho de que en Apocalipsis 20 se nos dice seis veces que el Milenio durará 1,000 años. Los Amilenialistas rechazan los mil años como “de naturaleza figurada”, es decir, significando sólo un largo periodo de tiempo. Una cosa interesante que he notado a través de los años acerca de los Amilenialistas es que tienen poco o ningún conocimiento de las profecías del tiempo del fin contenidas en las Escrituras Hebreas. La mayoría de los Amilenialistas con los que me he encontrado creen que el único lugar en la Biblia donde el Milenio se menciona es Apocalipsis 20.
UNA EXPERIENCIA PERSONAL
Permítanme darles un ejemplo acerca de lo que estoy hablando. Hace muchos años atrás, fui invitado a hacer una presentación a una convención cristiana muy grande. Específicamente, se me pidió que hablara del tema, “Por qué creo que Jesús regresará para reinar sobre la tierra”. Se me dijo que tendría 30 minutos para hacer la presentación. Cuando pregunté por qué se me estaba asignando un periodo de tiempo tan corto, se me dijo, “Es debido a que va a haber otro orador que dirá por qué no cree que habrá un futuro reinado de Jesús sobre la tierra. Cada uno de ustedes hablará 30 minutos y luego habrá 30 minutos para preguntas y respuestas”.
Acepté la invitación. El otro orador resultó ser un distinguido profesor de teología de una universidad bíblica. Sabía que mi audiencia estaría constituida por personas que creían que un futuro reinado de Jesús sobre esta tierra se menciona sólo en un lugar en la Biblia – en Apocalipsis 20. Así que decidí pasar todo mi tiempo hablando acerca de un pasaje en el Antiguo Testamento – la profecía contenida en Zacarías 14:1-9. Esta profecía declara que llegará un día cuando Jerusalén será rodeada por fuerzas enemigas. La mitad de la ciudad caerá y entonces el Señor regresará al Monte de los Olivos. Cuando los pies toquen el monte, éste se partirá por la mitad y el remanente judío huirá de la ciudad y se esconderá en la hendidura del monte. El Señor pronunciará entonces una palabra sobrenatural y todas las fuerzas enemigas serán destruidas instantáneamente. Y en ese momento, “…el Señor será rey sobre toda la tierra” (verso 9). El otro orador, que siguió después de mí, ignoró totalmente mi presentación. Leyó un estudio académico basado en las opiniones de teólogos y no en las Escrituras.
Cuando llegó el tiempo de las preguntas, al otro orador le preguntaron, “¿Cuál es su explicación de Zacarías 14:1-9?”. Sus palabras exactas en respuesta fueron, “No tengo ni idea de lo que el pasaje significa, pero puedo asegurarles que se ha cumplido en algún lugar en algún momento”.
UNA EXTRAÑA DOCTRINA
Yo no estaba sorprendido por su bizarra respuesta porque yo había crecido entre las iglesias que estaban organizando la conferencia y estaba muy familiarizado con su actitud acerca de las profecías del Antiguo Testamento. En su intento por defender su punto de vista Amilenial, habían desarrollado una doctrina que declaraba que “todas las profecías del Antiguo Testamento se han cumplido”. Para justificar esa afirmación, siempre señalaban las palabras de Jesús registradas en Lucas 24:44 – “Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”.
El problema de usar este pasaje para justificar su rechazo de la profecía del Antiguo Testamento es que éste no dice que todas las profecías del Antiguo Testamento se han cumplido. Éste dice que deben cumplirse. Las profecías de la Primera Venida se han cumplido. Las profecías de la Segunda Venida aún deben cumplirse, y Zacarías 14:1-9 es una de esas profecías.
ESPIRITUALIZACIÓN TEMERARIA
Al menos mi oponente no espiritualizó el pasaje, como hacen la mayoría de Amilenialistas. Tomen, por ejemplo, al teólogo del Siglo XX Lorraine Boettner. En su libro, El Milenio [The Millennium], argumentó que el Monte de los Olivos es un símbolo del corazón humano. Las fuerzas enemigas son un símbolo de la maldad en el mundo atacando el corazón. Cuando una persona recibe a Jesús como Señor y Salvador, Él entra en su corazón, causando que el corazón se parta en arrepentimiento. Él derrota entonces a todas las fuerzas enemigas y comienza a reinar sobre el corazón de esa persona.
Ésta, por supuesto, es una interpretación completamente ridícula de este pasaje, pero representa la clase de juegos que los Amilenialistas tienen que jugar con las Escrituras con el fin de sostener su posición. En resumen, los Amilenialistas ignoran los pasajes del Antiguo Testamento acerca de la Segunda Venida y el Milenio o los espiritualizan, o argumentan que ya se han cumplido.
UN PROBLEMA ESPIRITUAL IMPORTANTE
Pero la realidad es que la mayoría de los Amilenialistas simplemente no conocen las Escrituras del Antiguo Testamento, y éste es un problema importante en la Iglesia de hoy, porque afecta no sólo a la profecía sino a toda la doctrina.
Crecí en lo que era llamada una “Iglesia del Nuevo Testamento”. Centrábamos todo nuestro estudio bíblico en el Nuevo Testamento debido a que se nos enseñaba que el Antiguo Testamento había sido “clavado a la Cruz” y ya no era, por lo tanto, válido. La mayoría de nosotros no poseíamos una Biblia completa. Cuando íbamos a un estudio bíblico, llevábamos nuestros Nuevos Testamentos.
La idea de que el Antiguo Testamento había sido “clavado a la Cruz”, y que ya no era relevante estaba basada en una declaración en Colosenses 2:14 que dice, “…anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”. Este verso está hablando de un “certificado de deuda”, no del Antiguo Testamento. Está hablando acerca de la deuda que debíamos a Dios por nuestros pecados. Al tomar nuestros pecados sobre sí, Jesús, que era inmaculado, pagó nuestra deuda por medio de Su crucifixión (1 Pedro 2:24).
LA IMPORTANCIA DEL ANTIGUO TESTAMENTO
Este padecimiento espiritual de ignorar el Antiguo Testamento es epidémico en la Iglesia de hoy, y es un serio problema porque no hay forma de entender el Nuevo Testamento sin conocimiento del Antiguo Testamento. Por ejemplo, Jesús es llamado por Pablo en 1 Corintios 15:20 como las “primicias” de los que serán resucitados. No hay forma de entender esa expresión aparte de un conocimiento del sistema sacrificial del Antiguo Testamento. De igual manera, Jesús es mencionado en el libro de Hebreos como el “Sumo Sacerdote de nuestra confesión” (Hebreos 3:1) y como un “sumo sacerdote según el orden de Melquisedec” (Hebreos 5:10). Estos términos no tienen ningún significado aparte de un conocimiento de la interacción entre Abraham y Melquisedec y el papel del Sumo Sacerdote según lo revelado en las Escrituras Hebreas.
OTRA EXPERIENCIA PERSONAL
Permítanme darles otro ejemplo de la relevancia de la ignorancia del Antiguo Testamento. Cuando estaba creciendo en una iglesia Amilenial, una de las declaraciones que oía en sermones una y otra vez era, “No existe ningún versículo en la Biblia que siquiera implique que Jesús pondrá sus pies en esta tierra de nuevo”. Pueden imaginar lo sorprendido que estaba cuando, a la edad de 12 años, descubrí accidentalmente Zacarías 14:1-9 donde declara sin rodeos que el Mesías regresará al Monte de los Olivos y que cuando Sus pies toquen el suelo, el monte se partirá por la mitad.
Le mostré este pasaje a mi pastor y le pregunté lo que significaba. Lo estudió en silencio durante un largo tiempo y luego dijo, “Hijo, no sé lo que estos versos significan, ¡pero te puedo garantizar que no significan lo que dice!”. Después descubrí que Zacarías 14 no es el único lugar en el Antiguo Testamento donde las Escrituras declaran que Jesús regresará a esta tierra. Considere, por ejemplo, Ezequiel 43:7 donde Jesús, en una aparición pre-encarnada, lleva a Ezequiel a un recorrido visionario del Templo Milenial, y a la mitad de ese recorrido, Él dice, “Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre”. Creo que también es importante observar que el profeta Ezequiel declara que cuando el Señor regrese, el nombre de la ciudad de Jerusalén será cambiado a “Jehová-Sama”, que significa “El Señor está ahí”.
ENTENDIENDO LA PROFECÍA
El conocimiento de la profecía del Antiguo Testamento es particularmente necesario para la comprensión del Nuevo Testamento. Apocalipsis y Daniel encajan entre sí como una mano en un guante. Ninguno de los puede entenderse separado del otro. El libro de Apocalipsis contiene más de 300 citas o referencias de pasajes del Antiguo Testamento y ni uno solo es identificado. Una persona sin conocimiento del Antiguo Testamento podría leer el libro de Apocalipsis y nunca darse cuenta de cuán entrelazado está con la profecía del Antiguo Testamento. Considere el tema del libro que se halla en Apocalipsis 1:7 –”He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él”. Esta declaración está conformada por dos citas del Antiguo Testamento puestas en fila. La primera se halla en Daniel 7:13 y la segunda en Zacarías 12:10.
LA IMPORTANCIA DEL ANTIGUO TESTAMENTO
El apóstol Pablo enfatizó la importancia del Antiguo Testamento cuando escribió las siguientes palabras a Timoteo: “…desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (2 Timoteo 3:15). La mayoría de los cristianos leen estas palabras y asumen que Timoteo debió haber tenido un Nuevo Testamento que estudiaba. No es así. El Nuevo Testamento aún no había sido escrito ni compilado cuando Pablo dirigió estas palabras a Timoteo. Cuando Pablo se refirió a “las sagradas escrituras”, estaba hablando acerca de lo que hoy en día llamamos el Antiguo Testamento. Y el punto que él estaba haciendo es que el cumplimiento de Jesús de las profecías del Antiguo Testamento acerca de Su Primera Venida era suficiente para producir fe en Jesús como el Mesías prometido.
Pablo procedió en esa carta a Timoteo a declarar que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia…” (2 Timoteo 3:16). El término, “toda la escritura”, significa exactamente lo que dice. Se refiere tanto al Nuevo como al Antiguo Testamento.
EVANGELISMO BASADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
El primer sermón del Evangelio alguna vez predicado – el sermón de Pedro en Pentecostés – estuvo basado completamente en profecías del Antiguo Testamento. Todo lo que Pedro hizo desde el comienzo del sermón hasta el final fue citar una profecía del Antiguo Testamento acerca del Mesías y luego proclamar que Jesús la había cumplido (Hechos 2:14-36). Felipe el evangelista tuvo el mismo enfoque cuando fue confrontado con el eunuco etíope, un judío devoto que había estado en Jerusalén para observar las fiestas y que estaba regresando a su hogar en África (Hechos 8:26-39). Él descubrió que el hombre estaba leyendo un pasaje del Antiguo Testamento de Isaías acerca del Mesías viniendo como un “cordero sufriente” (Isaías 53:1-9). Felipe explicó el pasaje al etíope  y el hombre aceptó el hecho que Jesús lo había cumplido. En respuesta, él fue bautizado. Él continuó entonces su camino, regocijándose de que había encontrado al Mesías.
PROFECÍA MESIÁNICA
Hay más de trescientas profecías en el Antiguo Testamento que conciernen a la Primera Venida del Mesías, pero muchas de éstas son repetitivas. Las que son separadas y distintas suman 109. Hay muchas más que éstas que se relacionan con la Segunda Venida y el Reinado Milenial del Señor. Todas las profecías de la Primera Venida se cumplieron literalmente, y no existe ninguna razón para asumir que el cumplimiento de las profecías de la Segunda Venida será diferente. Necesitamos, por lo tanto, tomar el Antiguo Testamento seriamente y tenemos que estudiar lo que tiene que decir proféticamente acerca de los tiempos del fin.
LA SEGUNDA VENIDA
La Biblia enseña que Jesús establecerá su reinado personal sobre toda la tierra al momento de Su Segunda Venida, y el Antiguo Testamento contiene muchas profecías acerca de ese evento. Como ya hemos visto, Zacarías 14 dice que el Señor regresará al Monte de los Olivos desde el cual ascendió al Cielo. En el relato de Isaías del mismo evento, él menciona al Señor regresando al Monte Sión, que es un nombre alternativo para Jerusalén: “Así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte de Sion, y sobre su collado. Como las aves que vuelan, así amparará Jehová de los ejércitos a Jerusalén, amparando, librando, preservando y salvando” (Isaías 31:4b-5). Tanto Isaías como Jeremías retratan al Señor regresando en ira. Jeremías dice que Él “rugirá” desde los cielos (Jeremías 25:30-31). Isaías dice que Él estará “lleno de indignación” y Su lengua será como “un fuego consumidor” (Isaías 30:27-28). Sofonías dice que el día de Su regreso será uno de “terrible aflicción y angustia” y de “ruina y desolación” (Sofonías 1:14-18).
EL REINADO MILENIAL
Una vez que el Mesías haya derramado la ira de Dios sobre los enemigos de Dios, establecerá Su reinado sobre toda la tierra y comenzará a manifestar Su gloria:“La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso” (Isaías 24:23). Todos los diversos aspectos acerca del reinado milenial del Señor se explican con detalles en el libro de Isaías. El libro de Apocalipsis es acerca de la Tribulación. Es el libro de Isaías el que revela los detalles del Milenio.
Características políticas – El reinado será mundial (Isaías 2:2; 9:6-7). Será de naturaleza pacífica (Isaías 2:4) y el mundo será bendecido con rectitud (Isaías 11:4-5) y justicia (Isaías 42:3-4). El trono del Señor será establecido en Jerusalén, ya que Él ocupará el trono de David (Isaías 2:3). Su gobierno será uno teocrático en el que fungirá como rey, legislador y juez (Isaías 33:17-22). Los redimidos reinarán con el Señor como príncipes (Isaías 32:1). Y debido a que el Señor estará reinando desde Jerusalén, la nación de Israel será la nación más importante en el mundo (Isaías 2:2-3; 49:22-23; 60:1-62:7).
Características espirituales – Isaías pasa una gran cantidad de tiempo describiendo las bendiciones espirituales del Milenio, la mayor de las cuales es el hecho de que la gloria y la santidad del Señor se manifestarán (Isaías 40:3-5; 52:13-15; 61:3; 66:18). La santidad abundará (Isaías 4:2-4) y una actitud de gozo y alabanza prevalecerá: “Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido” (Isaías 35:10).
Un templo reconstruido en Jerusalén servirá como el centro de adoración del mundo (Isaías 2:2-3; 56:6-8; 60 7b, 13). De forma increíble, la gloria Shekiná de Dios se cernirá sobre la ciudad de Jerusalén como un dosel (Isaías 4:5). Y “la tierra será llena del conocimiento del Señor, como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9).
La Redención de la Naturaleza – Un aspecto del Milenio que es fuertemente resaltado por los profetas hebreos es la redención de la naturaleza. La tierra de Israel ya no será un lugar de desolación (Isaías 62:3-5). En cambio, “el fruto de la tierra”, será el orgullo de Israel (Isaías 4:2). “Aguas brotarán en el desierto” y los desiertos se volverán estanques de agua (Isaías 35:6b-7). En adición a la abundancia agrícola, el reino animal será restaurado a su perfección original. Los animales venenosos dejarán de ser venenosos y los animales carnívoros se volverán herbívoros. Todos los miembros del reino animal vivirán juntos en perfecta paz entre ellos y con la Humanidad (Isaías 11:6-9; 65:25).
La Calidad de Vida – En un emocionante pasaje en Isaías 65, el profeta revela que la esperanza de vida para aquellos que vivan en sus cuerpos físicos será grandemente  expandida a “según los días de los árboles” (Isaías 65:22). Por consiguiente, cualquiera que muera a la edad de 100 será considerado un joven (Isaías 65:20). Toda persona tendrá su propia casa y un viñedo. No habrá desamparados o hambrientos (Isaías 65:21-22). Todo el trabajo será redimido (Isaías 65:23) en el sentido de que será productivo y no será confiscado por otros.La enfermedad será reducida (Isaías 33:24) y las personas nacidas con desventajas físicas serán curadas: “Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo” (Isaías 35:5-6a).
EL CLÍMAX DE ISAÍAS
A Isaías le fueron dadas tantas visiones gloriosas y palabras de conocimiento en relación con el majestuoso reinado del Señor, que casi estaba rebozando con anticipación para cuando llegó al final de su libro. Esto lo motivó a exclamar repentinamente: “¡Oh, si rompieses los cielos, y descendieras, y a tu presencia se escurriesen los montes [reinos], como fuego abrasador de fundiciones, fuego que hace hervir las aguas, para que hicieras notorio tu nombre a tus enemigos, y las naciones temblasen a tu presencia!” (Isaías 64:1-2). Ahora bien, tengan en cuenta que sólo he compartido con ustedes unos cuantos pasajes del libro de Isaías. Hay muchos otros pasajes con respecto al Milenio que están esparcidos por todo el Antiguo Testamento.
PROFECÍAS DE LOS PROFETAS MAYORES ACERCA DEL MILENIO
Jeremías describe el Milenio como un tiempo cuando Israel y Judá estarán unidos en paz y la ciudad de Jerusalén será llamada “El Trono del Señor” (Jeremías 3:17-18). Jesús, “el Renuevo justo”, “reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra” (Jeremías 23:5). Y por causa de Su nuevo papel como rey, el nombre de Jesús será cambiado a Jehová-Tsidkenu, que significa, “Jehová, justicia nuestra” (Jeremías 23:6). David, en su cuerpo glorificado, fungirá como rey de Israel (Jeremías 30:9) y todos los enemigos de Israel serán destruidos (Jeremías 30:11). La ciudad de Jerusalén y el Templo serán reedificados (Jeremías 30:18) y la población se multiplicará (Jeremías 30:19). El luto del pueblo judío se convertirá en gozo (Jeremías 31:13). El pueblo judío se arrepentirá del rechazo de su Mesías y entrará en un nuevo pacto con Dios que estará escrito en sus corazones (Jeremías 31:31-34; 32:37-40). Las calles de Jerusalén estarán llenas con “voz de gozo y de alegría…”  (Jeremías 33:11).
Ezequiel confirma que el pueblo judío entrará en un nuevo pacto con Dios que estará escrito en sus corazones (Ezequiel 11:19-20; 16:60-62). También confirma que el Señor garantizará su seguridad y hará “juicios en todos los que los despojan en sus alrededores” (Ezequiel 28:26). La tierra de Egipto será castigada particularmente por su trato de Israel y permanecerá desolada durante los primeros 40 años del Milenio (Ezequiel 29:9-16). Ezequiel también confirma que David será hecho rey de Israel (Ezequiel 34:23-24; 37:24). El Señor derramará “lluvias de bendición” sobre Israel, incluyendo la abundancia agrícola (Ezequiel 34:26-29) y la reedificación de su Templo (Ezequiel 37:26-27). El resultado es que la gloria del Señor será establecida entre las naciones (Ezequiel 39:21).
Desde el capítulo 40 hasta el capítulo 46, Ezequiel se centra en describir el Templo Milenial. Es mucho más grande que cualquiera de los templos judíos anteriores y el Lugar Santísimo en el Templo no contiene ningún arca. Jeremías ya había profetizado que el arca no sería reconstruido ni recordado (Jeremías 3:16). Una de las profecías del tiempo del fin de Ezequiel que ya ha sido cumplida se relaciona con la Puerta Oriental. Él dice que ésta será sellada y no será reabierta hasta que el Mesías regrese (Ezequiel 44:1-3). La puerta fue cerrada en los años 1500’s y permanece así hasta este día. Ezequiel revela que parte de la redención de la naturaleza será la conversión del Mar Muerto en un mar de agua dulce (Ezequiel 47:8-9). Él concluye su libro diciendo cómo la redimida y muy expandida tierra de Israel será dividida entre las 12 tribus (Ezequiel 48).
Las profecías del tiempo del fin de Daniel se centran en la Tribulación y el Anticristo. Su primera mención del Milenio ocurre en el capítulo 2, donde él interpreta el sueño de Nabucodonosor acerca de la secuencia de imperios gentiles. Él revela que el último imperio será destruido por el regreso del Mesías y el establecimiento de Su reino “que no será jamás destruido” (Daniel 2:44-45). En el capítulo 7, Daniel enfatiza que los redimidos reinarán con el Mesías: “y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo…” (Daniel 7:27). Daniel concluye su libro indicando que habrá un interregnum de 75 días entre el momento del regreso del Señor y el establecimiento de Su gobierno mundial (Daniel 12:11-12). Éste es muy probablemente el periodo de tiempo cuando el Mesías juzgará a todos aquellos que queden vivos al final de la Tribulación para determinar si entrarán o no al Milenio en sus cuerpos físicos. Este periodo de tiempo muy probablemente también será usado para organizar el gobierno del Mesías, parte del cual será para hacer nombramientos de gobierno para los redimidos que estarán en cuerpos glorificados.
PROFECÍAS DE LOS PROFETAS MENORES ACERCA DEL MILENIO
Oseas habla acerca de cómo Dios usará el Milenio para cumplir todas las promesas que les ha hecho al pueblo judío (Oseas 1:10-11; 2:14-20; 14:4-7). Él confirma que Dios establecerá la paz en el reino animal y la paz entre las naciones (Oseas 2:18). Y él deja en claro que las bendiciones de Dios también serán derramadas sobre los gentiles (Oseas 2:23).
La profecía más fascinante de Oseas tiene que ver con el momento del regreso del Señor. Él indica que será “dos días” después de Su ascensión al Cielo (Oseas 5:15-6:2). El contexto del pasaje indica que los dos días representan 2,000 años. Oseas dice que después de los dos días, el Mesías “nos resucitará” (la resurrección) para que “vivamos delante de Él” durante “el tercer día” (los 1,000 años del Milenio). Las profecías del tiempo del fin de Joel se centran principalmente en “el día del Señor”, el cual, en su contexto, es el día de la Segunda Venida del Mesías (Joel 1:15; 2:1,13; 3:14). Pero nos da un vistazo del Milenio cuando declara que cuando el Mesías regrese, Él habitará “en Sión, mi santo monte” y que Jerusalén estará caracterizada por la santidad (Joel 3:17, 21). También confirma que la tierra será revitalizada para una gran producción agrícola: “Los montes destilarán mosto, y los collados fluirán leche, y por todos los arroyos de Judá correrán aguas” (Joel 3:18). También afirma que Egipto será una desolación (Joel 3:19). Amós presenta una imagen del Mesías regresando como un león rugiente (Amós 1:2). Lo único que él tiene que decir acerca del Milenio es que se caracterizará por la abundancia agrícola (Amós 9:14) – hasta el punto que “el que ara alcanzará al segador” (Amós 9:13). El único comentario significativo de Abdías acerca del Milenio es su declaración de que éste se caracterizará por la santidad (Abdías 17).
JONÁS NO TIENE NADA QUE DECIR ACERCA DEL MILENIO.
Miqueas comienza su profecía con una visión de la Segunda Venida (Miqueas 1:3-4). Con respecto al Milenio, Miqueas presenta una visión gloriosa de él y lo hace con palabras que son casi idénticas a las de Isaías (Miqueas 4:1-7; Isaías 2:2-4). El enfatiza la paz y prosperidad que caracterizarán el Milenio (Miqueas 4:3-4). También subraya la promesa de Dios de que Él hará al pueblo judío la nación más importante del mundo durante el Milenio (Miqueas 4:6-7). Nahúm se hace eco de Joel al centrar sus profecías en “el día del Señor” (Nahúm 1:1-8). Lo único que él tiene que decir con respecto al Milenio es que el pueblo judío disfrutará de perfecta paz (Nahúm 1:15) y que el esplendor de su nación será restaurado (Nahúm 2:2).
Habacuc comienza su libro asegurándole al lector que Dios será fiel en enviar al Mesías de regreso “en el tiempo señalado” (Habacuc 2:3 NVI). Luego presenta una visión muy dramática de la Segunda Venida (Habacuc 3:3-13). Él no tiene nada que decir acerca del Milenio.
Sofonías comienza su libro presentando una visión poderosa y aterradora acerca de la Segunda Venida (Sofonías 1:14-18). Él concluye su libro con una breve profecía acerca del Milenio (Sofonías 3:14-20). Él revela que el Señor reunirá a todos los creyentes judíos de regreso en la tierra y que Él vivirá en medio de ellos (Sofonías 3:17-20). Y él promete que Dios convertirá a la nación judía en la nación más importante del mundo (Sofonías 3:20).
Hageo afirma que en el momento de la Segunda Venida, Dios hará temblar los cielos y la tierra /Hageo 2:6-7), derrocando a todos los reinos gentiles (Hageo 2:22). La riqueza de las naciones será transferida a Jerusalén, y el Templo será reconstruido en gloria (Hageo 2:7). Y luego, usando a Zorobabel, el gobernador de Judá, como un tipo profético del Mesías, Hageo dice que Dios le dará Su “anillo de sellar” – lo que significa que él se convertirá en el Rey de reyes y Señor de señores (Hageo 2:23). Zacarías dice que el Señor “volverá a Jerusalén” y reconstruirá el Templo (Zacarías 1:16). Exhorta al pueblo judío a “cantar y a alegrarse” debido a que el Señor le ha dicho que“he aquí vengo, y moraré en medio de ti” (Zacarías 2:10).
En cuanto a la naturaleza del reinado del Señor, Zacarías dice que Él será “un sacerdote en su propio trono”, confirmando que el gobierno será una teocracia (Zacarías 6:12-13). La ciudad de Jerusalén será llamada “La Ciudad de la Verdad” y “El Monte de la Santidad” (Zacarías 8:3 NVI). Los creyentes judíos serán reunidos desde todas partes del mundo (Zacarías 9:14-17), y la población de Jerusalén vivirá en paz y prosperidad (Zacarías 8:8, 12). El pueblo judío será grandemente bendecido que cuando un judío camine, diez gentiles agarrarán su túnica y dirán, “¡Déjanos acompañarte! ¡Hemos sabido que Dios está con ustedes!” (Zacarías 8:23 NVI).
Zacarías también declara que durante el Milenio, todas las naciones del mundo deberán enviar delegaciones a Jerusalén para celebrar la Fiesta de los Tabernáculos (Zacarías 14:16). Aquellas naciones que no lo hagan, no recibirán lluvia (Zacarías 14:17-18). Zacarías concluye su libro haciendo hincapié en la santidad que abundará durante el Milenio. Él dice que las campanas en las bridas de los caballos estarán grabadas con las palabras “Santidad a Jehová” (Zacarías 14:20-21). Malaquías contiene varios pasajes acerca de la Segunda Venida, pero lo único que tiene que decir acerca del Milenio es que el nombre del Señor será “grande entre las naciones”(Malaquías 1:11).
OTRAS PROFECÍAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
Hay referencias dispersas entre los libros históricos del Antiguo Testamento acerca de la Segunda Venida y el Milenio, y los Salmos están llenas de ellas, pero no tengo el espacio para enumerarlas en detalle. Puede encontrar esa lista en mi libro La Guía de Estudio de Cristo en la Profecía (disponible sólo en idioma inglés). Baste con decir que creo que he presentado evidencia más que suficiente para demostrar que el Antiguo Testamento está lleno de profecías acerca de los tiempos del fin y el Milenio.
ALGUNOS PUNTOS FINALES
Así que permítanme subrayar una vez más que Apocalipsis 20 no es el único capítulo en la Biblia donde el Milenio está profetizado. Sin embargo, sí nos presenta algunas novedades que no se mencionaron en otras partes:
1. Satanás estará atado durante el Milenio.
2. El reinado del Señor durará 1,000 años (Esto está fuertemente implicado en lenguaje figurado en el libro de Oseas).
3. El Milenio terminará con una gran rebelión que será dirigida por Satanás y que será sofocada por Dios.
Se nos dice en el libro de los Hechos que después de Su resurrección, Jesús pasó 40 días con Sus discípulos “hablándoles acerca del reino de Dios” (Hechos 1:3). Al final de esos 40 días, cuando reunió a Sus discípulos en el Monte de los Olivos para Su ascensión al Cielo, ellos le preguntaron, “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6). Él no respondió diciéndoles que no habría ningún reino. Por el contrario, les dijo que no les correspondía a ellos saber el tiempo (Hechos 1:7).
Jesús nos dejó con muchas señales a vigilar que marcarían la época de Su regreso. Esas señales están por todas partes que vemos hoy. Jesús vuelve pronto. Él va a reinar en majestad desde Jerusalén y los redimidos compartirán ese reinado con Él (2 Timoteo 2:12; Apocalipsis 2:26-27). Estamos viviendo en tiempo prestado
¿Está usted listo?

Leonard Ravenhill: The spirit of the propet

viernes, 21 de julio de 2017

Revelación de hechicería en la iglesia y ministerios: Por Terri Morgan Southard (Traducción al español por el Ministerio Apostólico y Profético del Padre, Petersburg, VA).

Entonces veamos otra revelación tremenda en torno a la hechicería y como algunos cristianos la están usando (aunque no estamos aún seguros en cómo). Esto me llamo mucho la atención cuando entendí esto, porque yo aún yo he hecho esto y la mayoría de nosotros también lo hemos hecho cuando oramos. Pero primero te voy a decir de que hablo. La hechicería es la fuerza satánica más dominante. Se presenta detrás de la adivinación (revelaciones a través de bolas de cristal, lectura de la palma de la mano, lectura de la taza del te, las sesiones de hechicería, etc.), y la magia (poder maléfico atado a objetos para dominar personas a través de sortijas, amuletos, encantamientos, collares, etc.).
Entonces, tú dices: Esta bien, pero, yo no hago estas cosas, así que ¿cómo podría yo estar envuelto en esto, aun cuando soy Cristiano y más aún, cuando oro por la gente? Bueno, déjame darte un ejemplo de lo que yo hacía orando a través de los años: Yo tenía a una señora que me llamaba o texteaba muchas veces al día, casi todos los días, para que orara por su hijo que estaba en la prisión del estado, y que estaba condenado a 7 años por robo agravado. Ella me llamaba y decía por favor ora por mi hijo, que está enojado y maldiciéndome, o por favor ora y que se calme antes que cometa una estupidez o está deprimido o enojado con todo el mundo y cosas por el estilo. Entonces, yo oro por el para que tenga paz o por lo que sea que fuera apropiado, y al rato ella llamaría diciéndome que el la llamo, pidiéndole perdón y que él le pedía perdón y estaba muy calmado y amable o por lo que sea que yo había orado. Bueno, suena bien, ¿verdad? ¡Ya esto lleva por siete años! ¡Y les tengo que confesar que me ha desgastado! Día y noche, muchas veces al día; siempre él tiene un dilema.
Bueno, después de varios años, ya como que algo no me hacía sentir bien. No podía decir exactamente que era. Así que la próxima vez que ella llamo, no ore, no lo hice, y luego me sentí culpable, pero había algo que no me hacía sentir bien en torno a esto y no podía decir que era, así que me metí con el Espíritu Santo y se lo entregue a Él. Le dije al Señor que algo andaba mal, que estaba cansada de orar por alguien y sus acciones todo el tiempo, y que esto ya me molestaba (yo pensaba que este hombre de 33 años tenía que crecer y que su mama necesitaba dejar de tratar de controlarlo). Ahí fue cuando el Espíritu Santo me dijo que mis oraciones eran oraciones controladas y que no orara por ellos más. Así que deje de orar por ellos, porque cuando oramos para controlar, esforzar o cambiar la conducta de alguien, cae bajo el espíritu de hechicería (solo que al momento no lo sabía, sino hasta ahora).
Por ende, la Biblia nos habla más en torno a la hechicería, adivinación y la magia. En Hechos 8:9-11 (corrección nuestra) dice que Simón HECHIZABA a los ciudadanos de Samaria usando la magia, es decir, los controlaba y dominaba.  
9 Y cierto hombre llamado Simón, hacía tiempo que estaba ejerciendo la magia en la ciudad y asombrando a la gente de Samaria, pretendiendo ser un gran personaje; 10 y todos, desde el menor hasta el mayor, le prestaban atención, diciendo: Este es el que se llama el Gran Poder de Dios.
Ahora miremos lo que pasa luego: En los verso 12-13 Felipe predicaba las cosas concernientes al reino de Dios y el nombre de Jesús, y eran bautizados, ¡al nivel que aun Simón creyó y se bautizó! Ahora, ¿lo ves? ¿Ves lo que el poder de la predicación del evangelio hace? ¡Rompe el poder del mal en tu vida! Tiene que hacerlo, porque de lo contrario, ¡no hubiesen creído! La gente también vieron milagros, señales y prodigios también (verso 13), la demostración del poder de Dios con la predicación del evangelio, ¡el cual es poder también! (Romanos 1:16).
Ahora, lo que vemos aquí es que la magia ya había afectado a la gente tomando control sobre ellos, y aun así, ¡estamos orando igual! Como yo oraba Señor, tal o cual persona están tomando todo el tiempo, y tengo miedo que se esté tornado en un alcohólico, ¡así que te pido que les hagas parar, gracias Jesús! Así que sí, yo oraba así, y eso es una oración de control, hasta que tuve revelación en torno a cómo orar de acuerdo a la Palabra de Dios en torno a ellos. Entonces mi oración cambio a Señor, Tu Palabra dice que te puedo pedir lo que sea en el nombre de Jesús y que Tu lo harás, así que en el nombre de Jesús, te pido que rompas esa adicción de alcohol de tal o cual persona, en el nombre de Jesús, gracias, ¡amen!
Nuestras oraciones tienen que cambiar. Tenemos que orar por la Palabra de Dios sobre nuestras familias, amigos y situaciones, porque el poder está en la Palabra de Dios. Como dice Isaías 55:11:
Así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo,
y logrado 
el propósito para el cual la envié.

¡La Palabra de Dios funciona, así que arrepintámonos de esas “oraciones controladoras”, reprendamos y expulsemos lo que este sobre nosotros que no agrade a Dios, y comencemos a orar por la Palabra de Dios, ya que funciona! Solo busca en la concordancia de tu Biblia por los temas y tópicos con los veros en torno a cómo puedes orar. Espero haber explicado esto lo suficiente para hacer la diferencia.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL MATRIMONIO: C. Bolivar


 Saben algo, normalmente y siempre que tenemos problemas en el hogar y siempre que llega el fatídico día en que ya no damos mas con tanto problema; normalmente pronunciamos aquella frasecita; DIVORCIO= REPUDIO.
Sin ahondar en el tema que genera división en muchos teólogos, que si se puede y que no se puede; ALGO QUE EN ESTA OCASIÓN NO VAMOS A TRATAR.

Simplemente, todos al llegar a esta situación, donde entran abogados, donde todo mundo se pregunta ¿Qué paso? Y los más allegados tanto familiares y amigos oyen los comentarios de cada uno de los conyugues en separación con sus argumentos y muy valederos, según su propia opinión (ella me fue infiel; él me fue infiel – Ella o el es muy celosa – él o ella era muy irresponsable etc.)
Cada uno culpa al otro, cada uno esgrime sus propios argumentos, algunos hasta exageran para hacer quedar mal al otro, siempre salen a relucir los trapitos al sol y aun vemos por este medio a algunos rajar muy fuerte de su ex conyugue, juzgando, señalando y murmurando.
Pero saben algo mis amigos; esta no es la causa de los divorcios ni de los problemas en los hogares; aunque tengan la razón suena paradójico que todos y digo todos estamos totalmente equivocados cuando le echamos la culpa al conyugue por los problemas y la separación.
¿Por qué? Porque el diseñador o el gestor del matrimonio, quien es Dios mismo (Génesis 2; 18. Y dijo Jehová Dios: NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTE SOLO; Le hare ayuda idónea para él).
ESTABLECIO PRINCIPIOS; para que los matrimonios funcionen y aun a pesar de las circunstancias o dificultades cotidianas, CONVIVAN EN ARMONIA; PRINCIPIOS QUE SI NO SE CUMPLEN LLEVAN A LOS INTEGRANTES DE HOGAR A SUFRIR, CUYOS RESULTADO ES EL DIVORCIO= PROBLEMAS; y no por los argumentos que comúnmente decimos; EL O ELLA es el culpable; SINO POR VIOLAR PRINCIPIOS BIBLICOS.
VAMOS A OBSERVAR 7 DE ELLOS, QUE AUN NOS SERVIRAN PARA EVALUARNOS O REEVALUAR NUESTRA RELACION MATRIMONIAL SI ESTAMOS BAJO LOS PRINCIPIOS BIBLICOS O NO;PARA CORREGIR NUESTRO CAMINO ANTES DE QUE NUESTRO HOGAR SE ACABE y también nos servirá para evaluar el porque me divorcie; si la culpa fue de ella o de él, o realmente mía por violar principios bíblicos, que si los hubiésemos cumplido nuestra vida sería distinta.
1- EL HOGAR DEBE DEPENDER DE DIOS : La pareja debe oír instrucciones a diario de Dios se deben hacer devocionales a diario juntos, no en forma individual.(Génesis 2;18)
2- DEBE EXISTIR COMPAÑERISMO: La pareja debe desarrollar actividades juntos a diario la pareja debe ayudarse mutuamente y aun debe saber cuál es el propósito por el cual se unieron, debe existir amistad entre los conyugues y no solo con los de afuera. (Proverbios 2; 17 –Malaquías 2; 14).
3- DEBE EXISTIR EXCLUSIVIDAD: Una sola carne; el es mío y ella es mía, no se convive ni con la familia, ni con los padres; debe existir independencia. Y sobre todo tener conciencia que cada uno le pertenece al otro. (Génesis 2; 23 y 24).
4- PRINCIPIO DE PERMANENCIA: Se debe tener conciencia que el matrimonio debe ser un pacto inviolable ante Dios; no debe existir en el hogar deslealtad para cada uno, cada uno debe generar confianza en el conyugue que este pacto será para siempre.(Mateo 19;6)
5- PRINCIPIO DE UNIDAD: En el hogar no deben ser dos sino UNO; deben existir propósitos, metas, sueños, lucha y sobre todo las decisiones deben ser de mutuo consentimiento, ninguno debe imponerse ante el otro, cada uno debe vivir para agradar a su conyugue y cada uno debe ceder cuando toque ceder y complacer a su conyugue.(Génesis 2;24)
6- PRINCIPIO DE SINCERIDAD: Este principio refleja que los dos deben ser transparentes, debe existir mutua confianza; no deben existir secretos; eso quiere decir que no deben existir claves en los celulares, ni en el facebok, ni en los correos electrónicos, cada uno puede y debe poder tener acceso a toda la información, confianza total.(Génesis 2;25)
7- PRINCIPIO DE APALANCAMIENTO FINANCIERO: Una sola economía, eso no quiere decir que se deban controlar sus dineros, pero si debe existir una economía planeada, programada donde los dos aportan para el crecimiento financiero. y en caso de necesidad el uno levanta o apalanca al otro.(Eclesiastés 9 al 12)
Por último mis amados hermanos en Jesucristo, Miremos que dice el GRAN YO SOY en este hermoso verso en Deuteronomio 5;29:
¡Quien diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!.
DESPUES DE ESTUDIAR ESTOS PRINCIPIOS YA SUPE EL PORQUE LOS DIVORCIOS Y LA VERDAD; TODO LO QUE DECIMOS DEL CONYUGUE SON SIMPLE ARGUMENTOS HUMANOS PARA JUSTIFICARNOS CUANDO EN REALIDAD, LOS PROBLEMAS SE PRESENTAN POR VIOLAR PRINCIPIOS BIBLICOS, DEJADOS POR EL DISEÑADOR Y GESTOR DE LOS MATIMONIOS EL CUAL ES Y DEBE SER ENTRE HOMBRE Y MUJER COMO LO ESTABLECIO EL GRAN YO SOY.
Por último mis amigos; todos sin excepción debemos reconocer que necesitamos de la ayuda divina, y pedir que el Espíritu Santo moldee nuestro corazón, para que le temamos y guardemos su bendita palabra todos los días de nuestra vida, en el bendito nombre de nuestro señor Jesucristo, amen.
(Josué 1; 8)Nunca se apartara de tu boca este libro de la ley(Bendita palabra), Sino que de día y de noche meditaras en el, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien, aleluya Gloria a Dios.

Pastores Carlos Bolivar. Jennifer Orjuela
Ministerio Cara A Cara Con Jesucristo
Colombia

miércoles, 19 de julio de 2017

Palabra Profetica: Tiempo de Corona de Justicia-2a Timoteo 4:8...



2 Timoteo 4:8

La Biblia de las Américas (LBLA)

En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida[a].

IMPARTICION MAPDP 7/18/2017: ES ORANDO...

viernes, 14 de julio de 2017

Imparticion especial 7/13/2017: De vuelta a las casas; de vuelta al modelo original (Hechos 2:46)...




Hechos 3:20-21:
Y El envíe a Jesús, el Cristo1 designado de antemano para vosotros,
A quien el cielo debe recibir hasta el día de la restauración de todas las cosas, acerca de lo cual Dios habló por boca de sus santos profetas desde tiempos antiguos.
Uno de los versos que establece que algo iba a pasar cuando la 2ª Venida de Cristo estuviese a punto de pasar, aleluya, es que iba a haber una restauración de todas las cosas. Definido del griego apokatastasis (ἀποκατάστασιςG605), de apo, de vuelta, de nuevo, katistemi, poner en orden. Es decir, volver a un estado original que había sido desorganizado. Y esto esta hablando en torno al estado de la iglesia. Por eso es que para que la 2ª Venida de Nuestro Señor Jesucristo ocurra tenía que algo ser dañado para ser luego restaurado. El modelo dañado fue el modelo iglesia, es decir, la iglesia se corrompió, y las cosas que la iglesia hacia se corrompieron. Veamos algunas de ellas:
1.      Entro el cesacionismo en acción luego del siglo III: Para el año 272 más o menos había aun dones moviéndose en la iglesia. La Didache nos habla en torno a como identificar a un apóstol o a un profeta, y eso es algo que se escribió luego de la muerte del apóstol Juan, para principios del siglo II. Es decir, la iglesia dejo de moverse en los dones y los ministerios.
2.      La Santa Cena sacada de las casas: Se prohíbe a la iglesia primitiva reunirse en las casas y se establece que se reúnan solo en el templo. Ahí entra la paganización de la Santa Cena y se torna en lo que se conoce como la misa moderna.
3.      La Adoración baja su nivel: El mismo sacerdote de la iglesia paganizada empieza a dar la celebración de espaldas al pueblo, es decir, el pueblo era prácticamente excluido.
4.      Los diezmos y las ofrendas se comienzan a usar para la vida opulenta de la iglesia paganizada y sus ministros.
5.      Se comienza a cobrar por la salvación de las personas, es decir, se torna la salvación en salvación por obras.
Es decir, el modelo original se dañó. Pero hemos notado como todo esta siendo restaurado poco a poco, desde la Reforma Protestante comenzada por Martín Lutero y otros. Se restaura la salvación por gracia y la justificación por fe que son doctrinas esenciales cristianas, Calvino es usado para restaurar los ministerios del pastor y del maestro así como la esencialidad de Dios en el plan de salvación, luego Fox es usado para comenzar a restaurar el ministerio de la mujer y las iglesias en las casas, algo que siguió con Wesley y los Clubes Santos en los anales del metodismo y Wesley y su hermano Carlos comienzan a restaurar adoración y Wesley también a restaurar la parte esencial del hombre en el plan de salvación, luego Finney es usado para restaurar el ministerio del evangelista, Spurgeon para la restauración de la obra social, luego Fox Parham, Seymour, John G. Lake, Maria Woodworth y otros para la restauración de los dones, hasta hoy día para restaurar los ministerios del profeta y el apóstol así como los principios de guerra espiritual y adoración a plenitud en la iglesia, el principio de iglesias en las casas como fundamento de la congregación, una prosperidad balanceada y otros mas. Es decir, algo esta siendo restaurado.

Hechos 2:46
Día tras día continuaban unánimes en el templo y partiendo el pan en los hogares, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,
La iglesia cristiana nació con 120 personas que oraban en el aposento alto. El día de Pentecostés 3,000 personas se convirtieron al evangelio. En un solo día la iglesia multiplicó su membresía 25 veces. Y en la proxima ocasion, se convirtieron 5000 mas, lo que causo una nueva multiplicacion en 26 veces en el tamaño que tenian anteriormente.
¿Cómo hicieron los Apóstoles para atender a tantas personas? La iglesia no tenía un local a donde ir. Al contrario, eran considerados como una secta y tenian que estar buscando lugar donde reunirse a escondidas. Si solamente los Apóstoles bautizaron eso significa que cada uno de ellos tuvo que bautizar en un solo día un promedio de 250 nuevos conversos. Pero, al fin y al cabo el bautismo es algo que se hace una vez en la vida. Pero, ¿cómo hacer para atender, dar seguimiento y discipular a cada una de esas personas?
La única alternativa para los Apóstoles fue distribuir a los nuevos conversos entre los ciento veinte que oraban en el aposento alto. Ellos llegaron a ser los primeros “líderes” de células. De entre ellos es posible que hayan salido los primeros lideres de las primeras iglesias caseras. La Iglesia del Nuevo Testamento comenzó teniendo dos tipos de reuniones. Las reuniones en LAS CASAS y las reuniones en EL TEMPLO (Hechos 2:46).
¿A qué se refiere la Biblia cuando dice que los cristianos se reunían en el templo? Se refiere al templo judío el cual no era un local para recibir personas. Era un edificio relativamente pequeño diseñado para impedir el acceso a las personas. Solamente el sumo sacerdote podía entrar una vez al año.
Los cristianos se reunían en el patio del templo, no dentro del templo. No había en Jerusalén otro lugar donde se pudiera dar cabida a tantas personas. Además, por ser un lugar público, era adecuado para la presentación del mensaje de salvación.
Resumiendo. La Iglesia del Nuevo Testamento tenía dos tipos de reuniones:
La celebración: Que se realizaba en lugares públicos. Era una reunión masiva de los cristianos.
Las reuniones en las casas: Era lo que hoy llamamos células. Era una reunión de un grupo pequeño.
Las iglesias celulares alrededor del mundo tienen sus celebraciones en sus auditorios y las reuniones en las casas.
Dado que la Iglesia del Nuevo Testamento no tuvo locales para el culto cristiano acostumbraba reunirse en las casas de los creyentes (Hechos 12:12; Romanos 16:3-5; Colosenses 4:15; Filemón 2).
La clave del crecimiento en la Iglesia del Nuevo Testamento es que sabía equilibrar sus reuniones grandes y pequeñas, la celebración y las células. Actualmente, las iglesias más numerosas y de mayor crecimiento en el mundo son todas iglesias celulares y todas dan énfasis a ambas reuniones.

LA PREDICACION A LOS GENTILES COMENZO EN UNA CELULA:
Hechos 10:27 Y conversando con él (refiriendose a Cornelio), entró y encontro mucha gente reunida.
Es curioso, pero cuando el Apostol Pedro llego a casa de Cornelio, este habia juntado a mucha gente para que escuchara su mensaje. Pero, lo que hay que notar aqui es que estaban reunidos en casa de Cornelio y no en otro lugar. Esto denota 2 cosas:
1. Que el evangelio se llevo a los gentiles en casa de alguien.
2. Que el principio celular se establecio desde los comienzos de la Iglesia Primitiva debido a este suceso.
En casa de Cornelio, mientras Pedro predicaba, el Espiritu Santo cayo sobre TODOS los que estaban alli reunidos-verso 44, aun sin haber aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador. Es curioso, pero en las celulas tambien se debe manifestar el Poder y la Uncion del Espiritu Santo. Pero el evangelio llego a nosotros, los gentiles, a traves de una celula.
Quiera Dios que tengamos muchos Cornelios en nuestras iglesias para que el evangelio llegue a todos los que ellos inviten a sus reuniones celulares.

EJEMPLOS DE IGLESIAS CASERAS U HOGARES QUE SE USABAN PARA ADORAR EN EL NUEVO TESTAMENTO

La casa de Aquila y Priscila (Hech. 18:2-4, Romanos 16:3-5): Judíos, exilados políticos, del mismo oficio de Pablo. La casa sirve de base para la predicación de Pablo en las sinagogas los días de reposo, y como iglesia casera el resto del tiempo.
La casa de Tito Justo (Hech. 18:7): Hogar de un pagano pero temeroso de Dios, simpatizante de los judíos. Un hogar extraordinariamente estratégico ya que era amigo de judíos y vecino de la sinagoga.
La casa de Crispo (Hech. 18:8): Se convierte a través del testimonio de Pablo en la casa de Tito Justo. Toda su casa se bautiza. La evangelización procede desde allí hacia los corintios basada en las relaciones, vecinos, contactos de negocios. La predicación es con el fin de llevarles a tomar las decisiones personales de conversión, pero los invitados son amigos y conocidos.
La casa de Febe (Romanos 16:1): Se supone que provenía de la esclavitud pero que se había liberado y adquirido posesiones, sirviendo de anfitriona en su casa en Cencrea a 7 km del centro de Corinto. Los miembros de esta iglesia casera provenían de las clases sociales más bajas: obreros portuarios, marineros, esclavos, exprostitutas, etc.
La casa Erasto (Romanos 16:23 y Hechos 19:22): El tesorero de la ciudad de Corinto, un funcionario importante. Uno de los líderes principales de la iglesia de Corinto. Se cree dirigía una iglesia casera también.
La casa de Estéfanas (1 Cor 16:15): Un creyente de extraordinaria fe y determinación que constituyó junto con el resto de su casa los primeros frutos del evangelio en su región, y que seguramente desarrolló una iglesia casera donde estaban incluídos Fortunato y Acaico.
La casa de Gayo (1 Cor 1:14; Rom 16:23): Fruto de la predicación de Pablo, junto con Crispo los únicos bautizados por él en Corinto. Era un noble caballero que facilitaba su inmensa casa para que toda la iglesia de Corinto se congregara en ocasiones especiales (Pascua y Pentecostés).

SE PIERDE UN MODELO:
Aun los cristianos imitan la arquitectura de los templos y construyen grandes edificios para orar, cosa que podrían hacer en sus casas, pues es sabido que el Señor oye donde sea.
Palabras de un crítico del cristianismo en los años finales del siglo III
En el año 312, con la institucionalización del cristianismo, la Iglesia comenzó a perder su equilibrio entre la celebración y la célula. La Iglesia dejó de reunirse como comunidad de Cristo en las casas para edificar locales dedicados al culto cristiano. Estos locales se convirtieron posteriormente en las grandes catedrales. La Iglesia perdió su énfasis en el trabajo de todos los creyentes y se lo dejó solamente a los “sacerdotes”.
En el 312 DC Eusebio bendijo la iglesia de Tiro, en su sermón consagró el centro del edificio como el altar sagrado... cincuenta años después el Sínodo de Laodicea prohibió la celebración de la cena del Señor en las casas...
Curioso tambien, pero ya para mas o menos el año 275 se estaban deteniendo reportes de milagros y prodigios en la Iglesia de esa epoca.
¿Curiosidad? No creo, puesto la frialdad a la cual la iglesia estaba llegando era una a la cual eventualmente les llevaria a la paganizacion de esta por algunos 12 siglos.

UN COMIENZO A LA RESTAURACION
En 1517 Martín Lutero impulsó la Reforma con lo cual logró una transformación en la teología pero dejando intacta la estructura de la Iglesia. Posteriormente los Anabautistas añadieron a la transformación teológica la transformación de las estructuras eclesiales.
Perseguidos por Católicos y Protestantes los Anabautistas volvieron a reunirse en grupos pequeños. Más tarde los Puritanos siguieron la tradición de reunirse en grupos pequeños.
En 1738, inspirado por los Moravos y en parte por la enseñanza directa de Lavatier en Francia, Juan Wesley comenzó a organizar sus “clubes santos”. Estos eran grupos pequeños donde los creyentes se reunían para orar, estudiar la Biblia y animarse unos a otros. Para Wesley las conversiones sin asistir a un grupo pequeño no valían mucho.
Al final de su vida Wesley había logrado abrir 10,000 células con una asistencia promedio de 100,000 personas.
DECLARACION DE WESLEY EN TORNO A LOS CLUBES SANTOS

El formato de Wesley: Axholm, Liconlnshire-Inglaterra, 1701

1. Cada semana a la hora establecida, cuando dos, tres o más se reunan para estas intenciones. Primero orar a Dios; segundo, leer las Sagradas Escrituras y discurrir sobre cuestiones religiosas para la edificación mutua; y tercero, considerar la edificación de nuestro vecino, y promoverla.
2. Los que se reunan, tienen, por encima de todo, que buscar la salvación de su vecino, haciéndose cristianos, no sólo en nombre sino en obras. No sea que pretendan sacar la paja del ojo de los demás, sin ver la viga en el suyo propio.
3. Por esta razón no admitan a cualquiera, sino que el que desee pertenecer a la Sociedad lo haga con el consentimiento de todos; por lo que su fe debe ser conocida por todos, no sea que un poco de levadura leude toda la masa. Puesto que así pueden estar seguros que todo marchará bien, cuando sean de una misma mente, afirmándose sin dudas que es Emanuel el que mora por fe, en el poder de Dios, en el corazón de cada uno como su templo.

4. No deben dejar que el número crezca demasiado, pues si no este diseño religioso se caería por su propio peso o se entorpecería. Por lo tanto, cuando lleguen a doce no admitan más en el grupo. Si Dios quisiera traer aún más, se separarán dos miembros del grupo para comenzar una nueva Sociedad y llevar adelante la edificación mutua de nuevo, hasta que esa llegue a doce y una nueva Sociedad tenga que ser iniciada otra vez.