lunes, 12 de septiembre de 2011

Cautivados por lo “profético”: Entendiendo el abuso en lo profético (Presbiterio MAPDP)


Jeremías 1:9-10:
Extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová:
«He puesto mis palabras en tu boca. Mira que te he puesto en este día
sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y destruir,
para arruinar y derribar, para edificar y plantar»
Romanos 12:6:
De manera que, teniendo diferentes dones según la gracia que nos es dada;
si es profecía, conforme a la medida de la fe;
Dedicado a todas las personas que, como nosotros, en algún momento de sus vidas han sido victimas de abusos por “profecías” manipuladas en la carne o falsas.
Experiencia por palabra profética dada a mi persona en torno a viaje y estadía de parte de “dios” en México:
Como parte del trato de Dios en mi vida, entendí en Mayo del 2009 que mi tiempo en Estados Unidos, mas específicamente, California, había terminado. En ese momento tenia comunicación con un ministerio que nos daba cobertura (que Dios les ilumine y no les permita caer en los mismos errores que cayeron una segunda vez y tenga mucha misericordia de ellos) y el 31 de mayo me llamo este varón y me da una palabra de parte de Dios que yo era la persona que iba para México para trabajar en la obra que ellos tenían allá y que si no iba el juicio de Dios me iba a caer encima. A mi esposa esto no le cuadró pero entendió y accedió a que yo me trasladará para allá, aunque con renuencia.
Como bueno hijo espiritual, obediente, tome mis maletas y me fui de California a México un viernes, 19 de junio de 2009 en la tarde, llegando a Somerton, Arizona el sábado 20 en la mañana, y fui ungido al ministerio apostólico por este varón y una gran sierva de Dios de California de apellido Royal cerca del mediodía. El 21 en la tarde me instalan como pastor allá en San Luis Río Colorado, en Sonora, al otro lado de frontera ya en México, pero de ahí en adelante, luego de yo llegar, en especial cuando Dios me comenzó a abrir puertas en otros lugares y se comenzó a derramar en Su Gloria, comenzaron los rechazos, las tiranías, y al mitad del camino, un lunes 17 de agosto, el abandono y el desecho de quienes eran nuestra cobertura o “padres espirituales” en un país el cual no era el mío o el que Dios me llamo.
Gracias a Dios que para ese tiempo tenia una ayuda del gobierno que en EEUU le llaman Seguro por Desempleo la cual era bastante buena en dinero por el tiempo trabajado en EEUU y por el salario que yo tenia en ese momento, y el 12 de octubre pude salir de México, aunque con un poco de tristeza porque le tomé mucho amor a esa nación y mas en especifico a esa ciudad en la frontera con Yuma, Arizona, y fui a mi Puerto Rico natal por 3 semanas y en Noviembre de 2009 salí para acá, donde radicamos y donde Dios me llamo desde el 1996 y hoy día ejercemos nuestro ministerio en la tierra que Dios nos llamo, la nación de mi esposa, Republica Dominicana.
Recordando esta experiencia como hoy (claro, sin rencor en el corazón, porque el perdón sana el corazón de la persona, aunque los recuerdos quedan ahí para uno no caer en lo mismo y para que le sirva de experiencia a otros) y me da con pensar: ¿Qué hubiera pasado conmigo si yo no tuviera finanzas para salir de allí, tomar un avión y venir para el país que Dios me había llamado desde un principio? ¿Dónde estuviera hoy día yo? ¿Qué hubiera sido de mi o nuestra vida juntos? ¿Qué hubiera sido de nuestro matrimonio?
Estas preguntas son validas cuando uno piensa en los acontecimientos que nos pasan en nuestras vidas, en nuestras experiencias en Cristo, y en nuestro trato con algunos hermanos y “hermanitos” en la fe, porque hay hijos, hay ovejas blancas y negras y también hay cabras en el rebaño del Señor.
Entendiendo el ministerio profético: Definición y Funcionamiento
A. Definición
Miren si lo profético es importante que es el único don mencionado en la lista de 1ª Corintios 12 y Romanos 12. Pero veamos por definición que es un profeta. Los términos para profeta y profetisa son Nabi, Nebiyah y Cho-zeh en el Antiguo Testamento y Profetes en el Nuevo Testamento. Esto es referido a una persona a la cual Dios le da visiones y sueños del futuro y le revela sus planes para el futuro. El termino Profeteia significa la proclamación de la mente y consejo de Dios. Es un ministerio itinerante, no está mucho en un sitio, aunque tiene una iglesia a la cual sujetarse (Dios no llama llaneros solitarios). En el Antiguo Testamento hay varios ejemplos y varios libros escritos por profetas, como Jeremías, Isaías, Daniel, Ezequiel y muchos más. Un ejemplo de una mujer profeta en el Antiguo Testamento es la jueza Débora (Jueces 4). Tres ejemplos neo-testamentarios después de Juan El Bautista son Agabo (Hechos 21:10), Bernabé (Hechos 13:1) y las hijas de Felipe (Hechos 21:9).
B. Funcionamiento del ministerio y del don de profecía: (Jeremías 1:10):
El ministerio profético y el don de profecía edifican, exhortan y consuelan al pueblo de Dios (1ª Corintios 14:3), es decir, llaman al pecado pecado pero dicen cómo salir de este. Todos los libros proféticos del Antiguo Testamento denotan que había advertencia de juicio pero siempre al final traían consuelo para traer restauración. Edificar en griego es oikodomé y en hebreo en hebreo es baná se refiere literalmente a hacer una estructura y todo lo relacionado con el oficio de la construcción de edificios. Exhortar en griego es paraklésis y significa acomodar. Consolar en griego es paramudsía y significa literalmente lo mismo, consolar. Esto nos explica que el ministerio profético y el don de profecía literalmente son para traer cimientos a la iglesia, ponerlo donde es y mostrar compasión por la cosecha recogida. Esto va completamente de acuerdo con lo que Dios mostró al profeta Jeremías en el 1:10 de su libro.
El llamado de Jeremías en su carta implica 6 verbos, 4 de destrucción (hablando los 2 primeros nos hablan en torno a la vida en un terreno y los otros 2 verbos implican a edificios) y 2 de establecimiento:
1. Arrancar: Hebreo Natash y significa rasgar para separar.
2. Destruir: Hebreo Natats y es hacer morir la vida.
3. Arruinar: Hebreo Aw-bad y significa cuando se demuele un edificio, es decir, se saca de carrera.
4. Derribar: Hebreo Jarás y significa desmoronar.
Es decir, para preparar la llegada del reino de Dios hay que primero limpiar el terreno de la obra de Satanás y luego edificar los graneros para la cosecha de almas, y eso es lo que significan los próximos 2 verbos:
5. Edificar: Hebreo Baná y se relaciona en el hebreo con el oficio de albañilería.
6. Plantar: Hebreo Natá y se relaciona con golpear para afirmar y sembrar, es decir, fijar algo permanentemente en un lugar.
Esto muestra que Dios da la visión para que el ministerio profético traiga la visión para la implantación del reino de Dios, en torno a como hacer las cosas. Son los ingenieros y arquitectos, a quienes Dios da los planos y los diseños para la obra a ser hecha, para que luego los Apóstoles, los maestros constructores hagan los edificios.
El espíritu de Jezabel y otros espíritus que atacan lo profético:
Jezabel es la peor mujer de la Biblia, dicho por todos los comentaristas. Esta mujer era hija de Et-Baal, rey de Sidón, y fue esposa del Rey Acab, y juntos efectuaron el peor reinado en la historia del pueblo de Israel. Ella era una mujer inteligente, hermosa sin competencia y a la misma vez sabia tomar control de su marido usando esto. Ella era quien realmente tomaba las riendas del reino de Israel, fue quien implantó la adoración pagana a Baal y Astarot, la reina del cielo (Isis, Diana de los Efesios o Venus y hoy día conocida como “La Virgen María” de la iglesia tradicional pagana), que causo la sequía de 3 años y persiguió al Profeta Elías, hombre de Dios establecido para esa hora en la historia de Israel.
Pero hay una Jezabel que también muchos dejan fuera cuando se habla y es la mención en Apocalipsis en el mensaje a la iglesia de Tiatira:
Apocalipsis 2:20-21:
Pero tengo contra ti que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos para fornicar y para comer cosas sacrificadas a los ídolos. Yo le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación.
Aquí habla en torno a una mujer que alegaba ser profetisa también, que enseñaba a esa iglesia y traía falsa enseñanza en esa iglesia, enseñanzas contrarias a las enseñanzas apostólicas para ese tiempo (1ª Corintios 10:25-28). Es decir, era una falsa maestra y falsa profeta también.
Esto muestra algo en torno a este espíritu, y vamos a entender como este espíritu se mueve:
1. Este espíritu es atraído para atacar personas en el ministerio profético.
2. Suele presentarse mayormente en las profetas, pero también hay hombres profetas que pueden tener este espíritu.
3. Es difícil de detectar a principio, porque parecen ser personas que quieren trabajar en la iglesia, ungidas, amistosas para luego revelar su verdadero carácter.
4. Es un espíritu que manipula el pueblo de Dios (como una serpiente, entra calladamente y luego ataca, inyectando su veneno).
5. Comienzan presentándose como gente de mucha oración y luego comienzan a decir que no es necesario orar tanto ni ayunar tanto y que ellos se van a hacer cargo de este ministerio y que el resto de la iglesia no tiene que orar ya que ellos lo harán por ellos.
6. Es experta en socavar la autoridad de los líderes y traer rebeldía contra ellos.
7. Seduce a los siervos de Dios y les hace caer en pecado.
8. Persigue a los verdaderos profetas en la iglesia y cuando confrontado por estos, se pone a la defensiva y ataca a los que la confrontan con frases como “religiosos, fariseos” y otros epítetos no dignos a ser repetidos, a veces con palabras soeces.
Este espíritu es descubierto por medio de la guerra espiritual y la intercesión profética. Dios no hará nada sin revelarlo a sus siervos los profetas, y tenemos que creer en los verdaderos para que seamos prosperados (2ª Crónicas 2:20, Amos 3:7). El espíritu de Jezabel es derrumbado por medio de la unción profética verdadera y la unción apostólica porque el yugo del enemigo se pudrirá a causa de la unción (Isaías 10:27).
Los “profetas” del miedo: Noadías y el abuso en el ministerio profético (Nehemías 6:14):
El espíritu de Jezabel y otros han producido que muchos pastores quieran suprimir la unción profética, sea por medio del ministerio o por medio del don. Entendamos algo y es que el ministerio profético y el don de profecía no son la misma cosa. Una persona se puede tener el don de profecía pero no ser profeta, mas sin embargo el profeta tiene que tener el don de profecía para poder ser movido en esto, y se mueve en otros dones también.
Ahora bien, hay que entender algo y es el abuso, y el abuso esta presente en todos sitios. El espíritu de manipulación hace que la gente se sienta cohibida y controla a la gente de una manera que no les permite hacer nada, ni moverse ni nada en lo absoluto.
Este contexto de Nehemías 6 habla en torno a una persona, Semaías, que fue sobornado por los enemigos del pueblo de Dios y este le trato de dar una falsa expectativa de seguridad, pero Dios protegiendo a Su Siervo Nehemías, le hizo discernir que no era de Dios esta falsa expectativa (versos 10-13). Esta persona no era profeta verdadero, sino un falso. Este espíritu es el espíritu de Balaam, que sirve para dar falsas expectativas y permite ser sobornado (Números 22:5-24:25). Su fin fue uno de tragedia, ya que pereció a consecuencia de un juicio (31:8). Balaam es el espíritu que se movió en la iglesia de Pérgamo, y este espíritu trae engaño y tropiezo al pueblo de Dios. Este espíritu trae una falsa expectativa de victoria en el pueblo. Por esto vemos personas que salen de iglesias los domingos luego de darles un mensaje de “eres un campeón, eres un victorioso” y cuando salen a la calle, están igualitos a como entraron y los problemas aun están ahí. Este mensaje de falsa expectativa lo que ha traído son consecuencias funestas a la iglesia, porque no hay una verdadera base de la victoria en Cristo, que lo que esto significa es que aunque hayan problemas y hayan problemas podemos superarlos por medio de la sangre de Cristo y el poder del Espíritu Santo por la unción.
Pero ahora volvamos un momento a Nehemías. Nehemías habla de una mujer llamada Noadías y se le identifica como una profetisa de miedo. La palabra miedo en hebreo es yaré y esta significa amedrentar, entre otros significados. Este espíritu es completamente antagónico porque Dios no nos ha dado espíritu de temor ni cobardía, sino de poder, amor y dominio propio (2ª Timoteo 1:7).
Esto implica algo y es que muchos utilizan el ministerio profético para amedrentar. Dios cuando da una Palabra profética a través de un profeta no trae amedrentación sino paz. El Espíritu Santo no trae nada que es confusión; El nos guiara a toda verdad (Juan 16:13). Dios no infunde miedo, inclusive, El nos ha dado un libre albedrío, que aunque nos advierte para donde caminar y para donde ir, nosotros tenemos la opción de tomar la decisión favorable o desfavorable para nosotros. Dios no te va a poner una pistola en el pecho para obligarte a hacer nada, es tu decisión, y he visto profetas tratando de traer miedo a personas con supuestas palabras de parte de Dios en áreas como el matrimonio, mudanzas, noviazgos y otras áreas.
Veamos algunos casos por la Palabra de Dios en torno a abusos hechos de parte de algunos “profetas” o “profecías”:
1. Algunas personas han mandado a gente a divorciarse de sus cónyuges porque se “casaron” con la persona equivocada, cuando esto es algo antibíblico. La Biblia solo da permiso para 3 casos para divorciarse, y es por adulterio (1 de los cónyuges es infiel con alguien del sexo opuesto-Mateo 5:32), fornicación (1 de los cónyuges es infiel con alguien del mismo sexo o con una cosa, como bestialismo-Mateo 5:32), o porque el cónyuge no creyente se separa (1ª Corintios 7:15). Esto es un espíritu completamente antagónico y antibíblico y tal persona que ha hecho esto es un falso.
2. Los famosos “comités de disciplina” y diáconos de iglesias (si, esos mismos, los limpia-baños, servidores que se creen mas que pastores y solo están ahí para servir) que se reúnen para aprobar y desaprobar noviazgos, y hasta “profecías” hay para que novios rompan su noviazgo. Esto es un espíritu de error y fue profetizado a moverse en nuestros días en 1ª Timoteo 4:1-3 y se mueve en lo falso.
3. También “profecías” de personas para casarse con personas bajo amenazas de que si no lo haces, Dios te va a “juzgar” y cosas así. Este es el espíritu de Noadías moviéndose. Dios es Dios de paz, no de inquietud.
4. Falsos mensajes para que iglesias se separen por causa de cambio de visión, porque una iglesia ha abierto su corazón para alcanzar evangelísticamente a los perdidos y se ponen bíblicamente mas tolerantes en torno a temas de vestimenta y otros controversiales que han sido traídos sin base bíblica, para alcanzar a los perdidos, y ahí vienen los “profetas” a traer división y aun mandan a iglesias a dividirse. Este es el espíritu de Absalón, que trajo división al pueblo de Israel (2ª Samuel 15:1-12) y su fin fue muerte (2ª Samuel 18:9-17). Dios no divide ni resta, sino que suma y multiplica, amen.
5. La palabra santidad ha sido traída como significado de vestimenta y de una apariencia externa, la cual no es la verdadera santidad de Dios, y ha habido “revelaciones” en las cuales han visto mujeres yéndose al infierno saliendo de salones de belleza, luego de hacerse alisados, y aun simplemente cuando se ponen lápiz labial o un poco de polvo en la cara, y mas lejos aun, apenas poniéndose rolos en su cabeza para secarse los cabellos. Esto es el espíritu nicolaíta (Apocalipsis 2:15), el cual trae falsa doctrina al pueblo, y el de Leguino, que se mueve en el legalismo. La santidad es un estilo de vida, y nada tiene que ver con la vestimenta de una persona, sino con el estado de su corazón.
6. Ministerios sentados porque las personas que han sido llamados no le caen bien al alguien en la iglesia donde se congregan o por alguna otra razón. Esto es la influencia del espíritu jezabélico en muchos ministerios por que el espíritu jezabélico se levanta contra lo profético. Muchas personas les pesa que Dios use a gente en lo profético, y esto es debido a la influencia jezabélica en algunas iglesias. Este espíritu es echado fuera por la unción del Espíritu Santo y este espíritu tiene que ser desechado en las iglesias donde se manifiesta.
7. Pastores y Ministros manipulando al pueblo por medio de textos sacados fuera de contexto como “no toquéis a los ungidos” y otros similares para poder traer sus enseñanzas falsas. Esto no es de Dios por que el Rhema del Espíritu Santo es por la Palabra Escrita y si alguien añade o quita algo a la Palabra de Dios va a ser desechado (Apocalipsis 22:17-18).
Que hacer si he sido victima de “abuso profético”:
Entendamos algo y es que Dios se manifiesta con poder, paz y amor, pero no por medio de abusos ni por medio de manipulaciones. Y por ende, entendamos que así como Dios tiene Trigo en su terreno, la cizaña de cuela y estas personas que han abusado tienen cizaña en sus corazones.
Algunas recomendaciones para personas que han sido abusadas por personas que les han ministrado con falsas palabras proféticas:
1. Busque un ministerio que le ministren sanidad interior de inmediato. Es posible que su corazón haya sido dañado por esto. Su corazón tiene que ser sanado debido a que estas personas han sembrado daño y amargura en el. Y usted no será levantado como ministro sin tener paz en su corazón. Tenemos que estar sanos para poder ministrar (lea 1ª Timoteo 3 para que entienda mas en torno a los requisitos para ejercer en el ministerio).
2. Si es donde se congrega y le ministraron esto ahí, hable con sus pastores y explíqueles lo que pasa. Si no le hacen caso, salga de ahí corriendo y busque otra iglesia o ministerio ya que es muy posible que esa iglesia este controlada por alguno de estos espíritus. Ahora si le oyen, en confianza le puede comunicar a sus pastores en comunicarse con nosotros por email a ministerioapdp@gmail.com para ayudarle a desechar estos espíritus y guiarle en consejería, mentoría o de la manera posible para desechar esto.
3. Si usted es pastor y ha sido victima de esto, entienda que esto no viene de parte de Dios y que estos espíritus tienen que ser expulsados. No importa quien sea, usted ha sido la persona puesta de parte de Dios para guiar ese ministerio y si este espíritu se queda ahí, este va a traer destrucción a la iglesia que Dios le puso para cuidar.
4. Si usted ha sido usado por estos espíritus, pida perdón a Dios, si es posible pida perdón a las personas que usted ha ministrado falsamente y déle para adelante en el nombre de Jesús, luego de ser ministrado sanidad interior y liberación para que sea libre de estos espíritus (Isaías 61:1-3). Si el justo cayere 7 veces, 7 veces le levantara Dios (Proverbios 24:16).
El Trigo y la Cizaña crecen juntos pero Dios desecha todo lo antagónico por medio de unción apostólica y profética. Cuando la cizaña crece esta es descubierta porque crece por encima del tamaño del trigo normal, y no madura en el tiempo del trigo, es decir, se enaltece a si misma. ¡Saca la cizaña que ha sido sembrada en tu vida por medio de espíritus abusivos de estupor en el nombre de Jesús, amen! Dios no manipula ya que Su Yugo es liviano y Su Carga es ligera, amen (Mateo 11:29-30).