miércoles, 16 de julio de 2014

¿QUIEN ES UN PADRE ESPIRITUAL?: Apostol/Pastora Becky Burga

Podríamos utilizar muchos conceptos para definir a un padre, sin embargo lo definiremos diciendo que un padre es:
1. FUENTE DE:
a. De amor
Ser amado es una de las necesidades mas grandes que los seres humanos experimentamos. Los padres espirituales son fuente de amor, del amor del Padre Celestial, ya que el amor de cualquier padre espiritual solamente es un pálido reflejo del amor de Dios.
“Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo”. (Filipenses 1:8)
b. De seguridad
Un padre es fuente de seguridad de su hijo, pues representa una figura de autoridad y de superioridad frente a los enemigos. Una tarea fundamental de un padre es proporcionar esta seguridad a sus hijos, al tratarlos con ternura, con amor, y enfrentar con valentía todo adversario que se levanta en contra de su hijos.
“Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos .Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios”. (1ª Tesalonicenses 2:7-9)
c. Alimentador
Nutrir para el crecimiento. El padre tiene alimento preparado, es “la mesa de la casa”. Por eso el hijo, aunque tenga muchas opciones de alimento, busca comer de la mesa del padre. El padre, debido a que conoce las necesidades de su hijo, sabe cual es el alimento necesario para el saludable crecimiento, qué dosis es la apropiada y cuando darle el alimento. Esto es parte del cuidado paternal. Solamente los verdaderos padres alimentan adecuadamente a sus hijos espirituales.
“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”. (1ª Pedro 2:2)
d. Sostén
Otra tarea de los padres es la de servir de sostén o soporte emocional, espiritual y aún en otras áreas a sus hijos. Una necesidad esencial de todo hijo es saber que tiene un padre al que puede acudir en momentos de necesidad o angustia. El padre se vuelve un apoyo importante para sus hijos, solamente saberlo cerca en los momentos de necesidad es mucho de lo que los hijos buscan.
e. Proveedor
Aunque los hijos hayan crecido, en términos generales, los padres siempre son buscados por los hijos en búsqueda de apoyo en momentos de necesidad, porque saben que los padres son fuente de recursos. Un padre es un proveedor de recursos materiales, pero también de recursos espirituales. Los padres pueden proveer visión, unción, dirección, consejo, etc. Hay momentos en los que incluso los padres pueden ser fuente de provisión de dinero para sus hijos espirituales.
Los atributos mencionados arriba describen varias características centrales de un padre espiritual. Sin embargo, podemos agregar otras características que describen ciertas funciones que ellos desarrollan:
f. Buscan multiplicarse en otros
Un deseo “natural” en los padres es reproducirse en los hijos, es decir transmitir lo que ha recibido del Señor, impulsando a sus hijos para que lleguen mas allá de donde ellos han llegado. Por eso los padres quieren que sus hijos sean una extensión de su ministerio y que tengan todavía mas de lo que ellos tienen. Una forma de multiplicarse es tener muchos hijos que reproduzcan su unción y llamado.
“…Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí.” (2º Reyes 2:9)
g. Transmiten vida
Los padres espirituales, al igual que los padres naturales, transmiten vida a sus hijos, la vida de Dios. Lo hacen al cubrirlos espiritualmente, al interceder por ellos, al imponerles manos, al entrenarlos en el ministerio, etc. La vida espiritual se transmite al engendrar los hijos, al dar a luz ministros, siervos de Dios.
h. Tienen un corazón tierno
“Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos”. (1ª Tesalonicenses 2:7-8)
En la iglesia del siglo XXI hay muchos maestros, pero pocos dispuestos a establecer relaciones de padres a hijos espirituales. Hay miles de tutores (tienen seguidores, creyentes), pero… ¿Quién es padre?

UN PADRE ESPIRITUAL SIEMPRE BUSCARA EL BIEN DE SUS HIJOS, LES DARA LO MEJOR DE LO MEJOR,LOS PREPARARA Y CAPACITARA PARA LA VIDA, Y AUNQUE SE VAYAN DE SU LADO EL SIEMPRE ESTARA PENDIENTE DE ELLOS.
RECIBAN MILES DE BENDICIONES EN ESTE DIA.
PASTORA BETSY BURGA